POZALMURO (Soria)


¿Qué tal está la carretera?
SOÑANDO LA PRIMAVERA

Soñando con primavera
están los grillos cantando,
mi corazón se acelera
al ver los campos brillando.

Los almendros florecidos
sienten las brisas del viento,
y los trigos verdecidos
pienso que toman aliento.

Es primavera de luces
con sonido placentero,
donde se viven las cruces
de algún Cristo Nazareno.

Esta primavera altiva
que me llena de recuerdos,
el vivirla me motiva
entre mis amigos cuerdos.

Flores que dan armonía
en muchos de los senderos,
explotan su fantasía
con signos aventureros.

Primavera de canciones
envueltas en romancero,
que nos muestran sus pasiones
en labios de un caballero.

Sueños que viven flotando
por muchísimas riberas,
y el agua les va cantando
mientras riega sus praderas.

Cuando la tardes terminan
y brillan las azucenas,
los viñedos determinan
que sus brotes quitan penas.

Primavera de caricias
que van rompiendo barreras,
sueños que tienen primicias
y hacen bellas las esperas.
G X Cantalapiedra.
POZALMURO EN EL RECUERDO

Polzalmuro en la memoria
de sus muchos emigrantes,
bonita tierra de Soria
con sus momentos brillantes.

Esta sierra del Moncayo
que sabe de vientos fríos,
en verano surge el rayo
con tormentas de delirios.

Quejigares y encinares
tienen parte de su historia,
Gomara tiene lugares
que son paisajes de gloria.

El río Rituerto brilla
sobre sus aguas heladas,
Pozalmuro es tan sencilla
que sueña cosas pasadas.

Entre rimas y leyendas
Bécquer pasaba el verano,
recorriendo allí las sendas
queriendo ser hortelano.

En estas tierras sorianas
con Sexmo del mismo Tera,
son tan frías las mañanas
que hiela en la primavera.

Pozalmuro de recuerdos
que se llevan en el alma,
con gestos que son tan cuerdos
que alguna gente reclama.

La distancia nada importa
cuando el pasado se vive,
a veces la historia flota
y en un colegio revive.

Nunca se borran las huellas
de nuestros antepasados,
quizá queden las estrellas
de tiempos iluminados.
G X Cantalapiedra.
Dedicada, a mi profesor de Literatura,
Jesús Yagüe Laseca.