Damián y Ana en la espuma, AGRON