GIJON (Asturias)

la marea alta

Las idas y venidas de las olas, que en su eterno llegar a la orilla, nunca se cansan, es un espectáculo digno de contemplar y del que nunca me cansaré tampoco.