LA SECA (Valladolid)

LA SECA: AQUEL LOCO DE LA CARRETERA...

AQUEL LOCO DE LA CARRETERA
Aquel hombre fue llegando a donde los vientos gritan, se fue del pueblo alejando y sus penas hoy palpitan. Entre sueños de ciudades buscando caminos viejos, quiso vivir las verdades y quitarse los complejos. Circulando en carretera divisando sus esperas, con su carnet de primera fue soñando primaveras, Cuantos sueños quedan rotos, que se llevó la pandemia, hoy nadie la pone cotos, y sí se la ve tragedia. No hay caminos en el mundo que pueden sentirse libres, hoy nada vemos absurdo aunque a veces lo percibes. Loco de la carretera. Buscando las diferencias, con la locura a su vera solo nota intransigencias. No vale correr deprisa, ni reclamar cinturones, ni decir que fue una brisa que dejo sus tentaciones. La pandemia va llegando incluso por carretera, de nada vale ir clamando si la enfermedad te espera. Los hospitales nos marcan sombras que nunca veneras, en el viaje te embarcan mientras vives con cegueras. Hay silencios que palpitan, hay penas que se veneran, los corazones si gritan poco de la vida esperan. Aquel loco que volaba corriendo en la carretera, su futuro se anulaba con la pandemia a su vera. La guadaña le acompaña, la enfermedad no es sincera, nadie a su mente la engaña su salud se desespera. Hoy van volando sus sueños entre las paredes blancas, y no se conocen dueños cuando las venas se atascan. El ayer paso deprisa, sin anular esperanzas, el pasado dejó risa entre sonidos de danzas. Se terminaron los sueños, la vida siempre se acaba, muchos momentos risueños es el tiempo quien alaba. Loco por sentir el viento de las frías alboradas, y tener el pensamiento en carreteras cuidadas. Solo temiendo al destino de una pandemia malvada, que anula cualquier buen signo entre fiebre dislocada. Cuando se rompen los ecos y es fría la madrugada, a veces se ven los flecos de una vida evaporada. Carreteras en silencio, curvas mal señalizadas, velocidad con desprecio a señales colocadas. La pandemia no respeta, tiene las horas marcadas, se ve que siempre es inquieta y busca vidas dañadas. G X Cantalapiedra.