RIOTURBIO (Asturias)

RIOTURBIO: Yérase una vez un pastor de Somieu que tando brañando...

Yérase una vez un pastor de Somieu que tando brañando alcontró xunto a la fuente una xana que peinaba los sos llargos cabellos, rubios, ensimismada.
Tinía xunto a ella un desllumante, magníficu cáliz d'oru y el pastor codiciosu, n'un abrir y cerrar de güeyos róbalu y echa a correr monte abaxo.

La xana furiosa persíguelu y l'home ve cómo una niebla máxica, negra y espesa comienza a envolvelu. Muertu de mieu suplica y ofrez el botín al patrón del cercanu pueblu, Aguinu.

" ¡Santiago d'Aguinu, valme que pa ti ye lo que quiero!" grita con to l'alma.

N'esi momentu el sortilexu desvanézse, la xana detiense y diz-y:

"Porque dixiste eso, sinón el mayor pedazu que quedaría de ti nun sería más grande que la cabeza d'un anfiler".

Al pastor nun-y quedó otru remediu que dexar, agradecíu, el cáliz a los pies de Santiago, en cuya ilesia sigue como preba d'estos fechos.