TORDESILLAS (Valladolid)

TORDESILLAS: POR LOS SENDEROS QUE TE LLEVAN AL DUERO...

POR LOS SENDEROS QUE TE LLEVAN AL DUERO
Un amigo comentaba sus pasos buscando el Duero, y entre sombras nos dejaba al hablar del frío enero. Nos habló de mucha niebla entre pinos piñoneros, y de su vista que tiembla al ver los helados suelos. Sin divisar Tordesillas, sus pisadas en sendero, tiene sus manos pasmadas y va cayendo aguacero. En estas sendas bonitas donde el frío es traicionero, a veces los fríos gritan incluso el mes de febrero. Caminar siguiendo al Duero entre sus fríos pinares, es saber cómo es el hielo que ataca a ciertos hogares. Caminos tiene la vida, que algunos son embusteros, y alguna flor elegida que no sabe de dineros. Tordesillas de leyendas por las orillas del Duero, con sus caminos y sendas de algún sueño pasajero. Tordesillas va marcando los pasos del ROMANCERO, el ayer se fue alejando entre brisas de un te quiero. Hoy que galopan caballos como levantando el vuelo dicen que cantan los gallos con brillo de terciopelo. Hay caballos relinchando por las orillas del Duero, y algún amor va esperando escuchar un buen te quiero. Van a galope tendido mientras que soplan los vientos, Tordesillas ha aprendido a buscar nuevos alientos. La Vega sigue esperando, como un regalo del cielo, que el virus vaya pasando encontrando más consuelo. Los caballos galopando sobre este querido suelo, a su paso van dejando golondrinas por el cielo. Tordesillas de esperanzas con sus sentimientos cuerdos, hoy se temen las balanzas y ciertos buenos recuerdos. El mañana vendrá libre, habrá que seguir creyendo, algún pesimista escribe lo que podemos ir viendo. Tordesillas de mañanas que anulan los sufrimientos, entre sus rosas tempranas dicen que brotan alientos. G X Cantalapiedra. 16 – 9 – 2020.