Vista desde arriba, ROBLEDILLO DE GATA