COLUNGA (Asturias)

COLUNGA: Hola; leí tu desalentador mensaje, y no se qué decirte,...

Hola; leí tu desalentador mensaje, y no se qué decirte, pero esas manipulaciones existen en todas partes, pero tambien es cierto que cuando se dan en los Pueblos los efectos suelen ser mas significativos, aunque en unas personas afecte mas que a otras, yo tambien vivo entre personas hostiles, pero se resignarme, lo que está claro es que siempre existe un motivo, envidia, ideologias, complejos de inferioridad, personalidad de carácter, deseos de confundir, etc... etc., por eso tienes que llevar siempre la cabeza alta, no te sientas inferior nunca, y mírales cara a cara, aunque sientas desprecio por dentro.
Violeta, la vida es así, aunque uno no quiera, es dura, ingrata, y cruel y casi siempre incomprensible.
Un afectuoso saludo.
P. D.-En la próxima te pediré si conoces a un Matrimonio que yo conocí en Torrevieja.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Hola, Secundino! Si la barrabasada que te conté es tremenda, te contaré otra muchísimo más cruel. Yo llevo viuda 12años, 4meses y 18días. Me quedé con tres niños de 3, 4, y 8 años y desde entonces mi vida fue por y para ellos. No hubo más salidas, ni más amistades, ni nada que no fueran ellos. Pues bien, el día de mi cumpleaños, cuando hacía 2 años que Jose Mari, mi marido, ya no estaba con nosotros, a las 22:20 recibo una llamada que, de no haber estado los críos conmigo habría creído que fue un sueño. Me llamó un mal parido (por decirlo suávemente) diciéndome que era mi marido, que me echaba mucho de menos y que como era mi cumpleaños me llamaba para felicitarme.- Ahora, qué opinas de esta gente, Secundino?, realmente crees que es un pueblo ejemplar? Yo creo que estas cosas sólo lo pueden hacer, y comportarse como tal, auténticas ALIMAÑAS. Pues ese día lo malo no fue solo para mí, los críos querían salir a la calle "a buscar a papi, porque debe estar en la cabina del parque llamando" Puedes imaginar cómo se le queda el corazón a una persona con semejante mal trago de ver a unos infelices creyendo que su padre había vuelto.-
Asi es realmente Llastres, Secundino, créeme que no exagero lo más mínimo. No te dejan vivir en paz, encima de que, como ya te dije, mi vida son mis hijos y lo demás no me importa. Vaya, es que no hay más demás. Vivo entre cuatro paredes y no creo que asi pueda dañar ni meterme con nadie, porque no tengo ninguna clase de vida social.- Ésto es lo que hay.
Sobre preguntarme por gente, puedes hacerlo cuando quieras. Mi madre fue la cartera del pueblo desde 1974 hasta el 2002 y es fácil imaginar que aún recuerdo los apellidos del pueblo.
Un saludo!