MALAGA (Málaga)

torre monica

MÁLAGA. Torre Monica o Torre los Guindos.
Esta chimenea, destinada a conducir a capas de aire superiores los gases producidos por la combustión de las calderas de la fábrica, está construida íntegramente en ladrillo refractario con huella en sus dos caras mayores, de especial resistencia al ácido y de dos tonos diferenciados: aquellos de color rojizo elaborados en la fábrica de cerámica alemana de Fehrbeck y los de tonalidad amarillenta realizados en Sevilla.

En ella se distinguen cuatro partes.
Dada su considerable altura, 106 metros, condicionada por la especial toxicidad de los gases, y la naturaleza arenosa del terreno en el que se ubica, está dotada de unos cimientos particularmente potentes, con una base octogonal de hormigón armado de 28 metros de lado y una profundidad de 8 metros. En su parte emergente sobre la arena destaca una amplia base, mucho más amplia que la chimenea, en forma de túmulo cuadrado, realizado en hormigón y de forma achaflanada, sobre la que descansa directamente la chimenea.

La parte más visible y la más importante en términos formales y funcionales es el fuste, caña o tubo. Se trata de un conducto hueco se sección circular que reduce sus dimensiones con la altura.

El fuste descansa sobre una base o pedestal de sección circular y contorno vertical horadada por cuatro arcos de medio punto, resaltados mediante unos rectángulos que sobresalen a modo de portadas. En cada una de ellas una rampa de acceso salvo en la puerta Sur donde el acceso toma forma de escalinata.
El fuste se corona con un remate de sección circular que protege la parte superior del tubo evitando que el agua deslice por el fuste. A lo largo del mismo mantiene unos peldaños metálicos que facilitan el ascenso para labores de conservación, y a la mediación de su altura una plataforma metálica. Carece de ningún tipo de ornamentación y remate en su corona.
Datos Históricos.
Tras el establecimiento de importantes Fábricas Reales en Málaga como la de Hoja de Lata en Júzcar, la de Naipes en Macharaviaya y la de Lana en Antequera, será en el primer tercio del siglo XIX cuando podamos hablar propiamente del desarrollo industrial de la ciudad de Málaga.
Los antecedentes de este desarrollo industrial hay que buscarlos por un lado, en el capital generado por la exportación de excedentes agrícolas, especialmente de la vid, y el dinamismo industrial del puerto de la ciudad, acentuado por el proceso de independencia de las colonias americanas.
El litoral oeste se convertiría en la principal zona de expansión industrial de la ciudad obedeciendo a criterios logístico como su cercanía al puerto y, posteriormente, a la estación de ferrocarril (1845) y a la disponibilidad de una gran extensión de suelo.
A las primeras ferrerías de Marbella, le sucederán las de Málaga, favorecidas por su cercanía al puerto a través del cual recibían el carbón procedente de Inglaterra. El sector siderúrgico se completará con un potente sector textil y con la mejora de los equipamientos y tecnología de la industria azucarera.
En el último tercio del siglo XIX la industrial malagueña entrará en crisis desembocando en la liquidación del sector siderúrgico y el decaimiento del textil, todo ello agravado por la irrupción de la filoxera. La orientación hacia sectores como el agroalimentario, la metalurgia o la industria química y el mantenimiento del textil propiciarán una recuperación en las primeras décadas del siglo XX hasta el inicio de la guerra del año 1936.
De este periodo industrial se conservan los siguientes elementos:
1. Chimenea sobre el solar del antiguo convento de San Andrés. Fábrica de crémor tártaro
2. Chimenea de la antigua central eléctrica The Malaga Electricity Company
3. Chimenea de la antigua fábrica de electricidad Fiat Lux
4. Chimenea de la antigua fábrica de aceites Larios
5. Chimenea de la fundición de Ramírez y Pedrosa
6. Chimenea de la fundición de plomo Los Guindos
7. Chimenea de la fábrica de cerámica Santa Inés
8. Chimenea de la fábrica de abono La Trinidad
9. Chimenea de la fábrica de azúcar Nuestra Señora de la Victoria (El Tarajal)
10. Chimenea de la Central Termoeléctrica de San Patricio (La Térmica)
11. Chimenea de la fábrica de Aceites Santa María (antigua almazara De los Ríos)
12. Chimenea de la Antigua Planta de Residuos sólidos Urbanos de Los Asperones (vertedero Los Asperones)
13. Chimenea de la cooperativa Central Lechera Malagueña (COLEMA)
14. Chimenea de la Sociedad Anónima de Ladrillos y Tejas (SALYT)

Este desarrollo industrial contará como principales protagonistas con las figuras de Heredia y Larios.

FUNDICIÓN DE PLOMO LOS GUINDOS

Fábrica fue construida en 1923 y estuvo plenamente operativa en 1924, siendo inaugurada por el general Miguel Primo de Rivera.
Proceso de fabricación:

El proceso tecnológico consistía en la trituración del mineral, su tostado en horno bajo con sílice y caliza, una primera fusión en alto horno y una última fase de afino, permitía aprovechar la plata, eliminar otras impurezas y verter el plomo en diferentes moldes.

El combustible provenía desde Inglaterra y Alemania a través del puerto, mientras que la galera argentífera tratada procedía de La Carolina, desde donde se trasportaba por ferrocarril que llegaba hasta la misma fábrica.
Patrimonio Inmueble de Andalucía

foto tomada por josé ramón el 20/07/2018
(21 de Agosto de 2019)

Para tus viajes y vacaciones, haz turismo por los pueblos de España. ¿Quieres buscar hoteles?

Reserva tu hotel en Málaga