MONTEALEGRE (Valladolid)

Habitantes: 175  Altitud: 814 m.  Gentilicio: Montealegrinos 
Hoy amanece en MONTEALEGRE a las 08:31 y anochece a las 17:48
Nº fotos: 137  Nº mensajes: 43  Visitas / día: 2 

Información general sobre MONTEALEGRE:

Situación:

A 32 Km de Valladolid. A 39 Km por la nacional 601.
La señora del páramo, en lo alto del otero, vigila alerta, primaveras e inviernos desde su hermoso castillo. Cerca de las almenas, sobre el llano, vuelan las abubillas, las picazas, los alcaravanes y los grajos. Hay pocas cosas que se puedan comparar al panorama que se divisa desde lo alto de las torres del Castillo de Montealegre. En los días claros, se llega a distinguir perfectamente el Puerto de Pajares, los Montes de León y, a poco que se descuide la imaginación, el embrión de Castilla, tan lejos...

"Entonces era Castilla un pequeño rincón
era de castillanos Montes d'Oca mojón
e de la otra parte, Fitero en Fondón".

La belleza indescriptible de este páramo, no sólo justifica sino que hace absolutamente imprescindible la visita desde Valladolid. Por la carretera de León, y después de dejar atrás el término de la Mudarra y las tierras que antaño ocuparan los antiguos bosques, se tarda apenas diez minutos en llegar al pueblo.
Pertenece al predio de los Austrias y a la ruta que se ha dado en llamar del vino clarete.

Ayuntamiento:

Calle Derecha o Nicolás Rodriguez. Montealegre. 47816.

Monumentos:

El castillo de Montealegre se alza en la cima de una loma, batida por los cuatro vientos. Forma triángulo con los palentinos de Belmonte y Torremormojón, y formaba parte de la línea de fortificaciones del antiguo Reino de León. Se trata de una fortaleza de carácter militar, de los siglos XIV-XV, aunque algunos opinan que fue edificada en el siglo XII. De planta cuadrada y flanqueada por fuertes torres, tiene un aspecto impresionante. El Castillo perteneció a don Juan Alonso de Alburquerque y está relacionado, no sólo con la historia de Montealegre, sino también con la bravura de sus mujeres, una de las cuales, doña Isabel de Meneses, supo defenderle cumplidamente.
Hoy en día, el castillo se ha reconstruido y habilitado para granero oficial de trigo, y si su prosaico destino no está muy acorde con sus pasadas glorias, al menos, no ha corrido la suerte de tantas otras fortalezas, hoy convertidas en ruinas.
Montealegre tiene también dos iglesias: San Pedro y Santa María, y dos ermitas, El Humilladero y Nuestra Serñora de las Serosas.

Fiestas:

Las fiestas patronales se celebran los día 29 y 30 de junio. Los vecinos se reúnen en los alrededores de la ermita de las Serosas y organizan bailes y concursos de juegos autóctonos.
El Viernes Santo, a eso de las dos de la madrugada, celebran, desde hace siglos, un peculiar Vía Crucis del Calvario. Su originalidad consiste en que, a esta ceremonia, no asiste el párroco ni ninguna autoridad eclesiástica, sino que el acto es presidido por un Mayordomo que representa al pueblo. La procesión bordea los arrabales de Montealegre, hasta la ermita, mientras a la luz de un farol, los penitentes van leyendo al ritmo de una lúgubre salmodia, unas cuartetas compuestas para la ocasión. El via crucis termina al despuntar el sol.

Costumbres:

Montealegre, duro páramo, tierra indócil, maternal apenas con sus muertos, que los vivos bastante tienen con cultivarla. Acostumbrados a los rigores de un clima estepario y a la dureza inusual de este paisaje, los hombres y las mujeres de estos lares hacen gala de una energía tremenda: el trabajo en el campo, en los silos, el pastoreo de las ovejas y alguna partida de dominó los domingos por la tarde. Poco más. Las gentes de Montealegre habitan, simplemente, la desnudez de la Castilla más elemental.

Celebraciones y acontecimientos:
Viernes Santo, Viacrucis a las 2 de la madrugada.
Mercado Medieval en Agosto, instaurado desde el año 2002.

Historia:

Origen Celtibérico (Vacceos).
Gran susto debió sufrir el rey Pedro I cuando, más por ambición que por listura, se le ocurrió atacar la fortaleza militar de Montealegre. La cosa ocurrió así: Hallándose su dueño y señor, don Juan Alonso de Alburquerque, en tierras aragonesas, su majestad el rey Pedro supuso que la ocasión de aumentar su patrimonio era llegada y, ni corto ni perezoso, decidió aprovecharla. No contaba el buen rey, de algunos llamado "el Cruel", con doña Isabel de Meneses, esposa del castellano. Mujer aguerrida y fiel, la dama no estaba dispuesta a perder su patrimonio. Al frente de la guarnición, se defendió con tal bravura que logró detener a las tropas reales y, según el cronista, "E el Rey no tomó el lugar de Montealegre entonces".
Jorge Guillén, poeta, es autor de los versos inscritos en uno delos muros del castillo. Su familia descendía de Montealegre y uno de sus antepasados fue, en el siglo XIV, alcaide de la fortaleza.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de MONTEALEGRE