Las Estacas. Foto La Nueva España, BELMONTE