OFERTA LUZ: 5 Cts/kWh

desembocadura del Rio Guadalhorce, MALAGA

FOTO DE LA SEMANA.
Navegando por entre los canales que se forman en la desembocadura del Rio Guadalhorce.

DESCRIPCIÓN GENERAL

El Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce es adyacente a la ciudad de Málaga. En este espacio natural, toma especial relevancia el funcionamiento de las lagunas y el ciclo de los humedales, de excelente calidad paisajística y con una biodiversidad creciente, a pesar de la intensa acción antrópica en la periferia de la capital.

Hasta la década de 1960, el delta central que forma el río Guadalhorce en su desembocadura, ocupando la finca La Isla, estaba cultivado en su totalidad, limitando con un área de marismas que se inundan cuando el viento sopla de levante. A partir de la década de 1970 las tierras cultivadas se reducen y entre 1977 y 1982 esta zona se dedica a la extracción de áridos para la construcción, creando una serie de pozas que se inundan con acuíferos subterráneos. En 1989 este complejo dunar es declarado espacio protegido y desde 1998 se viene realizando una serie de mejoras ambientales para la restitución de la configuración original del delta del actual Paraje Natural.

Entre la serie de medidas protectoras y de adecuación ambiental que se han adoptado están la ampliación de zonas húmedas, la regeneración de las charcas de la Casilla, Bonita, Grande y Sucia, la demolición de estructuras (edificaciones, corrales, cerramientos, campo de futbol…) y la retirada de escombros. El resultado final ha sido la limpieza y ampliación de la superficie del Paraje Natural, un incremento del área ocupada por las láminas de agua, un mayor aislamiento de la zona al quedar rodeada por los dos brazos del río y por el mar, un mejor control de acceso, y la creación de nuevos elementos de uso público. Existen unos observatorios destinados a la observación de la naturaleza, especialmente la avifauna acuática.

DESCRIPCIÓN GEOLÓGICA

El sector costero del Bajo Guadalhorce se encuentra en la Hoya de Málaga. Es una cuenca sedimentaria o depresión cuyo origen se remonta a más de 20 millones de años (Burdigaliense, Mioceno). Está limitada al norte por los Montes de Málaga, que están formados por pizarras del Complejo Maláguide, al sur por los mármoles de la Sierra de Mijas, al oeste con las calizas, dolomías y mármoles de la Sierra de las Nieves y las peridotitas de la Sierra de las Aguas, y al este limita por el mar Mediterráneo. En el subsuelo dominan las arcillas y fangos con zonaciones de arenas y limos, datados en el Holoceno (Cuaternario). Los fangos orgánicos y las arcillas grises son de alta plasticidad y de grado de consolidación muy flojas, con más de 30 metros de espesor. Las zonas de dunas arenosas del sector de Guadalmar y Sacaba están desmanteladas. También se encuentran unas zonas palustres con abundantes arcillas carbonosas plásticas con restos vegetales del tránsito Plioceno superior-Cuaternario (Laguna de los Prados) y Polígono Guadalhorce, además de los limos y arenas finas de las llanuras de inundación y lentes de gravas arenosas confinadas en la zona de Los Chopos-Zapata y aeropuerto. El antiguo estuario anegaba el fondo de valle con sus llanuras de inundación y sus marismas. Fue navegable hace unos 2.900, cuando se instalaron en el estuario del Guadalhorce dos importantes colonias fenicias, siguiendo el modelo de la ciudad originaria del proyecto colonial fenicio, Tiro (situada en las costas del actual Líbano). El depósito constituye un acuífero aluvial detrítico de permeabilidad local variable, pero en conjunto de permeabilidad alta. En el área existen un gran número de captaciones y sondeos para regadío. También existen pozos de gran diámetro y 60 metros de profundidad para eventuales abastecimientos de emergencia a la ciudad de Málaga.
(19 de Diciembre de 2021)