BERNUY DE COCA (Segovia)

Detalle Retablo Iglesia S. Vicente
Foto enviada por Marcelino Cid

jose luis, que pases un buen día, por esas tierras de los madriles.
Hola, Garbiñe
Feliz mièrcoles.
Un abrazo fuerte y que el dia te sea placentero.
Besos.
jose luis, que pases un buen día, por esas tierras de los madriles.
Buenas noches a Bernuy de Coca pueblo amigo de Talaveruela, buenas noches amig@s del foro que tengais un estupendo miercoles.
Bueas tardes Marcelino
Que disfrutes de la tarde y feliz fin de semana
Un cariñoso saludo
Buenas tardes Marcelino
Te deseo una feliz tarde
Un saludo
¡Cuán difícil me es expresar con palabras
aquello que siento en este momento!
¿Cómo escapar del mundanal bullicio,
cotidiano pan que la vida me obliga a tragar?
¿Cómo quebrar los esquemas en mil pedazos,
arrojar a un pantano y verlos hundir?
¿Cómo expulsar de la mente nocivas ideas
que hacen tambalear mi existencia?
¿Cómo olvidar amargos recuerdos,
fijar en memoria sólo gratos momentos?
¿Cómo callar cuando quiero gritar?
¿Cómo reír cuando quiero llorar?
¿Cómo vivir cuando quiero morir?
¿Cómo?... ¡aún no lo sé!
Cuando la luz más cálida sea
Cuando la flor más bella veas
Cuando el rió más dulce suena,
nunca lo dudes... En primavera.

Siente mi alma ardiente pasión
Siente mi cuerpo grato calor
Siente mi boca calido amor
Siente suave el rumor
en primavera... mi corazón
Aunque los océanos y
los continentes nos separan,
Nadie puede separar nuestra amistad
Este vínculo tan fuerte que nació
cuando estuve en tu país.
Somos de distintas naciones y razas,
no de distintos sentimientos.
Me aceptaste sin conocerme.
El tiempo creció nuestra amistad.
Me consolaste cuando estuve triste.
Me acompañaste en situaciones difíciles.
Compartimos risas y llantos.
Cuando estuve a punto de caer,
me sustentaste,
Amiga, aunque lejos,
Te llevo siempre en mi mente y corazón.
Siempre estarás presente.
Muy pronto inesperadamente,
nos encontraremos otra vez.
Amiga, amiga mía del corazón.
Hay que dejarse llevar
por la vida,
no hacerle oposición
a las cuestiones
que se balancean porfiadamente
con los vaivenes
del viento
sobre los heroicos síntomas,
sobrevolando el mar
de par en par extendido
hasta armonizar
todo el clima de este corto domicilio.

Con los pasos distendidos,
acertar la calle
del mediodía más íntimo
e incorporarle
al alma la mejor victoria
que tenemos
para diseminarla como gajos
en cada rincón
visitado en los espacios concedidos,
al distinguir
a esta vieja epopeya
de vivir.
LOS ARDUOS DEBERES DEL AMOR

Una nuca
que nunca termina
y allí se remansa
en el ámbar tibio
con que los sentimientos
estremecen la piel
y desatan
la irreprimible
necesidad de ternura
tan silenciada
por el orín de los días.

Remolino de carbón
al rojo vivo
que llena la atmósfera íntegra
y absorbe todo el oxígeno
con que nuestros ávidos pulmones
apenas si subsisten
en el loco ahogo de un beso sin fin.

Así prosigue
este feliz combate
iniciado
bajo los frondosos ramajes del paraíso