Pueblos de España


Mensajes de CHELVA (Valencia) enviados por Hito de La Peña Amaya:

HISTORIA. Chelva, que algunos de aquellos a quienes el Mariana dice, no ser dado entrar en la oscuridad de nuestras antigüedades, juzgaron ser la Intibili, que juega en la España romana, y que por su corta distancia de Tortosa no puede ser equivocada con esta v.; se cree con bastante razón no haber sido en tiempo de los romanos más que una selva de pinos perteneciente a los dammanitanos, nombrados por Punió en el convento jurídico cesaraugustano, y provenirla de aquí el nombre Chelva, hecho del latino silva a la pronunciación de los árabes, por quienes hubo de ser poblada. De ella se apoderaron los cristianos en 1238. Se la amplificó por merced del rey D. Jaime en 1251. Volvió a poder de los sarracenos, y la reconquistó D. Juan Alonso de Xerica. Fué hecha cabeza de vizcondado por el rey D. Juan I de Aragón, concediéndola a D. Pedro Ladrón de Villanova, año 1390; más tarde paró en dominio de los duques de Villahermosa. En esta v. que nos ocupa se concertaron el rey de Aragón y su hermano el infante D. Enrique, año 1429, para hacer guerra a Castilla. Mariana creyó haberse celebrado en Teruel esta junta. Los agermanados de Valencia entraron en Chelva para vengar la muerte de uno de sus correligionarios, dispuesta por el vizconde de esta v.; se retiraron después de haber quemado su casa. En la última guerra civil tuvo que padecer bastante del choque de los partidos. Cabrera entró en ella en setiembre de 1835. Permaneció en poder de los carlistas hasta que dominada por las tropas de la reina, a fines de 1836, se construyó una fortificación en ella. Fué atacada á 1de febrero de 1837, pero no consiguieron tomarla. Más tarde la dominaron los caudillos carlistas Tallada y Esperanza, y la abandonaron en 26 de abril de dicho año, amenazados por la aproximación de las tropas del general Oraa. Fortificáronla los carlistas por orden de Cabrera en 1839, y trasladaron a ella el hospital que tenían en Alpuente. Arévalo, con un batallón y una compañía de tiradores de a caballo, quedó encargado de su defensa; y la evacuó, siguiendo a Cabrera y de su orden, en setiembre del mismo año.
* Diccionario geográfico – estadístico - histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Pascual Madoz, 1848.