HOYO DE MANZANARES (Madrid)

HOYO DE MANZANARES: CUANDO LAS MENTIRAS FLOTAN...

CUANDO LAS MENTIRAS FLOTAN
Por los campos de la sierra, vienen corriendo las nubes, y cierto color encierra si la tormenta descubre.
Vienen corriendo ligeros los caballos bien cuidados, parecen aventureros que sueñan verse anhelados.
Caballos con herraduras para pisar en las piedras, el verlos causa dulzuras y más si pisan las hierbas.
Los caballos galopando por laderas prodigiosas, parece que van logrando ver encinas primorosas.
Corren vientos invernales por laderas pedregosas, que nos parecen normales sin sentirlas vanidosas.
Cuando las mentiras flotan buscando nuevas veredas, nadie comenta derrotas ni con las dudas se enredan.
En Hoyo de Manzanares corren vientos temerosos, hoy nadie busca cantares ni sueña pasos dichosos.
Vientos llenos de malicias, con la nieve congelada, nadie siente las delicias de alguna mañana helada.
Es penoso ver laderas entre nieves congeladas, que soñar con primaveras en mañanas escarchadas.
Este otoño adelantado que tiene penosas pulgas, le sentimos enfadado y soltando sus arrugas.
Sin proponer más lamentos, ni codiciar cierta rima, notamos los sufrimientos de los cambios en el clima.
Pasar haciendo camino entre piedras temerosas, y olvidarnos de algún signo que anula fechas hermosas.
La noche sigue esperando que La Luna de cariño, el amor si va brindando a veces prefiera al niño.
Noches que ponen cerrojos en puertas muy trasparente, para que sufran los ojos y siga el penoso ambiente.
En Hoyo llegó el invierno con sus fríos temerarios, que predicen ser eternos entre ratos de calvarios.
Soledades de la sierra que te dejaran temblando, cuando el pasado se entierra el humano va pensando.
G X Cantalapiedra.