MEMBRIO (Cáceres)


Temas relacionados con "Santoral" de ámbito general:
 Santoral diario
 Los Santos Inocentes
6 DE FEBRERO

San Pablo Miki y compañeros mártires

Pablo nació en Japón entre los años 1564 y 1566.

Ingresó en la Compañía de Jesús y predicó generosamente y con mucho fruto el Evangelio entre sus conciudadanos.

En una fuerte persecución contra los primeros católicos japoneses fue encarcelado y crucificado en Nagasaky, el 5 de Febrero de 1597, junto con otros 25 compañeros entre los que se encontraba el misionero franciscano español san Pedro Bautista.

-Santa Dorotea, virgen y mártir, Cesarea, Capadocia, s,. III.

-Los santos mártires Saturnino, Teófilo y Revocata. San Silvano, ob. de Emesa, Fenicia, martirizado por las bestias del circo en 312.

-San Antoliano, mártir, Clermont, 265.

-San Vedasto, obispo de Arras, 540, y San Amando, ob. de Maëtricht, 684.

-San Guarino, obispo cardenal de Palestrina, 1159.

-San Julián, mártir y médico, crucificado en Emesa, Fenicia, 312.

-San Ina, rey de los sajones occidentales, en Inglaterra, y fundador de los monasterios de Abbendon y Winburn, s. VII.

-Santa Hildegunda, condesa de Arnsberg y fundadora del antiguo monasterio premonstratense de Mehre, 1183.
1 DE FEBRERO

-Brígida, virgen irlandesa 436-523. Hija de un señor de Irlanda y de una esclava, y educada en el paganismo, se convirtió a la fe por influencia de los discípulos de San Patricio. Para conservar su virginidad, pidió a Jesucristo que la volviese fea, y efectivamente, perdió un ojo, lo cual le permitió juntarse con otras jóvenes en el monasterio de Kildare, a ocho leguas de Dublín, para servir a Dios. Es patrona de Irlanda.

-San Pionio (13 marzo) y sus compañeros, mártires, cuya muerte emocionante se relata en actas auténticas, 251.

-San Severo, obispo de Ravena, 389.

-San Pablo obispo, Trois-Chateaux, Francia,_s. V.

-San Efrén, diácono de Edesa y doctor (18 junio), 378.

-Beata Veredigna, virgen reclusa de la Orden de Vallumbrosa, en Castro Florentino. Toscana, 1242.

-San Sigeberto, rey de Austrasia, 630-656.

-San Cecilio, uno de los siete varones apostólicos, Iliberis, Granada, s. I.

-San Vendimiano, anacoreta en Bitinia, 500.

-Beato Antonio el Peregrino, que en, cinco años visitó todos los Santos Lugares, Padua, 1267.
31 DE ENERO

-San Francisco Javier María Bianchi († 1815)

-San Juan Bosco (23 septiembre). Fundador de la Sociedad de los Salesianos y del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora: muerto en Turin en 1888.

-San Ciro y San Juan, mártires, Roma, s. IV.

-San Metrano, mártir, Alejandría, 249.

-Santos Saturnino, Tirso y Victor y otros muchos, Alejandría, 249.

-Santos Tarsicio, Zótico, Ciriaco y compañeros ms., Alejandría, siglo III, en la persecución de Decio.

-Santa Trifena, mártir, Cicico, en el Helesponto.

-San Geminiano, obispo, Médena, 390.

-San Julio, sacerdote en Novara, tierras de Milán, 400.

-Santa Marcela. viuda, discípula de San Jerónimo, en Roma, 410.

-Beata Luisa de Albertone, terciaria franciscana, Roma. 1530.

-La traslación de San Marcos desde Alejandría a Venecia, 831.

-San Adamnan, sacer. dote, Coldingham, Inglaterra, s. VII.

-San Eusebio mártir, en San Galo, Suiza, 884. Los campesinos le cortaron la cabeza con una hoz porque reprendia sus excesos.

-San Martín, sacerdote portugués, que, hecho prisionero de los moros con algunos caballeros templarios, fue llevado a las mazmorras de Córdoba, donde murió. después de derramar el consuelo en torno suyo, 1147.

-Beata Isabel, terciaria franciscana, Waldsée, en Suabia, 1420. Era de pobre familia y se ganaba la vida cosiendo. Dios la favoreció con fenómenos extraordinarios, como el poder vivir durante tres años sin más alimento que la comunión.

-Santo Domingo Sarraceno y sus compañeros mártires, que, prisioneros de Almanzor después de la batalla de Simancas, fueron llevados a Córdoba, donde murieron por la fe en 975.
30 DE ENERO

-Santa Martina, virgen y mártir., Roma, s. III.

-San Hipólito, mártir, Antioquía, s. III.

-Santos Feliciano, Filapiano y ciento veinticuatro más, mártires de Africa.

-San Barsimeo, obispo de Edesa, donde convirtió a muchos gentiles; murió mártir bajo Trajano.

-San Barsés, obispo, que, relegado a Edesa por el emperador arriano Valente, murió allí en olor de santidad, 379.

-San Alejandro, obispo oriental, muerto en la persecución de Decio, 251.

-San Matías, ob. de Jerusalén, s. II.

-San Félix, paoa, Roma, 526-530, elegido por la influencia de Teodorico el Grande.

-San Armentario, obispo de Pavía, 730.

-Santa Aldegundis, virgen, de la familia real de Turingia y fundadora del monasterio de Maubeuge, en el Ha ¡naut, 689.

-Santa Sabina, Milán, 311.

-Santa Jacinta de Mariscotti, virgen

-Santa Habrilia, virgen, que vivió en un monasterio cerca del lago de Constancia, s. VII.

-Santos Teodoro y Teófanes, monjes basilios de Constantinopla, desterrados por defender el culto de las imágenes contra León el Armenio.

-San Gerardó, hermano de San Bernardo, Clervaux, s. XII.

-San Lesmes o Adelelmo, 1100. Nacido en Londun, Poitou, de una rica familia; distribuyó sus bienes entre los pobres, y tomando el vestido de uno de sus criados, se encaminó hacia Roma. Terminado su viaje, al llegar a Issoire, el B. Roberto, abad y fundador de Chaisse-Dieu, le instruyó en la vida monástica en su monasterio, donde se entregó a las más arduas penitencias. Por influencia de Constanza, mujer de Alfonso VI de Castilla, Roberto envió a Lesmes a España, fijando su residencia en Burgos y fundando allí el monasterio benedictino de San Juan Evangelista, donde se consagró a la recepción de los peregrinos de Santiago y al cuidado de los enfermos. La ciudad de Burgos le considera como su patrón.
28 DE ENERO

-Santo Tomás de Aquino, doctor de la Iglesia, 1274.

-En Roma: la memoria de Santa Inés o aparición de la Santa a sus padres y Constancia, hija de Constantino.

-San Flaviano, mártir, Roma, 304.

-Santos Tirso, Leneo y Calínico, mártires., Apolonia en Bitinia, 250.

-San Leónidas y sus compañeros, mártires, en la Tebaida, 304.

-Una multitud de mártires asesinados en Alejandría por los arrianos, mientras asistían a una función litúrgica, 376.

-San Cirilo, patriarca de Alejandria y doctir de la Iglesia, 444.

-San Valerio, obispo de Zaragoza, que sufrió el destierro bajo la persecución de Diocleciano, y murió luego de muerte natural.

-San Julián, obispo de Cuenca, 1208. Fue natural de Burgos. Ordenado de sacerdote en 1166, siguió en las huestes de Alfonso VIII, quien le nombró obispo de Cuenca al conquistar esta ciudad de los moros (1182). Se distinguió por su amor a los pobres y por su celo en la predicacdón. Convirtió a muchos sarracenos y comenzó las obras de la catedral de Cuenca, una de las primeras en estilo francamente gótico que hay en España.

-San Juan, monje en Moutier, Saint-Jean, Francia, 545.

-Santiago, que pasó largos años en un sepulcro para hacer penitencia de un pecado, Palestina, s. VI.

-San Armuldo, escudero, que se dejó matar por los enemigos de su amo, Cisoing, Flandes, s. VIII.

-Beato Carlomagno, emperador, 814, Aix-la-Chapelle.

-San Irmonzo, Pastor, Mond, Paises Bajos, s. V.

-San Juan el Presbítero, como le llamaron los antiguos, discípulo de San Juan Evangelista y maestro de Papías.

-San Paladio, anacoreta, Siria, cerca de Antioquía, s. IV.

-Beato Nicolás de Orbita, lego de los Hermanos Menores, Zaragoza, 1240.
27 DE ENERO

-Santa Ángela de Mérici, virgen (c. a. 1470-1540)
-San Julián de Mouras

Fue martirizado durante la persecución de Domiciano en un lugar de Galicia, llamado entonces Aguas Quintianas, que tomaron el nombre de Quinto Metelo.

Sólo conocemos su existencia por el Martirologio Romano.

En la capilla de los mártires de la Catedral de Badajoz se instala un pequeño retablo dorado a expensas del Chantre D. Luis Ortiz de León para depositar el cuerpo del mártir. Presenta cuatro columnas estriadas, rematada con una hornacina en donde hay una imagen de la Virgen. Su autor fue Alonso Rodríguez Lucas, en 1678. El Cabildo, a instancia del penitenciario D. Juan Solano de Figueroa, propulsor de la liturgia pacense, insta al Obispo cisterciense de Badajoz D. Fray Francisco de Roys Mendoza en 1668 a pedir la misa y oficio según las normas vigentes para España. Se fecha su celebración por la Congregación romana el 27 de enero.

-San Julián, mártir, Sora, s. II.

-San Av ¡to, mártir, Africa, S. III.

-Santos Dacio, Reato y otros muchos que sufrieron en Africa bajo la persecución de los vándalos.

-Santos Dativo, Julián, Vicente y otros veinsiete mártires de Africa, siglo III.

-San Vitaliano, papa, Roma, 657-671. Tuvo que luchar contra el emperador monotelita Constante II, y de él conservamos unas cuantas cartas, testimonio de su celo pastoral.

-San Julián, obispo de Mans, s. II.

-San Mauro, abad de Val-Benois, en tierras de Orleáns, 555.

-Santa Angela Merici, virgen, fundadora de las Ursulinas, que se dedican a la enseñanza de las niñas, Brescia, 1540. Su fiesta se celebra el 31 de mayo por decreto de Pio IX.

-Santa Devota, virgen y mártir, Niza, persecución de Diocleciano.

-San Emereo, fundador del monasterio de Bañoles, cerca de Gerona, siglo VIII.

-San Pedro el Egipcio, anacoreta, Siria, 400.

-San Domiciano, solitario de Palestina, compañero de San Eutimio y maestro de San Sabas, 473.

-San Gamelberto, párroco de Michelsbuch, su patria, Baviera, s. VIII.
26 DE ENERO

-SanTimoteo, discípulo de San Pablo, m., Efeso, 97.

-San Tito, obispo, discípulo de San Pablo (s. I)

-San Teógenes, obispo, y treinta y seis compañeros mártires, 260, Hipona.

-Santa Paula, patricia romana, que, siguiendo a San Jerónimo, se estableció en Belén, donde murió en 404.

-Santa Batildis, reina de Francia, París, 685.

-San Teofredo, obispo de Albi, y antes abad de Corbie, 690.

-San Maro, ob. de Tréveris, 479.

-San Alberico, segundo abad del Cister y uno de los fundadores de esta Orden, 1109.

-Santa Notburga, viuda, y sus siete hijos, diócesis de Constanza, s. IX.

-San Ammón, abad del monasterio de San Antonio en la Tebaida y cuarto sucesor del fundador de los cenobitas, 400.

-Santos Jenofonte y María, su hijos Juan y Arcadio, monjes, Jerusalén, s. VI.

-San Gabriel, sacerdote, Jerusalén, s. V.

-Santa Teorítgida, virgen, Barking, Inglaterra, s. VII.

-Santos Asurio y Bimarasio, obispos de Orense; Gonzalo, Osario y Froaburga, obispos de Coimbra; Servando, Viliulfo y Pelayo, obispos de Iria, y Alfonso, obispo de Astorga cuya fiesta se celebraba antiguamente en el monasterio gallego de Rivadesil, donde se conservaban sus reliquias.

-Beata Margarita de Hungría, virgen, de la Orden de Santo Domingo, hija del rey Bela IV, 1243-1271
25 DE ENERO

-La Conversión de San Pablo, dos años después de la Ascensión.

-San Ananías, mártir, que bautizó al Apóstol de las gentes, Damasco, s. I.

-Santos Juventino y Maximino, martirizados en Antioguía, reinando Juliano el Apóstata, 363.

-San Proyecto o Pricio. obispo de Clermont, y San Marino, asesinados por sus conciudadanos, 674.

-Santos Donato, Sabino y Agape, mártires.

-San Bretranión, obispo de Tomis, en Escitia, que resistió tenazmeilte al emperador arriano Valente, s. IV.

-San Papón, abad de Stavelot, en Bélgica, y consejero del emperador San Enrique, 1048.

-San Adelfo, abad, Clermont, s. VIII.

-Santa Adelwisa, madre de San Padpón, s. XI, Verdún.

-San Publio. abad de Zeugma, en Siria, 380. Convencido del valor del tiempo, se preocupaba sobre todo de evitar la ociosidad.
24 DE ENERO

-San Francisco de Sales, obispo de Ginebra y doctor de la Iglesia, Lyón, 1622.

-San Bábilas o Babil, mártir, Antioquía, 250. Con él murieron tres niños llamados Urbano, Prilidiano y Epolonio.

-Santos Mardonio, Musono, Eugenio y Metelo, quemados en Neocesarea, probablemente durante la persecución de Dioclecíano.

-San Feliciano, obispo de Foligno y mártir, 251.

-San Tirso y San Pricio, mártires, en Apolonia de Bitinia, bajo el gobierno de Decio. Los martirologios españoles hacen a San Tirso originario de Toledo.

-San Zamas, primer obispo de Bolonia, s. III.

-San Exuperancio, obispo. de Cingoli, en el Piceno, hacia el s. V.

-San Surano, abad, que floreció en Italia en tiempo de los lombardos, s. VI.

-San Sabiniano, mártir, Troyes, persecución de Aureliano.

-San Artemio, obispo de Clermont, Auvernía, 394.

-San Bertrán, obispo, San Quintín, s. VII.

-San Macedonio, solitario, llamada el Critófago o comedor de cebada, Siria, 420.

-San Efrem, obispo de Miloso, en Caria, y Santa Eusebia, virgen, s. V.

-San Cadoc, fundador del monasterio de Nan-Carván, donde enseñaba las letras sagradas y profanas. Fue, sobre todo, un gran admirador de Virgilio, llegando a llorar por temor de que se hubiese condenado. Murió en Wedon, condado de Northampton s, VI.

-San Zósimo Cilix, obispo de Babilonia, en Egipto, s. VI.
—San lldefonso, Obispo de Toledo, 667; doctor de la Iglesia visigoda.

—Santa Emerenciana, virgen y mártir, que, siendo simple catecúmena, fue lapidada por los paganos, cuando oraba junto al sepulcro de Santa Inés. Roma, s. IV.

—San Pármenas, uno de los siete primeros diáconos, mártir; Filipos, Macedonia, s. I.

—Santos Severiano y Aquila, su esposa, mártires, quemados; Cesarea, Mauritania, s. III.

—San Aselas, mártir; Antinoé, Egipto, s. IV.

—San Clemente, obispo de Ancira y mártir, siglo IV.

—San Agatángelo, mártir, en el mismo día y el mismo lugar.

—San Juan el Limosnero, famoso por su amor a los pobres, patriarca de Alejandría, 618.

—San Mártir, solitario, en los Abruzzos, s. VI.

—Santa Mesalina, virgen y mártir, Foligno, Italia. 250.

—San Amasio, obispo de Tiano; combatió el arrianismo y predicó el Evangelio en Sora y Tiano, 350.

—San Salomón el Silenciario, junto al Eúfrates, 400. Unos bandidos se apoderaron de él y le transportaron una y otra vez del lado oriental al occidental del río, sin arrancarle una sola palabra.

—Beata Margarita, fundadora de una sociedad de religiosas llamadas del Buen Jesús, Ravena, 1505.

—La Santísima Virgen de la Paz; fiesta celebrada en algunas partes de España.
San Vicente, diácono y mártir, una de las más ilustres victimas de las persecuciones romanas, cantado por Prudencio, celebrado por San Agustín, glorificado por San León, Valencia, 304.

—San Anastasio, monje oriental, y otros sesenta compañeros, martirizados en Cesarea de Palestina, cuando Cosroes se apoderó de las provincias asiáticas del imperio bizantino, 628. San Anastasio tiene una iglesia en Roma, adonde fue trasladada su cabeza.

—Santos Vicente, Oroncio y Victor, mártires, Embrum, Francia, persecución de Diocleciano.

—San Gaudencio, obispo de Novara, Italia, s. V.

—Santo Domingo, abad, Sora, 1037. Fundó numerosos monasterios en el sur de Italia.

—San Blidran, obispo de Viena, en el Delfinado 719.

—San Gualterio, obispo de Poitiers, 1307.

—Santa Blesila, viuda, una de las patricias que se pusieron bajo la dirección de San Jerónimo. Después de haber cedido a los halagos del mundo, llegó a la convicción "de que es una necedad acariciar un cuerpo que pronto o tarde ha de ser pasto de gusanos", Roma, 383.

—Santos Manuel, Jorge, Pedro, León, obispos, Parodio, Juan y León; tribunos, con otros trescientos treinta martirizados por los búlgaros, cuando conquistaron la Tracia, 818.

—San Britwaldo, obispo de Wilton, Inglaterra, 1045.

—San Solemnio, obispo de Chartres, 509.
—San Fabián, papa y mártir, Roma, 250.

—San Fructuoso, obispo de Tarragona, y sus diáconos Augurio y Eulogio, mártires, que murieron en la hoguera, imperando Galieno. 259. Sobre ello tenemos las Actas autenticas, un sermón de San Agustín y un himno de Prudencio.

—San Sebastián, oficial de la guardia pretoriana, Roma, 288.

—San Neofito, martirizado a los quince años en Nicea, s. IV.

—San Mauro, obispo de Cesena, s. X.

—San Eutimio el Grande, 376-493. Nacido en Melitene, de Arrnenia, de una rica familia, fue pronto considerado como uno de los cenobitas más sabios y austeros de su patria. Llevado por la devoción, recorrió los monasterios famosos del Oriente, estableciéndose al fin en la laura de Farán, Palestina, llegando pronto a ser padre y director de solitarios. Los mismos sarracenos admiraban su virtud, y muchos se convirtieron a la fe gracias a su predicación. Luchó contra los origenistas, maniqueos y nestorianos, muriendo con una aureola de santidad que iluminaba todo el Oriente.

—San Pedro el telonario o recaudador, que, después de haberse mostrado muy duro con los contribuyentes, terminó por distribuirles todos sus bienes, Africa, s. VI.

—San Fequino, abad de Fower, en Irlanda, y misionero de aquella tierra, 664.

—Beato Benito, ermitaño y monje de San Lorenzo, cerca de Fiésole, de la Orden de Valombrosa, 1107.
—San Canuto IV, rey de Dinamarca y mártir, conmemorado en este día, aunque murió el 7 de enero de 1086.

-Beatos Santiago de Sales y Guillermo Saltamoquio, mártires de la Eucaristía († 1593)

—Santos Mario y Marta y sus hijos Audifax y Abacus.
Murieron en el año 270. Era una familia rica persa (esposo, esposa y dos hijos) que se convirtieron a la fe y distribuyeron sus posesiones a los pobres. Decidieron visitar Roma para venerar las tumbas de los mártires aunque el emperador Claudio estaba persiguiendo cristianos. Claudio había ordenado a sus legiones que juntaran a los cristianos romanos en el anfiteatro en donde los mataron e incineraron. La familia persa juntó las cenizas de los mártires y las enterraron juntas. Por este hecho, el gobernador Marciano los aprehendió y los torturó antes de matarlos. Los tres hombres fueron decapitados y Martha fue ahogada 13 millas fuera de Roma en un lugar llamado hoy Santa Ninfa. Los cristianos honraron los cuerpos de estos mártires con respeto. Fueron enterrados en la Via Cornelia. Trece siglos después (en 1590) sus cuerpos fueron descubiertos y ahora son honrados en iglesias tan separadas unas de otras como Roma, Cremona y Alemania (Martirologio Romano).
En el arte, este grupo está representado generalmente como una familia noble persa visitando prisioneros. Algunas veces se representan enterrando cristianos en Roma o siendo ejecutados con una hacha.

—San Germánico, mártir, arrojado a las bestias cuando era un delicado adolescente, Esmirna, 168.

—Santos Pablo, Geroncio, Jenaro Saturnino Succeso, Julio, Cato, Pía y Germana, martirizados en África.

—San Ponciano, mártir, Spoleto, s. Il.

—San Basiano, ab. de Lodi, Italia, que combatió a los arrianos juntamente con San Ambrosio, 413.

—San Wulstano, obispo de Worcester, 1095.

—San Laumer, abad y fundador de varios monasterios, Chartres, 598.

—Santa Eufrasia, virgen y mártir, condenada a sufrir los mayores ultrajes, prometió al soldado que se acerco a ella que tenía un secreto para hacerse invulnerable, invitándole a hacer la prueba en ella cortándole la cabeza; Nicomedia, bajo el imperio de Diocleciano.

—San Arsenio, primer arzobispo de Corfú.

—San Enrique, mártir y obispo de Upsala, cisterciense, que predicó la fe a los finlandeses, vencidos por el rey Erico, 1151.

—San Nicolás Factor, valenciano, de la Orden de San Francisco, pintor, músico, poeta y gran predicador en tierras levantinas, 1583.
Santa Prisca, virgen y mártir., Roma, 54,

—Comienza la Semana de Oración por la Unión de los Cristianos

—Santos Moisés y Ammonio, soldados en el Ponto, bajo el gobierno de Decio, 251.

—San Atenógenes, teólogo y poeta, que en el momento de subir a la hoguera cantó un himno, que dejó a sus discípulos; en el Ponto, 296.

—San Volusiano, obispo de Tours, desterrado por los godos en 498.

—San Leopardo, recluso. Tours, 593.

—San Deícola, abad y discípulo de San Columbano, Lure, en la Bretaña francesa, 625.

—Santa Librada, virgen, Como, 581.

—San Venerando, obispo de Clermont, en Auvernia.

—Santa Faustina, virgen, hermana de Santa Librada, Como, 580.

—San Ulfrido, obispo y mátir, que dió su sangre en Suecia por haber derrocado una estatua de Thor, 1020.

—Beato Fazzio, orfebre. fundador de una cofradía que se llamó la Orden del Espíritu, Santo, Cremona, 1272.

—Beata Beatriz de Este, señora de Vicenza, y luego monja en un monasterio de Ferrara, 1262.
San Marcelo, papa y mártir, que, destinado por Majencio a guardar animales, murió en esta ocupación de esclavo 310.

—San Honorato (430) Fundador del Monasterio de Lérins, Francia, que fue durante siglos un semillero de santos y obispos. Fue ordenado obispo de Arles en el año 427.

—Santos Berardo, Pedro, Acurso, Ayuto y Otón, que, envíados por San Francisco a predicar el Evangelio a los moros marroquíes, padecieron allí el martirio, 1220.

—San Ticiano, obispo, Treviso, Italia.

—San Melas, obispo de Rinocolure, hoy Faramida, en Egipto, que sufrió el destierro por defender la fe contra los arrianos s. IV.

—San Honorato, abad de Fondi, en Campania, s. VI.

—San Fursy, monje de Peronne, Francia, 653.

—Santa Priscila, Roma, s. I.

—San Fausto de Riez, Provenza, obispo, que escribió obras interesantes de teología y de ascética. Intervino en la contienda pelagiana y sus primeros escritos se resienten de semipelagianismo, 493.

—Santos Marino y Esteban, mártires, Brescia, s. II.

—San Valero, obispo de Sorrento, s. VII.

—San Enrique, ermitaño en una isla del Nortumberland, 1127.

—Santiago y San Marcelo, obispo de Tarantasia, s. V.