Pueblos de España

OROPESA DEL MAR - ORPESA (Castellón)

Habitantes: 10.152  Altitud: 33 m.  Gentilicio: Oropesano/a 
Hoy amanece en OROPESA DEL MAR - ORPESA a las 06:53 y anochece a las 18:45
Nº fotos: 2.066  Nº mensajes: 27.299  Visitas / día: 42 

Información general sobre OROPESA DEL MAR - ORPESA:

Situación:

Oropesa del Mar es una villa típicamente mediterránea de la Costa del Azahar. Está situada en la provincia de Castellón, en la comarca de la Plana Alta.
Situado en la costa de la provincia de Castellón, en la comarca de la Plana Alta.

Se accede a esta localidad desde Castellón a través de la N-340 y la AP-7 (salida 45). También cuenta con acceso ferroviario (RENFE).
El término municipal de Oropesa del Mar limita con las localidades de Cabanes y Benicasim, las dos pertenecientes a la provincia de Castellón.

Ayuntamiento:

D. Rafael H. Albert Roca
Cargo: Alcalde-Presidente
c/ Laura de Cervellón, 5A - Orpesa/Oropesa del Mar - Teléfono 964 31 01 00 -

Monumentos:

- La Torre del Rey. Mandada construir por Pedro I de Antequera para la defensa de los ataques piratas, más tarde la reformaría Felipe II, dándole su configuración actual. Es de estilo renacentista y ejemplar único como monumento militar de este estilo que ha llegado hasta nuestros días.

- Iglesia Parroquial de la Virgen de la Paciencia. De sencilla construcción, consta de una nave con capillas laterales. En su interior se conservan muestras de azulejería de la vecina Alcora, del siglo XVIII, y una imagen del siglo XVI de la Patrona de la villa, la Virgen de la Paciencia. La imagen representa a Ntra. Sra. del Rosario, pero tomó su denominación actual debido al largo periodo que precisó su restauración, tras el destrozo causado en la misma durante el ataque a la ciudad por piratas norteafricanos en 1619.

- Castillo de Oropesa. De origen musulmán, está situado en lo alto del Casco Antiguo, dominando la ciudad. En su época, fue ocupado por el Cid.

Casco Antiguo. Trazado medieval de calles estrechas y empinadas, rincones típicos y murallas. Ciudad de los Anticuarios.

Museo del Naipe

Fiestas:

- San Antonio Abad. Conocido en la población como "Sant Antoni del Porquet". Se celebra el sábado siguiente al día de San Antonio Abad, o el mismo día, si coincide en sábado. Los vecinos que lo desean solicitan permiso al Ayuntamiento y éste les facilita en la puerta de su vivienda un montón de leña para realizar una hoguera y tierra, que se pone debajo de la leña para preservar el asfalto; más tarde, con las brasas se suele asar carne para cenar y ya por la noche se hace la bendición de animales y el desfile de los amos de mascotas con sus animales, y de vecinos disfrazados que recogen los tradicionales "prim" y "coqueta" y, además, los disfraces optan a premios. La noche acaba con verbena.
Al día siguiente, destaca, por la mañana, la carrera de caballos por la Playa de Morro de Gos con meta en el inicio del paseo marítimo y por la tarde, los juegos destinados a los más pequeños.

- Las hogueras de San Juan. Se celebra la tarde-noche del 23 al 24 de junio. Su principal aliciente es el "correfuegos", la entrega de "coca", mistela y la "cremá" de la hoguera de leña a la orilla del mar y la verbena que pone el punto y final a la jornada festiva.
Además, desde hace más de 10 años, en Oropesa se ha instaurado la hoguera artística (similar a la fiesta de las fallas de Valencia, pero más humilde), que suele celebrarse el fin de semana más próximo al día de San Juan. Estas fiestas, paralelas a las mencionadas anteriormente, consisten en la tradicional plantá (montaje del monumento) y la cremá con la destrucción total del monumento por las llamas, que se acompaña de un bonito espectáculo pirotécnico. Además, viene siendo habitual que se realicen otras actividades tales como verbena y bailes folclóricos.

- Fiestas de San Jaime. El 25 de julio, en honor al patrón de la población. Se celebra durante unos cinco días, siendo el día 25 de julio el de fiesta mayor. Generalmente, suelen celebrarse actos taurinos, pirotécnicos y verbenas.

- Virgen de la Paciencia. Fiestas Patronales. Fiestas mayores. Del 1 al 8 de octubre.
Sus principales actos son las procesiones, la ofrenda floral a la Virgen, espectáculos taurinos, pirotécnicos, tiro y arrastre, verbenas y conciertos.

Costumbres:

La foguera (hoguera) de San Juan. Se celebra la tarde-noche del 23 al 24 de junio.
Su principal aliciente es el "Correfoc", la entrega de "coca", mistela y la "cremá" de la hoguera de leña a la orilla del mar, junto con la verbena que pone el punto final. Además, desde hace más de 10 años se ha instaurado la foguera artística que suele celebrarse el fin de semana más próximo al día de San Juan (estas fiestas paralelas a las mencionadas anteriormente, consisten en la tradicional plantá (montaje del monumento) y la cremá, que se acompaña de un espectáculo pirotécnico. Además, viene siendo habitual que se realicen otras actividades tales como verbena y bailes folclóricos.
Son platos típicos de la población: el arroz en todas sus variedades como paella, arroz negro, arroz caldoso, "arrosejat" y arroz al horno, así como la fideuá, la caragolada (caracoles) y la oropesina, que consiste en un postre de almendras.

Historia:

A lo largo de su historia, Oropesa del Mar, con su situación estratégica, ha sido foco de atracción de muchas culturas. Del Paleolítico datan los primeros asentamientos humanos, constatados por los restos encontrados en Cau d’En Borrás. Los vestigios iberos y romanos localizados en la zona, confirman la fuerte presencia de estas culturas en la ribera mediterránea.
Antes de la conquista, en 1149, fue entregada en donación a la Orden de San Juan del Hospital. En 1233, Jaime I de Aragón conquistó su castillo que corona la parte alta de la población.

Durante la Edad Media, Oropesa del Mar perteneció a la Orden militar de los Hospitalarios. En 1233, Jaime I de Aragón conquistó su castillo, que corona la parte alta de la población.

En 1259 pasó a manos de Fernando Pérez de Pina, en cuya familia se mantiene hasta finales de siglo.

En 1296 pasa a pertenecer a Berenguer Dalmau, de quien la hereda su hijo Guillem.

Hacia 1330 pasó a Guillem Jàver, y en 1350 era su señor Pere de Tous, permaneciendo en esta familia hasta finales del siglo XV.

En 1497 fue comprada por Joan de Cervelló y la heredaron sus hijos. En 1589, se le concedió carta puebla para mejorar la situación de los vecinos, y otra nueva en 1609. En 1654, Felipe IV crea el título de conde de Gerard de Cervelló, título que obtuvo grandeza de España en 1727. Por matrimonio, pasó en 1821 a los condes de Fernán-Núñez. Población de cristianos, fue lugar de frecuentes ataques de piratas berberiscos; por esto en el siglo XVI se construyó la Torre del Rey con objeto de vigilar la costa. En esta población, durante la guerra de las Germanías, fue derrotado el ejército de Estellés a manos del duque de Segorbe.
En 1589, se le concedió carta puebla para mejorar la situación de los vecinos, y otra nueva en 1609.

En 1654, Felipe IV crea el título de conde de Gerard de Cervelló, título que obtuvo grandeza de España en 1727. Por matrimonio, pasó en 1821 a los condes de Fernán-Núñez.

Población de cristianos, fue lugar de frecuentes ataques de piratas berberiscos; por esto en el siglo XVI se construyó la Torre del Rey con objeto de vigilar la costa. En esta población, durante la guerra de las Germanías, fue derrotado el ejército de Estellés a manos del duque de Segorbe.
En octubre de 1811 mantuvo una fuerte resistencia contra la conquista del lugar por el ejército francés del Mariscal Suchet, siendo destruido el castillo en el curso de dicho ataque.
En octubre de 1811 mantuvo una fuerte resistencia contra la conquista del lugar por el ejército francés del Mariscal Suchet, siendo destruido el castillo de Oropesa.

Turismo:

Situada junto al mar Mediterráneo cuenta con unas excelentes playas y pequeñas calas naturales. El pintoresco Casco Antiguo, de trazado medieval, con sus estrechas y empinadas calles, cuajadas de tiendas de antigüedades, fotografía, salas de exposiciones y museos, así como tabernas típicas, pequeños restaurantes y boutiques de productos singulares, rincones típicos, culminando por las ruinas de las murallas y el Castillo.
Al atardecer, el visitante puede disfrutar de un apacible paseo por el entramado de calles que configuran el conjunto histórico, asistiendo a subastas populares de objetos antiguos, contemplando las antigüedades expuestas en tiendas o mercadillos, o degustando los platos típicos de la localidad en las distintas terrazas o restaurantes emplazados en lo alto de los más pintorescos edificios.
Por los senderos cercanos a la Sierra de Oropesa, se puede disfrutar del panorama de los campos de naranjos en un primer plano, enmarcados por el mar. En la sierra se encuentran parajes naturales que contrastan con el paisaje marino. Igualmente en el Monte del Bobalar, que cae sobre el mar y el puerto deportivo, puede disfrutarse de lugares como El Mirador que, en días despejados, deja entrever la silueta del Parque natural de las Islas Columbretes en el horizonte. Es característica la vegetación autóctona de estos alrededores.
El Mirador
Orpesa La Vella. Poblado íbero con más de dos mil años de antigüedad.
La Renegá y Playetas de Bellver
Playa de la Concha. Bandera Azul.
Playas de Les Amplaries y de Morro de Gos.
La Renegá y Playetas de Bellver. Paisaje de acantilados y calas rodeadas de pinos y vegetación típica mediterránea.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de OROPESA DEL MAR - ORPESA