placa cementerio, BULNES

Bonito recuerdo.
El cementerio de Bulnes goza de la peculiaridad de haber sido uno de los contadísimos campos de enterramiento en el mundo, que estuvieron techados. La razón deriva de las enormes nevadas que antaño se producían y que impedían llevar a cabo la última tarea encomendada con los seres humanos.
Tras una ampliación llevaba a cabo en el cementerio, este dejó de estar techado.
Los restos del "Cuco" primer muerto escalando el Naranjo de Bulnes se encuentran en el cementerio de Bulnes.