Pueblos de España

Santoral (MEMBRIO)


Temas relacionados con "Santoral" de ámbito general:
 Santoral diario
 Los Santos Inocentes
 Mensajes tema: Santoral
21 DE MAYO

-San Teopompo, obispo y mártir (s. IV)

-Santos Timoteo, Polio y Eutiquio, diáconos y mártires, Argelia.

-Santos Polieucto, Victorio y Donato, mártires, Cesarea de Capadocia (Asia Menor).

-San Secundino, mártir, Córdoba, 304.

-Santos Sínesio y Teopompo, mártires.

-Santos Nicóstrato y Antioxo, Cesarea de Palestina.

-San Valente, mártir.

-San Secundo, mártir, Alejandría, 357.

-Muchos santos obispos desterrados par los arrianos de Africa, s. V.

-San Hospicio, confesor, Niza (Francia), 581.

-La Traslación del cuerpo de San Juan de la Cruz, Segovia.

-Santa María de Cervellón o de Socors, Barcelona, 1290.

-San Constantino Magno, emperador, a quien dan culto en este día los orientales por haber dado la paz a la Iglesia, 337.

-San Mans o Mancio, esclavo cristiano traído de Roma y asesinado por los judíos. Se le celebra en varias diócesis de España y Portugal, y es patrono de la ciudad de Evora, s. V o VI.

-Santa Gisela o Isberga, virgen, hermana de Carlomagno, que fundó en Aire un monasterio, donde vivió hasta el año 806, siendo modelo de monjas benedictinas.

-Beata Catalina de Cardona. Pertenecía a la ilustre familia de los Cardona. Cuando tenía quince años, sus padres quisieron casarla con un rico geltilhombre, que murió poco antes de celebrarse el matrimonio. Entonces Catalina se refugió en un convento de franciscanas; pero sacada de allí violentamente, tuvo que vivir algún tiempo en la corte de Felipe II, donde fue confidente de la princesa de Eboli. Un buen día desapareció del palacio, y fue a encerrarse en una gruta, no lejos de Roda. Allí pasó veinte años, imitando a los antiguos anacoretas, hasta que, descubierta, entró en un convento de carmelitas de la región. Murió en 1577.
20 DE MAYO

-Santa María de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

-San Bernardino de Sena, 1444.

-Santa Basila, virgen y mártir, Roma, 253-258.

-San Baudilio, mártir, Nimes (Francia), fin del s. II.

-Santos Talaleo, Asterio, Alejandro y compañeros mártires, Edesa (Mesopotamia), 284.

-San Aquila, mártir, Tebaida de Eqipto.

-San Austregisilo o Autrillo, obispo de Bourges (Francia), 624.

-San Anastasio, obispo de Brescia (Italia), hacia 610.

-San Teodoro, obispo de Pavía, 778.

-Santa Plautila, madre de Santa Flavia Domitila, Roma, s. I.

-Beata Columba de Rieti (Italia), 1501.

-San Etelberto, rey de Estanglia (Inglaterra orienta]), mártir, 793.

-Beato Alberto de Bolonia (Italia), 1245.

-San Amalberto, Francia, s. VII. Era hijo de dos nobles francos, y San Audoeno fue su maestro en las letras y en la virtud. Se formó en la escuela palatina de los reyes merovingios, y no tardó en conquistar el título de ángel de la escuela del palacio. El rey Dagoberto le amaba entrañablemente, porque era cumplido en obras y en palabras, humilde con los pobres, bravo en el campo y prudente en el consejo. Habiendo heredado una rica hacienda, la gastaba en limosnas y en obras de piedad. Murió inopinadamente al volver de una expedición guerrera por tierras de Gascuña.

-San Lucífero de Cagliari. En Cerdeña se celebra la fiesta de este obispo, que en su tesón por defender la ortodoxia contra los arrianos, llegó a ponerse frente a los pontífices romanos, tachando su condescendencia de debilidad y dando origen a un cisma. Sin duda, su intransigencia estaba movida por su buena fe. Quedan de él numerosos escritos.
18 DE MAYO

-San Venancio, mártir de Camerino (Italia), 302.

-San Dióscoro, mártir (Egipto).

-Sam Félix, mártir, Espoleto (Italia).

-San Potamión, obispo y mártir., Egipto, s. IV.

-San Teódoto el tabernero, uno de los mártires más gloriosos del tiempo de Diocleciano. Natural de Ancira (Galacia), se dedicó primero a asistir a los confesores de la fe, llevándoles alimentos y recogiendo sus cuerpos después de muertos. Sostuvo especialmente en las luchas a sus compañeros mártires Tecusa, Alejandra, Claudia, Faina, Eufrasia, Matrona y Julita, que fueron expuestas a toda clase de ultrajes y llevadas al templo de Diana y Minerva como sacerdotisas, y que después de mil tentativas fueron inmoladas por la fe. Teódoto recogió sus cadáveres, y, sorprendido por los paganos, fue también martirizado, 304.

-San Erico, rey de Suecia, martirizado por los daneses en 1151.

-San Leonardo Murialdo.

-San Félix de Cantalicio (1513-87), capuchino. Pastor y criado en su juventud, esos oficios humildes le sirvieron de ensayo para la vida de humildad y penitencia que como capuchino había de practicar en Ascoli, y, durante veintidós años en Roma, como mendicante de su Orden. Allí se hizo gran amigo de San Felipe Neri, llegando a ser uno de los personajes más populares y admirados en la Ciudad Eterna. Canonizóle Benedicto XIII, en 1724.

-Beato Guillermo de Tolosa, ermitaño de San Agustín (1369).

-Beato Juan Gelabert, compañero de apostolado de San Vicente Ferrer.

-San Merolino, sacerdote escocés, que fue martirizado par los ladrones yendo en peregrinación a Roma.

-San Arsenio el joven, monje de San Basilio (Regio).

-Santa Rafaela María del Sagrado Corazón († 1925)
17 DE MAYO

-San Pascual Baylón, Villarreal (Castellón de la Plana), 1592.

-San Torpetes, mártir, Pisa (Italia), s. I.

-Santa Restituta, virgen y mártir, Africa, s. III.

-Santos Heradio, Pablo y compañeros mártires, Noyon (Francia), 303.

-Santos Adrión, Víctor y Basila, mártires, Alejandría.

-San Solocano, mártir, Calcedonia, s. IV.

-San Bruno, obispo de Wuzburgo (Alemania), 1045.

-San Celestino, mártir, Tournay (Bélgica).

-San Montano, recluso, Laon (Francia), s. V.

-Beato Juan Taulero, Estrasburgo (Francia), 1361. Autor de muchos tratados de mística, y entre otros que le han dado merecida celebridad: 1º, Sermones del tiempo y de Santos; 2º, la Vida de Jesucristo; 3º, Las Instituciones, su obra más notable; 4°, Las Epístolas; 5º, Alfabeto dorado; 6º, Diálogo entre un teólogo y un mendigo.

-Santos Andrónico y Junias, del número de los setenta y dos discípulos de los cuales habla San Pablo en la epístola de los Romanos; predicaron el Evangelio en Siria y el Ponto.

-San Posidio, discípulo. de San Agustín y obispo de Cálamo (Numidia). Los donatistas le persiguieron tenazmente, expulsándole de su diócesis. También tuvo que sufrir mucho de los vándalos: retiróse a Hipona, donde asistió a la muerte de San Agustín, de quien escribió la vida con mucho cariño y admiración.

-Santa Framéquilda, madre de Santa Austreberta, que con su dulzura y santidad supo suavizar las ásperas costumbres de los bárbaros de la corte de Dogoberto II.

-Beato Tremar, agustino, fundador del monasterio de Neunmuster y obispó. de Lubeck (1152).
16 DE MAYO

-Santa Margarita de Cortona (1247-1297).

-San Andrés Bobola († 1657), Janoff (Rusia Blanca), martirizado por los cosacos, en odio a la fe romana, de la que fue intrépido defensor. Después de azotarle bárbaramente, le aplicaron hachas encendidas a todo el cuerpo, le arrancaron la piel de la cabeza y de la mano para reírse de la tonsura y unción sacerdotal, le metieron astillas entre las uñas, le sajaron las espaldas, le cortaron las manos y la nariz y le arrancaron la lengua: por fin, le atravesaron el corazón con una lanza. Pío XI le canonizó en 1938.

-San Simón de Stock, devotísimo de la Virgen, a quien como premio le dió el Escapulario del Carmen, 1265.

-San Ubaldo, obispo de Gubio (Italia), 1160.

-Santos Aquilino y Victoriano, Isauria (Asia Menor).

-San Peregrino, obispo y mártir de Auxerre, s. III.

-Santos Félix y Genadio, mártires, Uzale (Africa), s. III.

-Los monjes martirizados en la laura de San Sabas (Palestina) por los sarracenos, 614.

-San Abdas, obispo, siete sacerdotes, nueve diáconos y siete vírgenes, mártires, Persia, 351.

San Honorato, obispo de Amiéns (Francia), 600.

San Dómnolo, obispo de Mans (Francia), 581.

-San Posidio, ob, Mirándola (Italia), discípulo de San Agustín y autor de la Vida de este doctor, hacia 450.

-San Fídolo, Troyes (Francia), 540.

-San Brandano, abad, Irlanda, 578.

-Santa Máxima, v., Frejus (Francia), s. VIII.

-San Bernardo Menton, ermitaño, Monte Jura (Savoya), por su poder contra los demonios llamado el San Antonio de Francia.
15 DE MAYO

-San Isidro Labrador, patrón de Madrid, siglo XII.

-Los siete varones apostólicos (s. I).

-Santa Juana de Lestonnac († 1640)

-Los siete varones apostólicos, Torcuato, Tesifonte, Segundo, Indalecio, Cecilio, Esiquio y Eufrasio, quienes según el testimonio de San Gregorio VII en una carta al rev Alfonso VI, fueron enviados por los apóstoles San Pedro y San Pablo a evangelizar España. Desembarcaron en Cádiz, dónde hicieron muchos milagros, y después de haber predicado por casi toda la Península, sobre todo en Andalucía, murieron: Torcuato en Cádiz, Tesifonte en Vergi (Almería), Segundo en Avila, Indalecio en Portilla, Cecilio en Elvira, Esiquio en Gibraltar y Eufrasio en Andújar.

-San Mancio, mártir, en Evora (Portugal). s. VI.

-San Isidro, mártir, isla de Quio (Grecia), 251.

-Santos Pedro, Andrés, Pablo y Dionisia, mártires, Lampsaco (Grecia), 250.

-San Simplicio, obispo y mártir, Fausina (Cerdeña), s. IV.

-Santos Casio, Victorino, Máximo y compañeros mártires Auvernia (Francia).

-Santa Dimpna, virgen y mártir, hija del rey de Irlanda. Bélgica, s. VII. Su martirio constituye una de las páginas más tenebrosas de la barbarie humana. Pues a la muerte de su madre, los grandes aconsejaron al rey, su padre, se casase con su propia hija. Para evitar tan horrendo propósito, la joven huyó al desierto. Encontrada por los esbirros de su padre, éste, llevado de su infame pasión, al no verse correspondido, mató a su propia hija. Con ella, fue martirizado el sacerdote Gereberno, que la había escondido y guiado en la virtud.
-San Ruperto, príncipe alemán, cuya vida escribió Santa Hidelgardis, s. IX.

-Beata Berta, madre de San Ruperto.

-San Reticio, obispo de Autun (Francia), 334.

-San Emigdio, obispo y mártir.
14 DE MAYO

-San Matías, apóstol, Judea, s. I.

-Santa Juana de Arco (31 mayo), 1432.

-Santa Gema Galgani, virgen.

-San Bonifacio, mártir, Tarso (Asia Menor), siglo IV.

-San Poncio, mártir, Francia 257.

-San Víctor y Santa Corona, mártires, Siria, s. II.

-Santas Justa, Justina y Henedina, mártires, Cerdeña.

-San Pascual, papa, que sacó innumerables cuerpos de mártires de las Catacumbas y los distribuyó por todas las iglesias de Roma, 824.

-San Bonifacio, obispo, Forentino (Italia), s. VI.

-San Pomponio, obispo de Nápoles, 538.

-San Pacomio, abad, fundador de innumerables monasterios en Egipto, 384.

-San Gadescalco, abad de San Bertin (Francia), 1176.

-San Gerásimo, abad, Calabria (Italia).

-San Gil de Santarén, 1265.

-Santa Juliana de Norwich, célebre por sus revelaciones y escritos místicos (Inglaterra, 1342). En ellos se nos manifiesta como una alma poco instruida en las ciencias humanas, pero abrasada en los amores divinos. Es, sobre todo, uno de los más asombrosos ejemplares que el cristianismo ofrece como apasionados del sufrimiento. Todos los días pedía tres gracias: sentir hondamente la pasión de Cristo, padecer graves enfermedades por su gloria y vivir unida con Dios. A los treinta años cayó enferma y el resto de su existencia fue una agonía terrible.

-Beato Tutón de Ratisbona, monje de San Emerardo, secretario del emperador Arnoldo y obispo de Ratisbona; perseguido por el emperador Corvado, a quien acusó de haber robado y vendido un maravilloso Evangelio de su iglesia catedral.
7 DE MAYO

-Beata Madre María de San José. Primera beata venezolana.

-Santa Eufrosina y Teodora, mártires, Roma, 99.

-San Juvenal, mártir.

-Santos Flavio, Augusto y Agustín, hermanos, Nicomedia, s. III.

-San Cuadrato, mártir, Nicomedia, s. III.

-San Benedicto II, papa. Roma, 685.

-San Juan de Bevérley (8 mayo), obispo de York, 1721. Puede ser considerado como un precursor del benedictino Pedro Ponce de León, inventor del método de hacer hablar a los sordomudos. También él fue monje, después de haber estudiado letras divinas y humanas en el monasterio de Whitby, gobernado por una monja princesa, Santa Hilda. Gobernó primero la diócesis de Hexam, de donde pasó a la de York. Cuenta de él su biógrafo que llegó a hacer hablar a un sordomudo, enseñándole la vocalización paciente e ingeniosamente. Murió en 721.

-San Pedro, obispo de Pavía (Italia), 738.

-San Domiciano, obispo de Maéstrich (Holanda), 560.

-San Valeriano, obispo de Auxerre (Francia).

-San Sereno, abad, Chateau-Thierry (Francia), s. VIII.

-Santa María, madre de Santiago y Salomé, Evreux (Francia), s. I.

-Santos Euvaldo y Sixto, mártires, Gerona, s. IV.

-San Alberto el labrador, nacido en Ogna y muerto en Cremona, cuyos campos santificó con su trabajo humilde y amoroso. Fue contemporáneo de San Isidro, el labrador de Castilla, 1190.
6 DE MAYO

-Santo Domingo Savio († 1857)

-San Juan ante Portam Latinam, Martirio en Roma, s. I.

-San Evodio, mártir, obispo de Antioquía, 62.

-San Lucio, obispo de Cirene, (África), s. I.

-Santos Heliodoro y Venusto, con otros sesenta y cinco mártires, África.

-San Teódoto, obispo y mártir, Chipre, siglo IV.

-San Juan Damasceno (27 marzo), Damasco, s. VIII.

-San Protógeno, obispo de Carrés (Mesopotamia).

-Santa Benedicta, virgen, Roma, s. V.

-San Justo, obispo y mártir, Viena (Francia), 168.

-Beata Isabel de Buda (Hungría), Roma, hija de Andrés III, 1388.

-Beata Bonizella, virgen, Siena (Italia). 1300.

-Beata Prudencia, virgen, Como (Italia), 1492.

-San Petronax, obispo de Montecasino, 725. Pertenecía a una poderosa familia de la región de Nápoles. Movido por el deseo de vida religiosa, resolvió gastar toda su hacienda en la restauración del monasterio de Montecasino, que estaba desierto y arruinado desde que un siglo antes pasaron por allí los lombardos. Alentado por el pontífice San Gregorio II, llevó adelante su proyecto, recogió las tradiciones del santo patriarca, reunió compañeros, participantes de su entusiasmo, y restableció en la sagrada montaña la observancia de la Regla benedictina.
5 DE MAYO

-San Nancto, abad. (s. VII).

-Santa Crescenciana, mártir, Roma.

-San Silvano, mártir; San Eutiquio, mártir, Alejandría.

-Santos Irenio, Pelegrino e Irene, mártires, Salónica.

-San Joviniano, mártir, Auxerre (Francia), 304.

-San Angel, mártir, Alicote (Sicilia), muerto por los herejes hacia 1225.

-San Máximo, obispo y mártir, Jerusalén, 350.

-San Eulogio, obispo de Edesa (Siria) 381.

-San Hilario, obispo de Arlés (Francia), autor de las Homilías de las fiestas del Año y Explicación del Símbolo, 449.

-San Niceto, obispo de Viena (Francia), 392-395.

-San Teodoro, obispo de Bolonia (Italia), hacia 530.

-San Geroncio, ob. de Milán, 470.

-San Sacerdote, obispo, Sagunto, s. VI.

-La conversión de San Agustin en Milán, bautizado este dia por San Ambrosio, 387.

-Beata Ida de Nivelles (Francia), esposa de Pipino de Landen y madre de Santa Gertrudis, 652.

-Nuestra Señora de las Gracias, Roma, fiesta instituída por Pío V, s. XVI.

-San Britón, obispo de Tréveris (Alemania), s. IV.

-San Avertino, Cantorbery (Inglaterra), 1180. Fue discípulo de Santo Tomás Becket. Nacido a mediados del siglo XII, se consagró a la vida religiosa entre los canónigos de San Gilberto, recién fundados. Acompañó a Santo Tomás en el Concilio de Tours, donde fue condenado el antipapa Víctor, y poco después, asesinado el arzobispo de Cantorbery, dejó definitivamente su tierra para retirarse a Francia, donde vivió haciendo vida de anacoreta en un bosque cercano a Tours, 1180.

Santos: Angel, Hilario, Niceto, Eulogio, Teodoro, Geroncio, Máximo, obispos; Eutimio, Crescenciana, Irene, Ireneo, Joviniano, Peregrino, Gregorio, Arquelao, Felicísima, mártires; Nancto, eremita.
Lore/loli, en el Santoral no aparece una Santa y miramos el calendario que tenemos en nuestro escritorio y vemos para hoy a Ntra. Sra. Araceli y mira por donde nos damos cuenta que es un nombre raro, en mi vida solo he conocido una mujer que se llame Araceli y seguro que en estos lares hay uno o tal vez dos que la conocieran, esperamos si aparece alguno que esté en retaguardia o agazapado y nos de alguna razón donde vivía esa mujer.
Nosotros hemos tenido como compañero que se llama Araceli. El pasado martes vino a consulta un hombre que se llamaba Salomé. El pueblo teniamos una "quinta", que se llamaba Zacarias... y se cambió el nombre por María. La "retaguardia" pide cambio de guardía. SALUDOS.
Lore/loli, en el Santoral no aparece una Santa y miramos el calendario que tenemos en nuestro escritorio y vemos para hoy a Ntra. Sra. Araceli y mira por donde nos damos cuenta que es un nombre raro, en mi vida solo he conocido una mujer que se llame Araceli y seguro que en estos lares hay uno o tal vez dos que la conocieran, esperamos si aparece alguno que esté en retaguardia o agazapado y nos de alguna razón donde vivía esa mujer.
30 DE ABRIL

-San José Benito Cottolengo († 1842)

-San Pío V, papa, Roma, 1572

-Beata María de la Encarnación, fundadora, en el reino de Francia, del instituto de las Carmelitas Descalzas, 1678.

-Santos Mariano y Santiago, mártires, en Lambesa, Argelia, 260. Sus actas auténticas constituyen una de las páginas más admirables de la liturgia cristiana del s. III.
... (ver texto completo)
Mira por donde "LOREN/LOLI" el domongo (s. D. q.) el domingo pasaremos por el Cottolengo del "Padre Alegría" de Pinofranqueado; seguramente veremos a algun paisano, y sino... en "La Huetre", y así no fallaremos; pero todo "depende"... como dice la canción de "Jarabe de Palo". SALUDOS.
30 DE ABRIL

-San José Benito Cottolengo († 1842)

-San Pío V, papa, Roma, 1572

-Beata María de la Encarnación, fundadora, en el reino de Francia, del instituto de las Carmelitas Descalzas, 1678.

-Santos Mariano y Santiago, mártires, en Lambesa, Argelia, 260. Sus actas auténticas constituyen una de las páginas más admirables de la liturgia cristiana del s. III.

-San Eutropio, obispo y mártir, Saintes, Francia.

-Santos Amador, sacerdote, Pedro y Ludovico; sufrieron en la persecución de los musulmanes, bajo el gobierno del emir de Córdoba Mohamed. Amador era natural de Martos, y había ido a Córdoba para estudiar en sus escuelas famosas; sus compañeros de martirio pertenecian a buenas familias cordobesas. Deseosos de sufrir por Cristo, entraron un día en la mezquita y empezaron a predicar el Evangelio. Furiosos les moros, se arrojaron sobre ellos y los despedazaron.

-San Lorenzo, Novara, Italia, mártir, y varios niños que él educaba.

-Santos Afrodiso y treinta mártires, Alejandría.

-San Máximo, mártir, Éfeso, Asia, 250.

-Santa Sofía, virgen y mártir, Fermo, Italia.

-San Severo, obispo de Nápoles, s. V.

-San Donato, obispo, Euria, Albania, 387.

- San Erkembaldo, obispo de Londres, 698.

-Beata Sabina, virgen, Jouarre, Francia, 1173.

-San Ponce, abad de Casa-Dei, Francia.

-Beato Raimundo de Calatrava, 1163.

-San José Benito Cottolengo, fundador de la Piccola Casa, Turín, 1842. Canonizado por Pio XI en 1934.

-San Indalecio, uno de los siete varones apostólicos, que fundó, según la tradición, la iglesia de Urci, a tres leguas de Almería, s. I.

-San Aimón, religioso de la abadía cisterciense de Savigny, en Normandía, 1173.
26 DE ABRIL

-San Cleto y Marcelino, papas y mártires, Roma, 77-83.

-San Isidoro de Sevilla, doctor de la Iglesia, 636.

-Santos Marcelino, papa y mártir, Claudio, Cirino y Antonino, mártires, Roma 295-304.

-San Basilio, obispo de Amasea, Ponto, mártir, hacia 322.

-San Pedro, obispo, Braga, s. I.

-San Clarencio, obispo de Viena, Francia, hacia 620.

-San Lucidio, obispo de Verona, Italia, s. VII.

-San Ricardo, sacerdote, Monasterio de Céntula, s. VII.

-Santa Exuperancia, virgen, Troyes, Francia, 380.

-San Vidal, mártir, Besançon, Francia.

-Santa Alda, viuda, terciaria de los Humillados, Siena, 1309.

-Santa Valentina, virgen y mártir, Iprés, Bélgica.

-La aparición de Nuestra Señora del Buen Consejo, Ajaccio. Córcega.

-Beatos Domingo y Gregorio, dominicos, que, sorprendidos por una tempestad cuando iban predicando por Castilla, se cobijaron bajo una roca, que los sepultó al caer removida por los truenos, Besiano.

-San Pascasio Radberto, abad de Corbie y famoso escritor carolingio. Nació en Soissóns a fines del siglo VIII. A la muerte de su padre se encontró en la miseria, pero un convento de monjas se encargó de su sustento y educación. Más tarde pidió el hábito benedictino en la abadía de Corbie, donde se distinguió por su piedad y por su amor a las letras divinas y humanas. Fue abad, pero no hubo modo de hacerle aceptar la dignidad sacerdotal. Al pie de sus cartas pone siempre estas humildes palabras: "Pascasio, diácono, el desecho de todos los monjes." Escribió en prosa y en verso, comentó a San Mateo en doce libros, narró las vidas de algunos santos y varones ilustres, intervino en las polémicas de su tiempo con gran erudición escriturística y agudeza de ingenio, y fruto de estos debates son sus tratados Del parto de la Virgen y Del cuerpo y la sangre del Señor.