HUELAGO (Granada)

HUELAGO: Ayer casualmente, fui a visitar a Huélago,...

Ayer casualmente, fui a visitar a Huélago,
le pedí a mi hijo que me llevara al camino de la fuente,
hacía tiempo que no lo visitaba,
el camino que tanto he soñado
y del que tantos recuerdos tengo.

Me llevé una gran desilusión,
no esperaba verlo tan deteriorado
me di cuenta que por el también han pasado los años,
esta triste, solitario y abandonado,
esto no es lo que yo recordaba ni lo que yo esperaba ver
porque el camino era un vergel, de rosas y de frutales,
con arroyos de agua transparente
donde yo quiero descansar para siempre.
La fuente de las escaleras, era una maravilla,
pero ahora parece una escombrera,
¡sabe Dios que me dio pena!.
A esa fuente íbamos a lavar los caracoles
que traían nuestros padres de la vega.

Quise enseñarle a mi hijos y a mis nietos
donde yo paseaba de mozuela,
les expliqué lo que en aquel tiempo era
y que de aquello nada queda.

En el arroyo siempre había mujeres lavando
y jóvenes paseando por su ladera,
cuantos sueños escondidos en el camino,
cuantas ilusiones rotas, cada día íbamos con algo nuevo,
allí esperábamos al joven que nos cortejaba
y soñábamos con la vida que deseábamos,
que bonitos todos aquellos sueños
algunos no se han realizado.

Como ha podido quedar en el olvido
y dejarlo abandonado de esa manera.

Paquita