ALELLA (Barcelona)

ALELLA: ALELLA: l. de la prov., aud. terr., y c. g. de Barcelona...

ALELLA: l. de la prov., aud. terr., y c. g. de Barcelona (2 1/2 log.), part. jud. de Mataró (2 1/2). Divídese esta pobl. en dos partes, alta y baja, llamadas Alella de Arriba y Alella de Abajo. El primitivo o sea el de Arriba, está SIT. á la falda de un cerro poco dist. del mar, y el de Abajo, en la misma playa en un terreno sumamente delicioso por las agradables vistas de que disfruta. Entre ambos cuentan 300 CASAS de buena fáb. y distribución interior, especialmente las del espresado barrio, que son en estremo pulcras y aseadas: tiene escuela de instrucción primaria pagada de los fondos públicos a la que concurren unos 100 alumnos, y una igl. parr. bajo la advocación de S. Félix el Africano, servida por un cura parr. y un teniente. Sus alrededores son muy amenos, adornados con magnificas casas de campo que han mandado construir para su recreo algunos pudientes de Barcelona, adornadas con jardines y bosquecillos plantados de naranjos y limoneros regados con manantiales perennes que acopian para ello en hermosos aljibes. El TÉRM. es un continuado vergel que confina por el N. con el de Vallromanas, por el E. con el de Taya, por el S. con el de Tiana y con el mar, y por el O. con el de Martorollas. El TERRENO, como todo el de la costa inmediata al Mediterráneo, es de ínfima calidad, pero la actividad e inteligencia de los naturales le hace ser feraz y a propósito para todo género de prod.: le fertiliza la ribera de Alella que baja de la parte del O. y va a unirse al mar, dando antes impulso a un molino harinero: en la parte del N. tiene un pequeño monte poblado, del que se surten los vec. para combustibles. Los CAMINOS son buenos, y por Alella de Abajo cruza la carretera que va de Barcelona a Mataró, Gerona y Francia, por donde pasan los correos, diligencias y un sin número de carruajes, cuyo tránsito continuado da una animación tal á dicho barrio, que es difícil describirla con la viveza que se experimenta: PROD.: trigo, legumbres, y abundante y rico vino, muy estimado en Barcelona y toda la costa: se cogen muchas frutas dulces, y abundancia de naranjas y limones. IND.: la principal es la pesca, y ademas se fabrican telas de algodón y medias del mismo género, y las mujeres casi todas se dedican al trabajo de ricas blondas y finísimos encajes: también se encuentran algunos alambiques para elaborar aguardiente. POBL.: 309 vec.: 1,794 alm.; CAP. PROD.: 9.752,801 rs.: IMP.: 243,820 rs.
Desde el mes de abril del presento año el barrio de Alella de Abajo ha sido agregado al ayunt. de Masnou, y tanto por las reclamaciones que puedo haber hecho Alella de Arriba, como por la eventualidad de las providencias que se pueden dictar, se ha preferido hablar de dicho barrio como dependiente de Alella de Arriba su primitiva matriz. El Sr. Bertrán Soler, en su descripción geográfica-histórica, adopta la opinión de algunos que designan a esta v., como cap. de los ant. pueblos Laletanos; pero esta opinión no puede autorizarse con la doctrina de los geógrafos mayores, ni con testimonio ni monumento alguno de la antigüedad, pues no resulta de ellos, que una c. fuese cap. de la Laletania, ni siquiera se presenta alguna, cuyas noticias topográficas convengan á Alella, para su reducción, (V. BARCINO, BETULO, DILUROM, y BLANDA, que son las únicas, mencionadas en la costa Laletana.) También incurro en otro error, llamándola cap. de los pueblos Lacetanos ó Laletanos, pues aqui la o los identifica, y nada tenían de común estas distintas regiones: en Ptolomeo se ha escrito Letanía ******** y Laietanía ********; pero no se ha confundido con la Lacetania como la Yacelania, y aun la Ausetania (V. ACETE Y ACCETANIA). Tampoco se presenta más filólogo en cuanto, en el mismo lugar, dice del origen de los Laletanos, y su demarcación; de los Lacetanos; de los pueblos Híricos; de Hércules; de Barcelona, etc., como veremos al tratar de los objetos a que aplica aquellas noticias y reflexiones.
* Diccionario Geográfico - Estadístico - Histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1848.