VALLADOLID


barrio giron
Es un ejemplo de arquitectura del hierro. Se alza en la plaza del Val, junto a la iglesia de San Benito el Real. Se trata del mercado más antiguo que se conserva en la ciudad, tras el derribo de los de El Campillo y Portugalete, los tres construidos durante la alcaldía de Miguel Íscar Juárez. Está inspirado en Les Halles de París, y fue construido entre los años 1878 y 1882, con proyecto del arquitecto Joaquín Ruiz Sierra.
VALLADOLID TUVO PESTES NEGRAS
Miguel Delibes contaba
en el libro del Hereje,
como la peste llegaba
en Valladolid como eje.

Como capital de España
Valladolid lo acusaba,
sin ser su maldad extraña
a los humanos mataba.

Pestes que siguen corriendo
por los caminos del mundo,
sin nunca llegar fingiendo
no ven su trayecto absurdo.

Esta peste dolorosa
que viene del viejo Oriente,
nunca la verán dichosa
con su duelo permanente.

Valladolid va pensando
en sus formas tan dañinas,
la muerte llega marcando
sin ver razones divinas.

Este virus con corona
que vino desde la China,
dicen que nunca razona
y ningún remedio atina.

Valladolid con leyendas
de otras pestes infernales,
donde se quemaron sendas
entre muertos no normales.

Virus que llaman corona
para sentirle malvado,
nadie quiere ver su zona
con el virus desatado.

Valladolid guarda normas
junto al Pisuerga callado,
el virus no pone comas
en su camino endiablado.
G X Cantalapiedra.
22 – 3 – 2020.
Torre única por estas tierras castellanas.
Fachada espectacular en una época de esplendor en el convento dominicano aledaño de San Gregorio.
Igl de Santa María de la Antigua; se levantaba sobre el terreno ocupado entre la Catedral y los restos de la Colegiata de Santa María la Mayor. Actualmente queda la torre y el pórtico septentrional. La torre se fecha a comienzos del siglo XIII, su decoración es similar a las torres franacesas de esta época, estas influencias pudieron llegar por el Camino de Santiago. Su planta es cuadrangular, exteriormente se divide en cuatro cuerpos, separados por impostas de ajedrezado. El cuerpo inferior dobla en altura a los demás y se divide en dos pisos: el bajo está cubierto con una bóveda de cañón apuntado. Posee un acceso con la iglesia, esta portada presenta un arco apuntado doblado, con impostas y jambas sin decoración. El segundo piso se cubre con bóveda de cañón. Por fuera se compone de doble arco abocinado, extradós de cabeza de clavo y jambas con dos columnillas, los capiteles tienen decoración vegetal. El segundo cuerpo tiene en cada uno de sus frentes una ventana geminada con arcos de medio punto de rosca moldurada e intradós ajedrezado. El mainel está formado por una columna central con cimacio de taqueado. Los ángulos aparecen retranqueados para acoger dos columnas superpuestas. Todos los capiteles llevan decoración de cogollos con poco resalte, salvo uno, en el que vemos talladas aspas y cabezas de clavo. En el tercer cuerpo se repite el mismo esquema que en el segundo, solo que los vanos geminados son tres, los parteluces muestran columnas pareadas con cimacio ajedrezado. El último cuerpo presenta una ventana geminada de mayor luz con respecto a las del segundo cuerpo. Se remata la torre con un chapitel piramidal bastante apuntado.

El pórtico septentrional, también del XIII, fue restaurado a comienzos del XX. Se organiza mediante tres tramos separados por cuatro contrafuertes. Hay cinco a cada lado, pero sólo cuatro en el lado de poniente. Son de medio punto, con salmer común. La parte inferior muestra dos molduras y el intradós de las chambranas se decora con cabezas de punta. Los soportes están formados por tres columnas dispuestas en perpendicular con respecto al muro, unidas por el fuste. Los capiteles son lisos y prismáticos, salvo los del tramo occidental, que muestran motivos vegetales. Los arcos apoyan sobre un zócalo. La cornisa que remata el pórtico está soportada por canecillos lisos. web local (Círculo Románico)
Lugar único en Castilla y León.
San Pedro Regalado, patrón de la ciudad.
Ventana esquinada que llama la atención por estas tierras castellanas dónde es difícil de encontrar
Rey poderoso, con más aciertos que errores, conocido como El Prudente.
DICEN QUE LA VIDA ES SUEÑO
Yo sé que la vida es sueño,
y es bonito el ir soñando,
sin poner ningún empeño
tus sueños los vas notando.

Soñar con muchas dulzuras
entre gritos de pasiones,
y luego sufrir locuras
que te dan las confusiones.

No sueñes con el pasado
ni quieras trazar reformas,
cuando el sueño se acabado
no vale ponerle comas.

Hay caminos que soñando
te dejan muy confundido,
es algo que vas notando
cuando el sueño se ha perdido.

Los sueños llegan volando
entre brisas de locuras,
por detrás vienen dejando
ciertos signos de amarguras.

Llega la noche corriendo
y los sueños se desatan,
parece que van sintiendo
sombras que vienen y matan.

Dejar los sueños soñando
sin ponerles ningún freno,
ellos quieren ir clamando
sobre campos de veneno.

Cuando los sueños se crecen
en las frías madrugadas,
ciertas frases prevalecen
con sus sendas amargadas.

Soñar que soñar quisiera
en alguna madrugada,
y con el sueño a mi vera
ver la más bella alborada.
G X Cantalapiedra.
LAS NIEBLAS DE VALLADOLID
Vienen deprisa corriendo
por ese valle armonioso,
el Duero viene sintiendo
un caudal grande y dichoso.

El Pisuerga va dejando
mucha niebla penitente,
y el Duero la va aumentando
con su brisa permanente.

El Valle de Olid presiente
sus nieblas que son blancuras,
donde lo sufre la gente
entre fríos de amarguras.

La Niebla corre el Esgueva
por la ciudad castellana,
y el Pisuerga se sosiega
al ver la humedad mundana.

Las Moreras son testigos
de ese caudal tan paciente,
y el Pisuerga da castigos
sin querer sentirse ausente.

Valladolid entre nieblas
con sus días escarchados,
hay gentes que a veces tiemblan
al ver los suelos helados.

Ríos que marcan veredas
con los cielos entoldados,
donde se sueñan las sendas
de pinares bien cuidados.

Nieblas del Duero dejando
sus muchas calamidades,
el sol se sigue alejando
para no borrar verdades.

Estos ríos castellanos
que conocen penitencias,
debieran ser más humanos
y saber que son clemencias.
G X Cantalapiedra.
Pedro Ansúrez, caballero leonés fundador de Valladolid.
Galería comercial a resguardo de las inclemencias del tiempo.
Templo de características muy notables.
En el centro de Valladolid.