BELEÑO (Asturias)

BELEÑO: CUANDO YA ME HAYA IDO...

CUANDO YA ME HAYA IDO

Cuando ya me haya ido,
cuando ya me haya marchado.
Cuando las alondras nuevas
sobre vuelen el tejado.
Llegaré como una brisa,
quizá convertido en átomo
sacudiré la cortina
y volaré hasta tu lado.
Claro, que eso ocurrirá aquel día,
cuando ya me haya ido,
cuando ya me haya marchado,
cuando haya nieve en la cumbre
y hierba nueva en el prado.
Tú, me estarás esperando,
no habrá sitio en el pasado.
La ceniza es polvo suave
que traspasa ventanales,
por eso es fácil filtrarse
y llenar tus soledades.
Cuando la angustia sea grande,
cuando pienses que ni el llanto
sea capaz de consolarte.
¡Llámame! ¡Llámame a gritos!
Que yo llegaré volando,
y te enjugaré las lágrimas,
lágrimas, lágrimas que te han brotado.
Claro, que eso ocurrirá aquel día,
cuando ya me haya ido,
cuando ya me haya ido,
cuando ya me haya marchado.

NEL DE VIEGU