campos en julio, PEDRO MARTINEZ

(Julio de 2013)
Hay mucha belleza, mucha verdad y amor a nuestro alrededor, pero muy pocas veces nos tomamos las cosas con la suficiente calma para apreciarlos, como para darnos cuenta.
4. El maestro zen

“Érase una vez, durante una guerra civil en la época feudal, un pequeño poblado en el que vivía un maestro zen. Un día, llegó a ellos la noticia de que un temible general se dirigía en su dirección para invadir y tomar la zona. El día anterior a la llegada del ejército toda la aldea huyó, con la excepción del anciano maestro. Cuando llegó el general, tras encontrar la aldea prácticamente desierta y sabiendo de la existencia del anciano, ordenó que el maestro zen se personase...
Recuerda: Nada es para siempre y esto también pasará... y seguramente todos seremos entonces mejores personas, más agradecidos, más justos, más responsables, más solidarios..
Hay cosas que debemos dejar ir para poder encontrar la felicidad. En el momento en que aprendes a eliminar todo lo que no necesitas comenzarás a andar por la vida de otra manera, más feliz y más libre...
Te dirán que has cambiado... Mientras tú sonríes pensando que nunca te han conocido.