TORDESILLAS (Valladolid)

TORDESILLAS: TORDESILLAS ENTRE LAS NIEBLAS DEL DUERO...

TORDESILLAS ENTRE LAS NIEBLAS DEL DUERO
Hay recuerdos imborrables que se llevan hasta el cielo,
con personas razonables que siempre te dan consuelo.

Tordesillas tiene nieblas que pueden ser aguacero,
sin ser penosas tinieblas todas brotan en El Duero.

Mañanas que son penumbras entre las brisas del Duero,
donde nunca se vislumbran las notas del ROMANCERO.

Entre los bellos pinares la niebla se hace sendero,
en estos buenos lugares corre bien El Río Duero.

Las blancuras con heladas dejan el frío en los huesos,
son sufridas escarchadas que te prometen suspensos.

Tordesillas entre nieblas que cubren ciertos conventos,
muchas personas que tiemblan conocen los desalientos.

La otoñada va llegando, de lejos se mira al Duero,
el tiempo viene dejando ese frío traicionero.

Cuando los pinos ves blancos viendo heladas las praderas,
no pises en los barrancos donde accidentes te esperan.

El Duero va contemplando esas nieblas pasajeras,
que van alegre marcando muchas huellas domingueras.

Entre las brisas del Duero y las sombras mañaneras,
se perfila algún te quiero con palabras altaneras.

Esta de testigo El Duero en las tardes encantadas,
donde el viento pasajero busca casas anheladas.

La Vega sigue marcando esas horas bien pasadas,
que el pueblo va recordando de algunas fechas grabadas.

Tordesillas tiene brisas de nieblas muy recordadas,
sin querer borrar sonrisas fueron etapas marcadas.

Hay sombras que van andando sin marchase del camino,
que seguirán deslumbrando al más curioso adivino.
G X Cantalapiedra.