Flores. Josefina, PEDRO MARTINEZ

(7 de Agosto de 2010)
Doy más valor a dos manos que me abrazan en los momentos de tristeza... que mil manos aplaudiendo éxitos.
Muchas veces hay que hablar para que te escuchen, pero otras veces hay que callar para que te valoren.
Todas las personas que encontramos en la vida nos enseñan algo. Algunas, por ejemplo, a no ser como ellos.
Es una pena que los humanos no podamos intercambiar los problemas. Porque todos sabemos perfectamente... como resolver los de los demás.
seguro que a sido el cunpleaños de alguna pero yo no esteba
felicidades