GIJON (Asturias)

Verano 2009

Tras cruzar sobre el puente del Piles, gira el paseo y me detengo ante un puesto de helados. Compruebo con alegría que aquí los cucuruchos son más baratos que en otros quioscos anteriores.
- Un helado de cucurucho de 1,50, de vainilla.
La mi muyer ya me lleva ventaja, por lo menos cincuenta metros.
Ye igual, yo, voy a dame un homenaje.
Echo una carrerina y llego a su altura, casi corriendo.
- ¿Quies un poco?