Pueblos de España

BEAS DE SEGURA (Jaén)

Habitantes: 5.467  Altitud: 580 m.  Gentilicio: Beatenses 
Hoy amanece en BEAS DE SEGURA a las 06:41 y anochece a las 19:42
Nº fotos: 116  Nº mensajes: 1.389  Visitas / día: 83 

Información general sobre BEAS DE SEGURA:

Situación:

Es el municipio más habitado de la comarca de la Sierra de Segura y centro de influencia de los municipios limítrofes. Su territorio es de transición entre la campiña y la sierra, ya que las áreas de cultivo son mayoritarias y dedicadas al olivo principalmente, y las áreas al este son de montaña e incluidas en el parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. El olivar y su industria transformadora son la principal actividad económica del municipio, a la que se unen la ganadería, otros cultivos y el turismo ligado a los numerosos espacios de interés natural y rural.

Monumentos:

Iglesia Convento de Carmelitas Descalzas. Se conservan reliquias de Santa Teresa, y de San Juan de la Cruz.

Palacio de los Sandovales, siglo XV. En la fachada se encuentra un escudo de la villa.

Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Destaca la torre campanario de base cuadrada rematada en un pináculo de teja.

Yacimientos arqueológicos

Restos de la época Paleolítica.

Puente Mocho. Puente romano del siglo I a. C. Se han hallado restos de útiles del Paleolítico.

Fiestas:

FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ (24/01)

En Beas de Segura, se celebra la festividad de la Virgen de la Paz, patrona de la localidad, con una tradicional luminaria que se levanta en la puerta de la Casa Consistorial. En torno a ella, los asistentes, en un ambiente festivo, pasan una velada en la que no falta la "cuerva" (especie de sangría) que el Ayuntamiento les ofrece.

FIESTAS PATRONALES EN HONOR A SAN MARCOS (22/04)
Durante los días 22, 23, 24 y 25 de Abril se celebran en Beas de Segura las fiestas del Toro ensogado en honor a San Marcos. Estas fiestas gozan de gran acogida no solo entre los habitantes de Beas sino entre cualquier visitante y aficionado al mundo de la tauromaquia, no en vano están catalogadas como fiestas de Interés Turístico de Andalucía.
La actividad de correr el ganado bravo por las calles tiene antecedentes que se remontan a la Edad de Bronce, perdurando a lo largo de siglos y evolucionando a los distintos modo de festejos taurinos que se conocen en la actualidad, teniendo todos unos objetivos comunes de demostración de valentía y de superior inteligencia del hombre frente al animal que se ve dominado aunque siempre respetado y cuidado por la actitud humana.
A lo largo de la historia ha ido evolucionando la tradición pero sin perder la esencia y manteniendo los objetivos aludidos anteriormente.
El toro como protagonista indiscutible de la fiesta ha cambiado en cuanto a su procedencia ya que si hace unos años su origen era básicamente del ganado de labor domesticado y preparado para las funciones de labranza y tira de carretas hoy día como consecuencia de, por un lado, la modernización de la agricultura y, por otro, la aparición de unas leyes insolentes e irrespetuosas con la tradición y esencia de esta fiesta han dado lugar a que las reses corridas por las calles de Beas procedan fundamentalmente de ganaderías y no de los cortijos y parcelas del vecindario; siendo una reivindicación estamental por parte del pueblo soberano, del Ayuntamiento representante del pueblo y de la Hermandad de San Marcos como garante de la esencia de la tradición el hecho de que se permita correr ganado criado, domado y cuidado para tal fin y solo para ese fin por los vecinos de Beas. Esta aspiración es consustancial con la propia fiesta.
Tres de los cuatro días festivos son los que realmente se dedican a la suelta de ganado, el día 23 de abril se sueltan tradicionalmente reses jóvenes, con apenas un año de vida, sin casi cornamenta y cuyo fin es el disfrute de los adolescentes jóvenes donde encontramos el vivero de quienes luego serán, junto con el toro, coprotagonistas de la festividad. La tarde del dia 24 tiene lugar el famoso desencajonamiento de reses, llega la hora de la verdad, las reses traídas en camiones ya enmaromadas son soltadas en la explanada de San Marcos y corridas hasta los chiqueros donde se reserva el ganado de la forma mas exquisita posible hasta el amanecer del día grande, el 25 que a partir de las 7 de la mañana se van preparando, “cascando” y “aparejando” los toros, novillos y vacas para durante todo el día hacerlos correr por las calles del recinto con la finalidad del disfrute de los mozos, pudiéndose ver emocionantes y espectaculares lances, quiebros y pases que son reconocidos y aplaudidos por el público que se concentra en graderíos en los aledaños del recinto. Como toda fiesta bajo la advocación de algún santo tiene su solemnidad religiosa consistente en la celebración de la Santa Misa seguida de una multitudinaria procesión por el recorrido marcado en el recinto de suelta de reses sin, claro está, la presencia de estas.
La fiesta concluye con la retirada de los collares y aparejos de las reses y el enchiquerado delas mismas en la tarde noche del día 25 y todo finaliza el día 26 cuando las reses vuelven a ser embarcadas en los camiones y trasladadas al matadero para proceder a ser sacrificadas, cosa que, si contáramos con otra legislación mas acorde con nuestra tradición no sería así pues las reses volverían a su retiro campestre para seguir siendo mimadas y cuidadas hasta un nuevo año donde volverían a ser protagonistas de nuestra fiesta.
Hemos de resaltar que durante todos los espectáculos y mientras que las reses están entre nosotros son cuidadas hasta el mas mínimo detalle, respetando períodos de descanso, alimentadas e hidratadas por medio de piensos de la mayor variedad y cantidad sobradamente suficiente de agua.

SAN JUAN (24/06)

Esta fiesta, originada por el gremio de tejedores de lana, la organiza actualmente la Cofradía de San Juan y gira en torno a la verbena popular en la que se reparten sabrosos roscos de anís y mistela.

FERIAS EN HONOR A LA VIRGEN DE LA PAZ (17/09)

Actos religiosos en honor a la Virgen, concursos infantiles, actividades deportivas y actuaciones musicales se suceden durante todos los días que duran los festejos.

SEMANA SANTA

Hay procesiones desde Domingo Ramos hasta Domingo de Resureccion y la del Dia de Señor que consiste en que las calles se arreglan con hierbas verdes y con paradas, etc...

Costumbres:

Gastronomía

Embutidos. Platos serranos. Guisos de caza. gachas. andrajos. gachamiga. migas de pan y de harina. dulces como los: barrachuelos, roscos de vino, torrijas.

Historia:

Beas se encuentra en una zona estratégica ocupada por culturas y razas desde la más remota antigüedad, con poblamientos muy tempranos que se remontan a casi un millón de años (yacimiento Paleolítico de Puente Mocho).

Después, toda una serie de horizontes culturales se suceden: Neolítico, Bronce, Ibérico, destacando la romanización, consolidándose el núcleo urbano de Beas, de la que quedan abundantes manifestaciones («villas», puentes, calzadas).

Tras un periodo Islámico esplendoroso (Vvees) en tiempos de Ab-derramán III y los reinos Taifas se convirtió en uno de los centros más importantes del distrito de Al-Buxarra y Elvira.

La incorporación a la Corona de Castilla se produce entre 1224 y 1227, al ser conquistada por tropas de Fernando III, asistido por su Canciller Don Juán, Obispo de Osma, al que concede el castillo y la villa de Beas.

Poco después, en 1239, el Canciller Don Juán permuta con la Orden de Santiago la Villa de Beas, concediéndole sucesivamente fueros y privilegios (Carta Puebla, Escudo de Armas, Término «apartado») y sobre todo el título de Villa el 3 de diciembre.

En 1750, el Consejo de Ordenes Militares manda que sea derribada la muralla de la frontera de Beas (Villa Vieja) y el Fuerte de cuatro torres almenadas que estaba adosado.

Durante la Guerra de la Independencia el pueblo fue incendiado siete veces consecutivas, provocando un desastre patrimonial ardiendo los archivos Real y Eclesiástico y asolando los edificios representativos: Las Casas Consistoriales, de la Encomienda, la Iglesia Mayor de Santa María de Gracia (s. XIV), los conventos Franciscanos y Clarisas, las ermitas de San Juan, San Agustín, San Sebastián, Santa Clara y Rufina, etc.

En Beas se encuentra la primera fundación de Santa Teresa de Jesús en Andalucía en 1575, el Convento de Carmelitas Descalzas de San José del Salvador. La Santa, al llegar a Beas, no pudo más que escribir: «Dijéronme grandes bienes de la tierra, y con razón, que es muy deleitosa y de buen temple». Los costes del convento fueron sufragados por Catalina y María Godinez y Sandoval, naturales de Beas y profesas de la Orden.

Beas se encuentra en una zona estratégica ocupada por culturas y razas desde la más remota antigüedad, con poblamientos muy tempranos que se remontan a casi un millón de años (yacimiento Paleolítico de Puente Mocho). Después, toda una serie de horizontes culturales se suceden: Neolítico, Bronce, Ibérico, destacando la romanización, consolidándose el núcleo urbano de Beas, de la que quedan abundantes manifestaciones («villas», puentes, calzadas). Tras un periodo Islámico esplendoroso en tiempos de Ab-derramán III y los reinos Taifas se convirtió en uno de los centros más importantes del distrito de Al-Buxarra y Elvira. La incorporación a la Corona de Castilla se produce entre 1224 y 1227, al ser conquistada por tropas de Fernando III, asistido por su Canciller Don Juán, Obispo de Osma, al que concede el castillo y la villa de Beas. Poco después, en 1239, el Canciller Don Juán permuta con la Orden de Santiago la Villa de Beas, concediéndole sucesivamente fueros y privilegios (Carta Puebla, Escudo de Armas, Término «apartado») y sobre todo el título de Villa el 3 de diciembre. En 1750, el Consejo de Ordenes Militares manda que sea derribada la muralla de la frontera de Beas (Villa Vieja) y el Fuerte de cuatro torres almenadas que estaba adosado. Durante la Guerra de la Independencia el pueblo fue incendiado siete veces consecutivas, provocando un desastre patrimonial ardiendo los archivos Real y Eclesiástico y asolando los edificios representativos: Las Casas Consistoriales, de la Encomienda, la Iglesia Mayor de Santa María de Gracia (s. XIV), los conventos Franciscanos y Clarisas, las ermitas de San Juan, San Agustín, San Sebastián, Santa Clara y Rufina, etc. En Beas se encuentra la primera fundación de Santa Teresa de Jesús en Andalucía en 1575, el Convento de Carmelitas Descalzas de San José del Salvador. La Santa, al llegar a Beas, no pudo más que escribir: «Dijéronme grandes bienes de la tierra, y con razón, que es muy deleitosa y de buen temple». Los costes del convento fueron sufragados por Catalina y María Godinez y Sandoval, naturales de Beas y profesas de la Orden. El olivar y su industria transformadora son la principal actividad económica del municipio, a la que se unen la ganadería, otros cultivos y el turismo ligado a los numerosos espacios de interés natural y rural.
En 1975 obtuvo el Primer Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos de España, siendo su alcalde D. Manuel Ardoy Medina.

Turismo:

El Municipio de Beas está integrado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas en la provincia de Jaén. Sus características geográficas y culturales lo han dotado de unas cualidades y peculiaridades que lo hacen interesante y distinto, lo que ha favorecido su imagen de cara al turismo. El Ayuntamiento de Beas de Segura está realizando un desarrollo del turismo rural en la región.

Así, se ha puesto en funcionamiento el Camping de Cañada Catenaasí como Complejos Turísticos equipados con toda serie de detalles, además de la reciente inauguración de un Hotel con magníficas instalacionese. Sin olvidarnos de los alojamientos rurales que han comenzado a funcionar por todos los alrededores.

El visitante podrá comprobar que ha llegado al lugar adecuado. La oferta es amplia en todo lo relativo al turismo: además de alojamientos rurales, un hotel, un camping y unos apartamentos turísticos muy bien dotados, existen hospederías, cabañas de madera, numerosas instalaciones deportivas y espacios recreativos, una gastronomía interesante y un mercadillo de artesanía popular y productos ecológicos (BioSegura). Si llega con ganas de moverse, puede adentrarse en el medio natural, y también practicar senderismo o hacer excursiones en bicicleta. La Oficina de Información Turística se ocupará de aportarle la información que necesite.

Camping de Cañada Catena: El Camping de Cañada Catena es mucho más. Es un espacio turístico-recreativo abierto al público durante todo el año. Situado en un magnífico entorno natural, el paraje donde se encuentra es un lugar en el que se puede disfrutar de un contacto pleno con la naturaleza.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de BEAS DE SEGURA