CABRA (Córdoba)


A Muqaddam Ibn Muafá al Qabri
Estoy escribiendo el ensayo:”Cordoba, Cabra e Ilbira, tres Coras del Califato y su Alfoz”donde recogo la historia de esta Villa. He aquí el Prologo.

PROLOGO DE CORDOBA, CABRA E ILBIRA, TRES CORAS DEL CALIFATO Y SU ALFOZ.

Roma y su civilización se extendió a partir del siglo III a. C cómo una mancha de aceite por toda la cuenca mediterránea, traspasando con ímpetu y la presencia de sus armas, el saber a tierras diversas, donde tras su conquista establece su dominio y a la vez que lega una forma de vida civilizada instituyendo a través de la Constitución Antoniniana del emperador Caracalla en el 212 dC la ciudadanía romana a todas las gentes de su vasto Imperio.
Una vez sometida Hispania por la fuerza de las armas y conseguida la pax romana desde la era de Augusto, es en el año 169 a. C cuando el pretor Claudio Marcelo funda una colonia romana en la actual Córdoba, que significa “lugar de oro”, en lengua hebrea y punica y el lugar se convertiría en “Colonia Patricia”.
Es Córdoba, aquella villa romana que imprime una personalidad propia a una serie de villas que tras los asentamientos humanos se empiezan a desarrollar en la vega del río Guadalquivir constituyendo entre sus márgenes una amplia zona al que pertenecen esto lugares de interés, que se desarrollan en esta sencilla exposición.
Tras la ocupación árabe de Córdoba a finales del 711 por las tropas mandadas por Mugeriz El Rumi donde se produce un cambio radical respecto a la economía y a la organización social.
Cinco años más tarde seria el Emir Al-Horr quien la convertiría en capital de la Hispania musulmana.
No olvidemos que el siglo VIII, fue decisivo para la difusión del Islam, tras la revelación divina al Profeta, Mahoma,”la paz sea con Él” como mensajero de Dios, siendo también elegida Hispania, luego, Al-Andalus, como lugar para difundir la nueva semilla, que se estaba propagando en el mundo entero.
El tratado recoge en su primera parte, la fundación de Al-Andalus y su identidad, donde se exponen los pilares fundamentales de la nueva civilización, con la descripción de cómo era el núcleo urbano o Medina, su distribución en dos areas, la residencial y la comercial o Zoco, con variedad de productos, su control por la autoridad o almotacén para evitar irregularidades o fraudes, así como el lugar sagrado de la oración o Mezquita y la diversas costumbres del mundo islámico.
Posteriormente se expone la relación abreviada de ciudades o villas que forman el alfoz del nuevo Emirato después Califato, y luego tras la desintegración de éste, la fundación de los reinos taifas, las invasiones africanas de los almorávides y almohades y como consecuencia de la derrota musulmana de los almohades por las tropas cristianas del rey de Castilla, Alfonso VIII en las Navas de Tolosa, en el inicio de Sierra Morena, en Despeñaperros y finalmente concluiría el rey Fernando III, El Santo y su hijo Alfonso X, El Sabio.
El alfoz lo constituye, Cordoba, Fernan Núñez, Montemayor
Montilla, Aguilar de la Frontera, Lucena, Cabra, Carcabuey, Priego de Cordoba, Espejo, Castro del Rio, Baena, Zuheros, Luque, Alcaudete, Castrillo de Locubin, Alcala La Real, Colomera, Moclin, Pinos Puente, Güevéjar, Cogollos Vega, Alfacar, Viznar y la joya resplandeciente de Granada.
Esta exposición tiene como objetivo principal de dar a conocer al lector, un conocimiento más completo de las peculiaridades del alfoz cordobes, con la descripción de una serie de villas donde se desarrolla, su historia, arte y tradiciones y cómo objetivo secundario, el despertar el interés del viajero por visitar estos lugares turísticos con la finalidad de realizar un paseo cultural por estas estos evocadores lugares, cuna de las civilizaciones pasadas.

Fdo: Julio Reyes Rubio “Al-Mayriti”
-Fiestas y Tradiciones de Cabra (Cordoba)

-Semana Santa.

Es la mayor fiesta de la ciudad con la participación de 27 Hermandades y Cofradías de Penitencia, algunas muy antiguas como la Veracruz (1522); la Soledad (1573) o el Nazareno (1586).
Se exhiben grandes tallas de escultores insignes como la imagen de Nuestra Señora de la Soledad y Quinta Angustia del escultor Pedro de Mena y Medrano o el grupo escultórico de las Angustias de Nuestra Señora, obra de José de Mora; el grupo escultórico de la Columna, obra de José Salzillo; el grupo escultórico de Nuestro Padre Jesús de las Penas y de la Oración del Huerto, obra de Juan Manuel Miñarro López y el Sagrado Descendimiento de Antonio Bernal.

-La Virgen de la Sierra.

Es la Patrona de la ciudad de Cabra del año 1908 y Alcaldesa perpetua desde el ocho de septiembre de 1958. Fue coronada por el Papa Juan Pablo II el 4 de junio del 2005.
Las fiestas en su honor se celebran del 3 al 8 de septiembre.
Se celebran procesiones de bajada de la imagen y retorno a su santuario acompañados de carrozas y de romeros.
Otras fiestas dignas de mención son: la Cabalgata de los Reyes Magos y la Feria de San Juan.

-Fiestas del Barrio del Cerro.

Esta fiesta se conoce como la Cruz de Mayo y se celebra el 3 de este mes. Se engalanan los balcones con flores al paso de la Virgen de los Remedios.
Esta fiesta está organizada por la Asociación de Vecinos Santa María La Mayor.

-Gastronomía.

Los productos de su huertas son muy afamados así como el vino de la Denominación Montilla-Moriles y el aceite de la Denominación de Baena.
2. ARTE Y TRADICIONES

Monumentos

Religiosos

-La Iglesia Parroquial de la Asunción y Ángeles.

Es un edificio que fue construido en el siglo XVIII y está distribuido en cinco naves con arcos peraltados en 44 columnas de mármol rojo.
Son resaltar su portada del 1743 y su torre levantada en 1724 siendo dignas de mención sus columnas salomónicas.
En su interior son de destacar los retablos de mármol, la sillería del coro y la pila bautismal, obra de Mariano Benllure.

-Iglesia de San Juan Bautista.

Es el monumento más antiguo de la ciudad y se remonta al reinado visigodo siendo consagrada a Santa María por el obispo Bacaude en el siglo VII..
El edificio es de planta rectangular y está distribuido en tres naves separadas por columnas.
Es digno de mencionar el camarín del altar mayor de estilo barroco siendo labrado en 1742 por Gerónimo de Priego.
Actualmente está cerrada para el uso público aunque las cofradías tienen en ella su sede canónica para su uso en actos culturales y está ubicado en el Barrio de “El Cerro” un barrio típico de Cabra con sus casas encaladas y patios de flores siendo uno de los más bellos de la ciudad.
Otros templos de interés son:
Ermita de El Calvario
• Iglesia de la Soledad.
Parroquia de los Remedios.
• Ermita de Santa Ana.
• Iglesia de San Juan de Dios.
• Iglesia del Monasterio de Ntra. Sra. de las Angustias, Agustinas Recoletas.
• Iglesia de la Fundación Termens, Hijas de la Caridad.
• Iglesia de Capuchinos, Escolapios.
Teatro El Jardinito.

Civiles.

-El Castillo de Cabra.

Está localizado en una meseta que domina el viejo núcleo de la villa y se alza sobre el cauce del río Cabra.
Es una fortaleza medieval, quizás construida en el siglo XIII pero a partir del siglo XV fue el Palacio de los condes de Cabra. Dispone de la Torre del Homenaje en cuyo interior hay una Cámara abovedada.
Actualmente alberga de sus muros el Colegio de las Madres Escolapias. Todavía subsisten algunos muros que rodeaban la villa y algunos torreones cilíndricos.

-Casas Señoriales.

Están ubicadas en las calles de San Martín, Álamos y Priego y son casas señoriales de los siglos XVI, XVII y XVIII. Son destacar sus portadas y sus balcones en piedra.

-Otros Lugares Pintorescos:

-El Macizo de la Sierra de Cabra.

Es considerado como una de las maravillas naturales de la provincia de Córdoba y de la Comunidad Autónoma Andaluza.
La Unesco le concedió el título de geo parque y se encuentra tutelado por esta Institución.
Este lugar cuenta con apenas tres mil hectáreas y tiene la geo diversidad más amplia de toda Andalucía.
El paisaje comprende los sedimentos calcáreos depositados hace doscientos millones de años pero desde hace aproximadamente veinticinco millones de años han sufrido una metamorfosis siendo comprimidos, deformados, fracturados y emergidos en un lento proceso donde las condiciones climáticas han remodelado el paisaje convirtiéndolo en una especie de libro donde se cita la historia de este fenómeno.
Entre el grupo de fósiles más representativos están los ammonites, especies emparentadas con los actuales pulpos y calamares.
Es una de las áreas más interesantes para conocer la evolución de estos animales y de la cordillera Bética.
Entre las formas más características están la disolución de las rocas calizas formando el paisaje kárstico y es digno de mencionar Polies como el de la Nava, las dolilas de los Hoyones y la espectacular del lápiz de Lanchares.
Entre las numerosas cuevas se encuentran la Cueva de los Murciélagos y la de Cabra.
Son típicos los manantiales localizados al pie de las montañas y se encuentran horadados como si el paisaje se asemeja a un queso gruyere. Una de las características es que son escasos los cursos de agua como el río Bailón.

-La Fuente del Río.

Es un paraje natural ubicado muy cerca del centro urbano. Es el lugar donde nace el río Cabra y el paso del río forma una serie de saltos de agua, acompañados por fuentes artificiales.
Es un lugar pintoresco por ser un paraje natural transformado por la mano del hombre donde confluyen el carácter natural de un manantial típico del sistema kárstico de la Sierra de Cabra con el valor ornamental de los jardines y árboles constituyendo un espacio de gran interés paisajístico conocido por diversos nombres como “Bien de Interés Cultural “o “Arboleda Natural”.
En este lugar está ubicado el Auditorio Municipal Alcalde Juan Muñoz, es un lugar diseñado a semejanza de los antiguos teatros romanos donde se celebran diversas actuaciones musicales y conciertos, especialmente en la estación del estío.

-Otros Lugares Pintorescos.

-Los Silos. Es un barrio situado en la cercanía de los antiguos silos quizás romanos o de la época medieval y se encuentra ubicado bajo rasante y eran depósitos de grano que abastecían a la villa.
El Diccionario de Madoz del 1845 indicaba que tenían una capacidad aproximada de unos 440.000 kilos de trigo. No obstante el transcurso del tiempo los tiene ocultos y no existe ningún interés social y político para recuperarlos.

-El Fondón. Es un lugar sobre el río Cabra con un puente de siglo XIX, un antiquísimo molino de trigo y un conjunto de huertas adyacentes.

-La Atalaya o la Pisa del Caballo. “La Atalaya” es un monte sobre dónde estaba construido un antiguo torreón cuyos cimientos todavía existen y que dan nombre al lugar del mísimo.
“La Pisa del Caballo” era el anclaje a una escalera del torreón.

-La Puerta del Sol. Es una antigua puerta de la Medina musulmana del Barrio del Cerro.

-La Sima. Es una formación geológica que aparece citada por Cervantes en el Quijote.

-El Chorrón. Son cascadas de agua labradas sobre piedra que parecen estar diseñadas en una sola pieza.

-Los Pelaos.

-Lapíaz de los Lanchares

-Caño Gordo.

-Los Reores.

-La Cruz de Ben Abad.

-Cerro de de la Camorra.

-Cero de Camarena.

-Los Hoyones.

-Símbolos de Identidad.

-La Bandera de Cabra.

La idea original procede de la bandera de las romerías de la Virgen de la Sierra, Patrona de la localidad.
Se diseñó en 1980 por iniciativa de la corporación municipal.
Está divida en dos mitades verticales la cercana al asta consta de cuarenta y ocho triángulos de colores diversos: blanco, rojo, amarillo y verde.
La otra mitad está dividida en cuatro franjas horizontales de diversos colores: roja, amarilla, blanca y verde.

-El Escudo de Cabra.

Su origen data en las armas del Conde de Cabra y Señor de Baena.
Su antigüedad procede del 1930 y no se conoce quién tuvo la iniciativa de su diseño.
Consta de diversos motivos como estrellas de plata, dos cabras presentes en oro y de gules cinco cabezas de mono en su color.
Dispone también de una corona real y una inscripción que dice:”Muy Ilustre y Leal Ciudad de Cabra”.

-El Pendón de Cabra.

Sus armas es un suelo estrellado en medio de un escudo con siete cabras y más abajo otra cabra.
Tiene también el busto del rey Boabdil encadenado, hecho prisionero en la batalla de Lucena y rodeado de los 22 estandartes arrebatados a su ejército.
VII. CABRA

1. HISTORIA DE CABRA.

Es una ciudad localizado al sur de la provincia de Córdoba en las estribaciones de la cordillera Bética y situada a unos 72 km de la capital.
Es considerado el centro geográfico de Andalucía y Puerta al Parque Natural de Cabra y destaca por su valor geológico y natural siendo considerado este municipio como una de las zonas más ricas de Andalucía.
Grandes personajes de la Antigüedad como Plinio El Viejo y Estrabon nos citan Licabrum, antiguo asentamiento que habitaron los turdetanos béticos, descendientes de los Tartesios, lugar donde estuvo edificado un grandioso templo griego, dedicado a la diosa Fortuna.
En el año 218 d. C los romanos invaden la península Ibérica para presentar la batalla al poderoso general cartaginés Aníbal quien había atravesado los Alpes con sus elefantes para vencer a Roma.
La ofensiva romana en Hispania fue imparable y el ejército cartaginés se tuvo que replegar hacia la Bética donde el general romano Publio Cornelio Escipión El Africano conquistó el Valle del Guadalquivir.
Es en el año 206 d. C cuando se produce la última batalla entre los contendientes conocida como la batalla de Ilipa, en la actual Alcalá del Rio (Sevilla) donde el ejército cartaginés fue vencido. Cuenta la historia que en esta batalla participaron unos 60.000 soldados iberos, contendientes en ambos bandos.
Una vez sometidos los cartagineses, el general romano Cayo Flaminio asedio y conquistó la ciudad de Licabrum haciendo prisionero al caudillo Corribilo (197 d. C).
Posteriormente Roma la cambia de nombre por el de Igabrum desarrollándose notablemente siendo nombrado Magnum Municipium.
En el año 45 d. C es cuando se ve involucrado en la Guerra Civil entre César y Pompeyo, celebrándose en su cercanía la batalla de Munda.
En el siglo I Igabrum se adhiere al Conventus Jurídicus XIV Antigitanvs, uno de los cuatro integrados en la provincia romana de Bética.
El siglo III Igabrum es una de las ciudades romanas donde se asienta el cristianismo, siendo considerado como sede episcopal del siglo IV. Hay noticias de sus obispos como Sinagio que asistió al Concilio Iliberitano, Juan que suscribió el III Concilio de Toletum, Deodato, Gratino y Constantino que vivieron en el siglo VII.
Hay testimonios que la época donde la Iglesia de San Juan Bautista del Cerro fue la sede de la catedral de aquella época y estaba construida sobre la antiguo templo dedicado a la diosa Fortuna.
También había un templo dedicado al dios Apolo con un importante acueducto de cerca a 9 km de longitud que fue ordenado construir por Marco Cornelio Novano Bebió Balbo, Prefecto del Colegio de Ingenieros y descendiente de la familia Balbo.
Según fuentes de la Antigüedad hay testimonios que contaban con una importante población judía.
Tras la caída del Imperio Romano, Cabra se convierte en un importante centro del reino visigodo, conocido como Egabro siendo condado y obispado entre los siglos VI y VIII, limitada territorialmente al norte por Espejo, al sur hasta Benameji o Antequera y el oeste con Puente Genil.
En el siglo VIII con la presencia musulmana en la península Ibérica, los musulmanes comenzaron a llamarle Qabra siendo la capital de una Cora o Provincia que abarcaba a las villas colindantes.
La supervivencia de la sede obispal cristiana se mantuvo hasta la invasión almohade con los obispos Recafredo y Reculfo.
Las diferencias socioeconómicas entre musulmanes y cristianos originaron frecuentes tensiones en el siglo IX y en el año 889 Qabra se une a la sublevación de los cristianos-mozárabe y muladíes del caudillo Omar Ibn Hafsun y se anexiona al territorio de este.
Omar Ibn Hafsun controla durante cincuenta años un territorio extenso en Andalucía y estuvo a punto de derrotar a los omeyas llegando hasta las puertas de Córdoba.
Fue al fin derrotado en Poley (Aguilar de la Frontera) y su hijo siguió la lucha manteniéndose el reino con su capital en Bobastro hasta que Abd-el-Rahman III el 928 lo condenó al destierro.
En el siglo XI con la desintegración del Califato de Córdoba (1031) se fundaron los reinos taifas y Qabra pasó a depender de la Taifa de Granada.
Posteriormente se desmembró en la Guerra de los berberiscos y los judíos defensores de la legitimidad omeya padecieron la venganza de los bereberes.
La comunidad judía bajo el poder musulmán desempeñarán un gran protagonismo en la política, en la cultura y en los negocios viviendo grandes etapas de esplendor seguidas de otras lamentables por la persecución que desembocaron en las matanzas como la de Granada en 1066 y del 1066 y Córdoba en 1013.
Con Alfonso VI las Taifas de Granada y Sevilla se convierten en feudatarias de Castilla y en el 1079 tuvo lugar en Cabra el legendario combate entre Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador, al mando de las tropas castellanas de Alfonso VI y las tropas del rey sevillano al-Mutamid que lucharon contra los bereberes ziries establecidos en Granada.
El Cid Campeador derroto al rey ziri de Granada Abd Allaha en la batalla de Cabra y en su castillo meso de las barbas a García Ordoñez, origen del Cantar del Mío Cid.
El rey ziri Abd Allah de Granada junto a los reyes de Sevilla y Badajoz solicitaron ayuda a los almorávides, Imperio africano de origen senegalés para evitar pagar las parias al rey castellano Alfonso VI.
Los almorávides entran en la Península en el 1086 y derrotan al rey castellano-leones Alfonso VI en la batalla de Sagrajas o Zalaca, cerca de Badajoz.
Los almorávides viendo la debilidad de los reinos taifas se enfrentan a éstos y los derrotan ocupando Cabra que sería conquistado en el 1090.
En el año 1124 el rey Alfonso I El Batallador de Aragón conociendo la insatisfacción de la población cristiano-mozárabe sometida por el fanatismo religioso de los almorávides, inicia una correría por Andalucía recorriendo Alcalá La Real, Luque, Baena, Écija, Cabra y Lucena venciendo a Abu Bakr, hijo del emir Ali ibn Yusuf en Aranzuel (hoy Puente Genil) en marzo del 1126.
Tras su victoria libero a muchos cristiano-mozárabes, algunos egabrenses y regresa al reino de Aragón donde asientan sus raíces.
Los cristianos-mozárabes que no quisieron emigrar al reino de Aragón fueron objeto de represalias y la mayor parte fueron deportados a Marruecos.
Posteriormente en el 1148, Cabra fue nuevamente invadida por otro Imperio africano, los almohades, una secta religiosa más fanática quienes ejercieron la represión contra los judíos egabrenses que no quisieron convertirse al Islam siendo duramente castigados.
Los supervivientes emigraron hacia el norte y se dirigieron a Toledo donde se asentaron y pudieron desarrollarse con más libertad.
En el año 1217 seria Fernando III El Santo quien recibiendo de su madre DªBerenguela el reino Castilla y de su padre Alfonso IX el reino de León siendo quien conquistaría Cabra del 1240 y por un pacto con sus habitantes mantuvieron sus costumbres y su religión.
Tras la conquista cede su gobierno al Adelantado Mayor de la Frontera de Andalucía, su hermanastro D. Rodrigo Alfonso de León.
Posteriormente se unifican las Cortes de León y de Castilla bajo la persona de Fernando III y surge la corona de Castilla que está formada por el reino Castilla, de León, de Toledo, de Jaén reinos y señoríos conquistados a los árabes.
Así que Cabra comienza a formar parte de la Corona de Castilla desde el primer momento de su fundación.
A finales del 1279 Alfonso X El Sabio hijo de Fernando III El Santo cedió a su hijo el infante Pedro de Castilla la villa y el castillo de Cabra como recompensa por su actuación en el fracasado sitio de Algeciras del 1278.
A la muerte del infante la mayor parte de los señoríos incluyendo Cabra fueron heredados por D. Sancho de Castilla.
En 1288 tras una protesta del obispo de Córdoba y del Cabildo catedralicio el rey Sancho IV de Castilla cedió Cabra como Señorío a la Iglesia cordobesa, el diezmo de los almojarifazgos, el de los musulmanes que trabajaban las tierras de los cristianos y el derivado del ganado extremeño que llegaba a Córdoba desde otros obispados.
El rey Sancho IV ordenó al Maestre de la Orden de Calatrava Juan González que se hiciera práctica la sentencia a favor de la Iglesia cordobesa y aunque aparecieron dificultades, el rey en 1290 volvió a insistir en este sentido.
Posteriormente en 1295 DªMargarita de Narbona con el consentimiento de su cuñado, el rey Sancho IV cedió la villa de Cabra a la Orden de Calatrava recibiendo a cambio el de Santa Olalla.
En el año 1320 durante el reinado de Alfonso XI de Castilla, un noble cordobés Juan Ponce de Cabrera, biznieto del rey Alfonso IX de León se apoderó de Cabra y de su castillo que pertenecía la Orden de Calatrava y se atrincheró allí aunque fue asediado por las fuerzas del Maestre de Calatrava Juan Muñoz de Prado, quien reclamaba la villa y el castillo en el nombre de su Orden.
No obstante, Juan Ponce de Cabrera derroto a las tropas enviadas por el Maestre y permanecieron en el hasta que el rey ordeno la devolución de la villa y del castillo de Cabra a la Orden de Calatrava.
Ante esta petición del rey, Juan Ponce de Cabrera se negó obedecerle y el rey le condenó a muerte siendo ejecutado públicamente en la ciudad de Córdoba a principios del 1328 a causa de los desmanes cometidos durante la minoría de edad del rey Alfonso XI.
En 1333 fue cercada por el rey de Granada quien tras derribar las murallas y el castillo hizo prisionero a toda la población, siendo enviados prisioneros a Granada. Posteriormente el Maestre Juan Núñez III de León recuperaría este lugar, siendo repoblado nuevamente.
En dos ocasiones Cabra caería en poder de los reyes de Granada hasta que fue reconquistado por Alfonso XI y se la cedió de Señorío a su amante Dª Leonor de Guzmán, en el periodo entre 1342 y 1344.
Esta mujer concede a Cabra para iniciar su repoblación franquezas y libertades así como el Fuero de Córdoba con las exenciones de pechos y otros impuestos.
En el castillo de Cabra residió Dª Leonor de Guzmán que fue la madre de Enrique II de Trastamara donde se dice que nació en Cabra siendo bautizado en la Iglesia de San Juan Bautista del Cerro de Cabra conservándose la pila bautismal en esta Iglesia.
Posteriormente Enrique III concedió el título de Conde de Cabra en 1380 a su hijo natural Enrique de Castilla, de dos años de edad, también Duque de Medina Sidonia. Al morir este, Cabra vuelve otra vez a la corona de Castilla.
En 1439Juan II de Castilla nombra Señor de Cabra a Diego Fernández de Córdoba y Montemayor.
CABRA. CORDOBA
En 1455 el rey Enrique IV de Castilla lo nombra conde de Cabra y tras una etapa de anarquía y de guerras civiles en los señores feudales de la Corona de Castilla D. Diego Fernández de Córdoba y Montemayor capturó a su primo D. Gonzalo Fernández de Córdoba y Aguilar el Gran Capitán en Santaella manteniéndole preso en el castillo de Cabra hasta que en 1476 obtuvo la libertad por intercesión de los Reyes Católicos.
En 1483 las tropas cristianas de la comarcas dirigidas por el conde de Cabra D. Diego Fernández de Córdoba y Carrillo de Albornoz derrotan en la batalla de Lucena al último rey de Granada Boabdil y fue conducido preso al castillo de Cabra.
Tras el Descubrimiento del Nuevo Mundo fueron muchos los egabrenses destacados en las Indias durante muchos siglos.
Tras la Edad Contemporánea la Junta Local de Cabra tuvo un protagonismo en la Guerra de la Independencia contra Napoleón.
Durante el desarrollo de la Guerra civil española (1936-1939) el 7 de noviembre del 1938 la ciudad fue bombardeada por el bando republicano provocando una masacre de 101 muertos y más de 200 heridos.
Tras la Guerra de la Independencia en el siglo XIX, fue lugar de correrías del famoso guerrillero, el Brigadier Francisco Abad Moreno “El Chaleco” quien dirigía su partida de patriotas y fue el azote de los invasores franceses por sus acciones bélicas en la comarca de Despeñaperros.
A principios del siglo XIX, tiene su protagonismo por su proximidad a Bailen, donde se escenifica, la célebre batalla de la Guerra de la Independencia, contra los franceses
En el año 1833, Javier de Burgos, ministro de Fomento, realiza la división administrativa del reino de España, e inscribe a Cabra, dentro de la provincia de Córdoba.
Las Cortes de Cádiz suprimían los Señoríos jurisdiccionales mediante el Decreto del 6 de julio de 1811, pero una vez derrotados los franceses y expulsados de España, los avatares políticos (vuelta al absolutismo) hicieron frenar las reivindicaciones de los ayuntamientos de recuperar la plena jurisdicción sobre el territorio del municipio y sería en 1834, cuando tras la introducción del régimen liberal, definitivamente queda abolido el régimen señorial.
A lo largo del siglo XIX, durante la vigencia de los distintos gobiernos liberales se van a producir las “desamortizaciones” que es un proceso de expropiación o nacionalización de las propiedades de la Iglesia en concepto de venta de los llamadas “manos muertas”, nombre que recibieron las instituciones como la Iglesia y los Consejos que no podían vender sus tierras.
En 1835 tras la Desamortización de Mendizábal fueron expropiados y enajenados en subasta los inmuebles de las manos muertas, en referencia las Órdenes religiosas y el clero secular.
La ley no logró el propósito de fomentar la creación de una clase media emprendedora y activa y al final quedó en el poder de las viejas familias nobiliarias favoreciendo el latifundio local.
La roturación de las tierras provoco una catástrofe ecológica reduciendo la extensión del bosque mediterráneo en grandes dimensiones en extinción de especies animales como el oso pardo.
Las Guerras Carlistas, iniciadas contra el gobierno liberal tenían a los insumisos del norte (vascos y navarros), catalanes y valencianos, todos juntos a una activa Institución, que será la Iglesia, quien avivaba desde el púlpito la sedición y rebelión contra la monarquía liberal y ésta, inició el proceso de “desamortización de los bienes de la Iglesia” para poder sufragar con medios económicos la formación de un ejército, dotado de pertrechos y soldados para combatir a las partidas facciosas que querían imponer por la fuerza, el régimen absoluto.
Posteriormente se suceden otros pasajes históricos como la Revolución y Constitución del 1869, el gobierno provisional del general Serrano, el reinado de Amadeo I de Saboya, la I República en 1873, período que termina con el golpe del Estado del general Pavía, quien entra con las tropas en el Congreso en 1874, seguido por el pronunciamiento militar del general Martínez Campos en Sagunto en el año 1874, imponiendo por la fuerza de las armas, la Restauración de la monarquía borbónica, en la persona de Alfonso XII.
A lo largo del siglo XIX, se consolida como villa importante y tras el incremento demográfico, se produce una expansión en las actividades productivas, especialmente la segunda mitad del siglo XIX.
Ya en el siglo XX, se produce un cambio político, con la proclamación de la II República, he iniciada la Guerra Civil, Cabra es ocupada por el bando nacional.
Durante el desarrollo de la Guerra civil española (1936-1939) el 7 de noviembre del 1938 la ciudad fue bombardeada por el bando republicano provocando una masacre de 101 muertos y más de 200 heridos.
En mi libro: “La España critica….una Iberia posible” comento esta tragedia humana y manifiesto:
“Desgraciadamente, la anarquía existente en las dos Españas enfrentadas, trajo, sin por ello olvidar, otras sangres inocentes derramadas, con los métodos represivos de los dos bandos, que usaron la extrema dureza.
Vamos a recordar, dos víctimas de esta barbarie, la desaparición de dos personajes, que la sufrieron, en su persona, dos genios de la pluma, Federico García Lorca y Ramiro de Maeztu, inútilmente sacrificados, por el odio enfermo de los contendientes. Olvidemos para siempre esta tragedia, con su memoria histórica y sepultemos definitivamente, la triste realidad, que denunciaba Mariano José de Larra, del convulso periodo decimonónico: “Aquí yace media España, murió de la otra media”.
Recordemos tiempos pasados, donde reinaba la armonía en el pueblo y todo el estrato social, participaba en actos colectivos como se refleja, el gran genio pictórico, Francisco de Goya, en su obra “La Pradera de San Isidro” con escenas de fiestas, alegría común y jolgorio popular y en otros como “La carga de los mamelucos” donde todo un pueblo unido, participa en su lucha contra el invasor francés.
En esta escena de la Guerra de Independencia, ya un ilustrado, de mente privilegiada, D. Melchor Gaspar de Jovellanos, hacía su análisis personal y decía: “España no lucha por los Borbones, ni por los Fernandos; lucha por sus propios derechos, derechos originales, sagrados, imprescriptibles, superiores e independientes de toda la familia o dinastía. España lidia por su religión, su Constitución, por su leyes, por sus costumbres, sus usos y en una palabra, por su libertad…”
Terminada la guerra transcurre su historia dentro del régimen de Franco hasta que en el año 1977 se incorpora como villa, tras la Ley de la Reforma Política al nuevo sistema democrático actual.
Hola soy de sevilla. Mi abuelo nació en cabra. Se llamaba Manuel Ortiz pastor y su hermano era Julián Ortiz pastor pero le llamaban rafalito. Quisiera poder contactar con familiares de Julián ya que mi abuelo y el ya murieron. Pero tiene que haber familiares en cabra por qué era una familia grande. Por favor si alguien supiera algún dato sobre mi familia o pudiera explicarme qué podría Acer para encontrarlos. Gracias, un saludo
hola, me llamo carmen y mi padre nacio en cabra junto a 8 hermanos. su nombre es FRANCISCO PEREZ ZAFRA. SUS PADRES ERAN JULIAN PEREZ LARA Y AURORA ZAFRA CAMACHO. SUS HERMANOS, PEPA, AURORA, JULIAN, ANTONIO, CARMELA RAFALIN Y MANOLO. VIVIAN EN LA C/TERZUELA, 12 Y SE QUE TENIAN PRIMOS HERMANOS UNO SE LLAMABA MANOLO. TRABAJABA EN ELSINDICATO, EL, O SU HERMANO. TENIA TIAS. UNA FUE MUERTA EN LA GUERRA. SI QUEDA ALGUIEN O ALGUIEN LO LEE ME GUSTARIA QUE ME DIJERA ALGO. GRACIAS,. SI ASI FUERTA YO ME PONDRIA ... (ver texto completo)
mi padre me ha dicho que su tia abuela se llamaba sierrita y que una de mis tiabuelas Dulce murio en la guerra, nose si es la misma o demasiada casualidad. Mi abuela Francisca Exposito Roldan era de Cabra y mi abuelo Luis Perez Zafra de Zuheros. Los padres de mi abuelo Luis sus apellidos si que eran esos Manuel Perez hinojosa y Carmen Zafra Sanchez. Tambien me ha dicho que venian de familia de bandoleros.
Alguien tiene noticias de los Piédrola Medel en Cabra?
Agradezco de antemano, cualquier informacion que me pudieran hacer llegar, gracias.
Mi correo es:
molinacarrillopablo1@gmail. com
BAÑOS DE CABRA. Entre las muchas y frondosas huertas que circundan este pueblo y hacen su terreno fértil y agradable, se encuentra una que contiene un riquísimo manantial de agua medicinal, por las muchas sales que tiene en disolución, y gran cantidad de azufre, de una trasparencia extremada y una temperatura bastante fría, lo que la hace provechosa para la curación de diferentes enfermedades. Gran número de observaciones recogidas por los profesores de medicina y cirugía D. Antonio Váldelvira, D. Antonio Garcia y D. José Sanjinés, confirman su eficacia en la curación de casi todas las enfermedades cutáneas, como los herpes o empeines, la sarna, verrugas, escamas, erisipelas ant., vicio escrofuloso, llagas pútridas, almorranas; y en las enfermedades internas, como flujos de sangre y blancos, diarreas inveteradas, flatulencia, histérico, melancolía, debilidades, convulsiones, y generalmente en todas las afecciones nerviosas, existiendo en el pueblo muchas personas curadas de algunas de las ya dichas dolencias, a beneficio de su virtud. El actual dueño de la huerta nombrada del Baño de San Juan, D. Alejo Chavarre, ha mejorado considerablemente en beneficio y utilidad de los que convencidos de la bondad y virtud de estas aguas, acudan a él a buscar la cura de sus dolencias. No ha omitido gasto alguno para conciliar el recreo con la decencia, y al electo ha cercado dicha finca y ha abierto comunicaciones independientes para los baños de ambos sexos, aumentando con este decoroso objeto otro estanque contiguo, que recibe el agua del mismo nacimiento o cueva de San Juan, el cual se halla unido al ant., y solo los separa una pared divisoria. Estas mejoras notables proporcionarán a todos la ventaja de poder concurrir a la hora que gusten, sin las incomodidades y exposiciones que antes eran consiguientes, cuando no existían los departamentos para ambos sexos.
* Diccionario geográfico - estadístico - histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Pascual Madoz. Madrid, 1848.
¿Alguien de cabra ha visitado la tienda de animales?
Bonito altar
Buenas tardes, quisiera información tengo familia en Cabra pero el problema es que no conozco el primer apellido, ellos trabajaban en la casa del Marqués de Escalona y mi prima era cocinera de la casa y luego abrió un restaurante, si alguien me pudiera ayudar se lo agradecería mis primas se llaman Paqui y Estella y el segundo apellido es Cano. Muchas gracias
Buenas:
Somos de descendencia de Cabrenses, y estamos intentando localizar a los familiares tanto de mi Abuelo, que fue Ebanista nacido y criado en esa ciudad, casado con mi abuela que fue maestar de las escuelas de Cabra, mi abuelo s llamaba Gustavo Mora Luna, y mi Abuela Ana Valenzuela Moreno, desconocemos si tenemos parientes en esa ciudad de algun grado, nosotros somos todos los nietos de descencencia materna de Madrid, nacieron entre 1851, y 1849. esperamos que podais darnos datos. atentamente, ... (ver texto completo)
Hola
En cuanto a ayudarte en saber de tus abuelos lo siento pero no se nada.
Sin embargo déjame decirte que para los nacidos en Cabra el gentilicio se denominan (EGABRENSES) y NO Cabrenses.
Hola a todos mi bisabuela se llamaba Dolores Gaspar y mi abuelo Rafael Ruiz, tenían una casa en la calle de la villa número 1. me gustaría saber sus segundos apellidos y así poder descubrir más sobre la familia, se que tenía un apodo le llamaban la Tamajona y tenían cabras mi teléfono es el 667779951