UJUE (Navarra)

Obras, retablo desmontado, años cincuenta
La puerta de la desgracia por el número 17, de la suerte por las herraduras en el dintel o no consideramos nada de esto y es solamente la puerta del misterio.-
Toda esta información ha sido reproducida de la web https://claretnoustestimonis. wordpress. com/testimonis-claretians/docu ments/onesimo-agorreta-zabalet a/
A pesar de los pesares y pese a poner carteles que dicen no sentarse en la sillería del coro, la gente hace caso omiso a lo indicado y se sienta, además de arrojar envoltorios de chuches, tetrabricks de zumos, palitos de chupa chups..., amén de existir bastante polvo, indicativo de que aquello no se limpia tiempo ha. Todo esto he podido ver en la celebración de la primera misa de un descendiente de Beire, José Ignacio Orbe Jaurrieta, de 25 años de edad, para cuyo acto se abrió el coro y se colocaron 200 sillas supletorias. 30 curas acompañaron al novel sacerdote. En el lado negativo el caos circulatorio que se organizó y el cierre de los baños ubicados en los bajos de la casa parroquial, más de uno pasó serios apuros al tener necesidades fisiológicas.
Conclusión: la dejadez sigue imperando en este pueblo. ¿Hasta cuándo Catilina abusarás de nuestra paciencia?
UJUÉ. Iglesia de Santa María, galería occidental (coetánea de la nave). Esta galería debido al fuerte desnivel del terreno en esta zona, va emplazado sobre arcos rebajados levantados, a su vez, sobre dos potentes machones. Está dividido en tramos mediante pilares poligonales y cubierta con madera. Quizás lo más interesante sea la balaustrada de cuadrilóbulos inscritos en círculos, que resulta más similar a la del coro del propio santuario de Ujué. Por lo demás este sistema de galería colocada entre los resaltes de dos torres se imitará en la Galería Dorada de Olita, cuya balaustrada tiene también un trazado muy semejante al de Ujué.
UJUÉ. iglesia de Santa María. Portada principal. El santuario de ujué cuenta con dos partes claramente diferenciadas: la cabecera, perteneciente al Románico Pleno, y la nave, gótica del siglo XIV. A esta última le corresponden dos puertas, siendo la principal la meridional, a la que pertenexe este tímpano. Su decoración consiste en una Epifanía, acompañada de donante, que ocupa la parte superior, y una Última Cena, situada en el dintel
keido en la revista "La Avalancha" de 6 de diciembre de 1904

NUESTRA SEÑORA DE UJUÉ
DURANTE algún tiempo se le llamó a esta imagen Santa María de la Paloma y hoy se le denomina Santa María de Ujué, que es el nombre de la localidad donde se la venera.
Cuenta la historia que allá por los años 758 o poco después, andaba por lo más agrio de aquellos montes apacentando su ganado un pastor, el cual observó repetidamente que una paloma entraba y salía con gran frecuencia por el agujero de un alto peñasco; y llamándole la atención la constancia del animal, determinó explorar el paraje a donde se dirigía. Trepando con mucho trabajo por el peñasco, llegó a la boca de una cueva; penetró en ella, y halló con maravilla, una figura de Nuestra Señora sentada con su divino Hijo entre ambas rodillas, y a sus pies la paloma que le sirvió de guía. Arrodillóse el pastor ante la imagen, penetrado de un devoto afecto igual a su asombro, y después de ofrecer el tributo de su amorosa veneración a la celestial Señora de quien aquel era mero retrato, bajó corriendo al pueblo, que distaba s la sazón una legua larga del paraje del aparecimiento, a publicar lo que acababa de descubrir. Todos los habitantes de aquél corrieron a la sierra, y habiendo practicado en ella una subida, reconocieron gozosos la verdad de la narración del pastor, cundiendo al punto por la comarca la voz de haber aparecido en la montaña una efigie de la Virgen escondida allí por los cristianos fugitivos en la primera irrupción de los sarracenos. Creció rápidamente la devoción al sagrado simulacro, y «deliberaron loa vecinos sobre si llevarían á su pueblo el tesoro hallado ó si se vendrían
allí con sus casas á guardarle: prevaleció el parecer de los que piadosamente entendieron que en aquel mismo sitio del hallazgo les prometía la Virgen su patrocinio, y que en aquella cumbre, desde la cual se registran muchas regiones del reino de Navarra, quería ella como en atalaya velar por la salud pública de sus hijos, en la frontera meridional tan peligrosa entonces por la proximidad de loa invasores musulmanes; y encendidos los corazones de una gran parte de ellos con el aliento que la religión y la piedad inspiran, acometieron el peñasco de mano armada, como si rompieran la caja bruta de la preciosa margarita, y venciendo la porfía a la dureza, allanaron el sitio, y labraron en él el templo que es hoy depositario de aquella joya..
La imagen de Nuestra Señora de Ujué es de madera revestida de chapa de plata, como lo está también el Niño, que reposa en el regazo de la Santa Madre. Tiene las manos abiertas, presentando una manzana en la mano derecha; y Jesús, con la diestra levantada en actitud de
bendecir, ostenta en la mano izquierda el libro de la Nueva Ley. En el siglo XIV, al revestir las efigies de plata y pedrería como hoy aparecen, alteraron la fisonomía neogriega de ambas imágenes.
La silla ó trono en que descansa Nuestra Señora, chapeada también de plata, ostenta en la parte delantera escudos con las armas reales de Navarra y además seis medallones, dos en cada uno de los costados y dos al frente: en el centro de aquellos hay una imagen de la Virgen; en el de estos se halla la figura del Salvador dando la bendición. El actual revestimiento de esta silla se supone fue mandado fabricar por Carlos II el Malo, rey de Navarra y muy devoto de la sagrada imagen, que reino durante los años 1349 al 1387.

PAMPLONA 6 DE DICIEMBRE DE 1904 LA AVALANCHA
Hace 17 años estas tiernas criatura ponén arbolicos en término de Ujué. Pasado este tiempo ¿cómo estn estos árboles? El tiempo pasó y algunos de los presentes ya cambiaron de estado, son papás o mamás y alguié de la foto fue a mejor vida.
La Valdorba tiene por el Sur una tierra montañosa y áspera. Linda con el término de San Martín de Unx y al Sudeste de San Martín de Unx queda otro municipio famoso en la Historia de Navarra; el de Ujué '. Los arroyos de San Martín van al Cidacos, los de Ujué, con el Ezcairu como principal, al Aragón, La tierra es dura y con población de fisonomía distinta a la de Valdorba: concentrada. Ujué está colocada en altura, como Cirauqui y otras villas de la zona de Navarra, que se hallan en una vieja frontera entre los valles y las riberas. Alguna publicación antigua hace hipérbole respecto a lo que de lo alto de su iglesia se divisa: ¡Hasta los montes de Cataluña!. Pero no es necesario exagerar para comprender que la villa de Ujué ha vivido largos años en función de lo que desde ella se ve hacia el Sur, sobre la Ribera del Ebro y más allá hasta el Moncayo y lo que también se domina por el Este, sobre el Aragón y el antiguo reino de aquel nombre. Ujué tiene en torno un paisaje atormentado, seco, erosionado. Es un asentamiento áspero para el hombre: hoy en decadencia. Pero en otros tiempos, como atalaya del viejo reino de Pamplona (anterior al de Navarra), se explica que tuviera significación primordial, como clave frente a las tierras próximas, dominadas por los árabes y muladíes que se divisaban desde la altura. Se explica, también, que en torno a la roca se creara una fe religiosa que venía a apoyar la importancia guerrera que tenía. Un texto de Al-Himyari, a modo de glosa, en el capítulo sobre Santa María de Algarve dice: (Otra localidad, con el nombre de Santa María) «constituye el primero de los castillos fortificados que cuentan como formando el sistema de defensa de Pamplona. Entre éstos es el más sólidamente construido y ocupa la posición más elevada. Está erigido en una altura que domina el río Aragón a una distancia de tres millas de su curso»
Poco a poco Uxue se va despoblando.

Emigración y despoblamiento

A partir de los años 40 del siglo XX se inicia una paulatina pérdida de población convirtiéndose en una sangría imparable en los años 60 y 70 de dicho siglo cuando la población abandona en masa la villa para asentarse fundamentalmente en Pamplona (1.161 habitantes en 1950; 968 en 1960; 560 en 1970; 329 en 1980; 294 en 1992). Ya en los inicios de este siglo XXI la población ha quedado reducida a poco menos de 200 habitantes.
Ho hay nacimientos y la población se va envejeciendo, cada año unos 10-12 vecinos mueren y nadie les reemplaza.

Gran parte de aquellas roturaciones que se realizaron el siglo XIX y principios del XX han sido abandonadas por su poca productividad y ahora el monte las está recolonizando.
En la actualidad el sector servicios e industrias en localidades cercanas emplean a algunos de los vecinos, mientras que el resto se dedica a la agricultura y a la ganadería
Finalizadas las obras de renovación de redes y pavimentación en Ujué-Uxue

16 Junio, 2017/en NOTICIAS / BERRIAK /
Con fecha 19 de mayo de 2017 se dieron por finalizadas las obras de renovación de redes con pavimentación en la localidad de Ujué-Uxue.

Las obras han consistido en la ampliación de la red de abastecimiento del este de la cale Pilarraña hasta el camino de Redondiaga. También se han realizado pequeños ajustes en la ubicación de pozos de registro, así como alguna modificación en el ... (ver texto completo)
Noticia extraída de http://mairaga. es/finalizadas-las-obras-de-re novacion-de-redes-y-pavimentac ion-en-ujue-uxue/
Finalizadas las obras de renovación de redes y pavimentación en Ujué-Uxue

16 Junio, 2017/en NOTICIAS / BERRIAK /
Con fecha 19 de mayo de 2017 se dieron por finalizadas las obras de renovación de redes con pavimentación en la localidad de Ujué-Uxue.

Las obras han consistido en la ampliación de la red de abastecimiento del este de la cale Pilarraña hasta el camino de Redondiaga. También se han realizado pequeños ajustes en la ubicación de pozos de registro, así como alguna modificación en el trazado de acometidas domiciliarias. Respecto a la pavimentación se ha contado con el acuerdo del Ayuntamiento de Ujué y de técnicos de Príncipe de Viana para hacer pequeñas modificaciones en el diseño de las calles adoquinadas.

El coste de la obra ha ascendido a 976.000 euros (341.000 euros corresponden a la renovación de redes y 684.000 euros a las obras de pavimentación). El Gobierno de Navarra se ha hecho cargo del 80% del total de la obras, la Mancomunidad de Mairaga ha aportado el 20% del coste de las redes y el Ayuntamiento de Ujué ha abonado el 30% de la pavimentación. Se han renovado 838 metros en la red de abastecimiento y 730 metros en la red de saneamiento.

Dado que Ujué mantiene la esencia del urbanismo medieval, se ha realizado una intervención arqueológica. Las labores de seguimiento hallaron un enterramiento en la Plaza doña Leonor. El individuo enterrado era un varon adulto y contaba como ajuar con la presencia de una hebilla de cinturón. Es un enterramiento perteneciente al mundo tardoantiguo o altomedieval. Sin duda este enterramiento aportará una información crucial para el conocimiento de muchos siglos del pueblo de Ujué, y será fundamental para el estudio del urbanismo y las vías de comunicación del municipio.

En la fotografía se puede ver a Xabier Lasa, Director de Administración Local del Gobierno de Navarra, Pedro Leralta, Presidente de la Mancomunidad de Mairaga, Rubén Sánchez, alcalde de Ujué, Eduardo Aldunate concejal del municipio, así como técnicos en arqueología y de la empresa constructora.
El habla de los ujuetarros

Dice José Javier Uranga que, por su aislamiento, Ujué conservó el EUSKERA mucho más tiempo que los pueblos de su entorno. “Ni San Martín, ni Eslava, ni Gallipienzo, ni Olite y menos los pueblos del río Aragón, todos ellos muy romanizados, tuvieron la densidad de nombres vascongados de persona y de lugar que se encuentran en Ujué. Tanto en la edad Media como en la Moderna, constituyó un islote lingüístico y el puesto más avanzado de la vieja lengua en la Navarra Media Oriental… hoy son usuales los nombres euskaros de los términos del pueblo: Aldabea de Auxadieta, Redondiaga, Mugazuria, Andiaga, Santacaramuru, Basandia, Urtiaga, Pipiratu, Lerbez, Lacumulatu, Laquilazabal, Lacubeli, Andesoro, Zombolozoco, Sarria… y aunque no sea clara la significación de todos, estos nombres están hablando vascuence. Algunos se han deformado por el tiempo. El significado de muchos de ellos: muga blanca, pastizal, camino de Santacara, bosque grandepino negro, lugar nuevo, etc. es tan transparente que sólo se explica por la permanencia de la lengua hasta tiempos modernos…
Patxi Salaberri Zaratiegi, natural de Ujué, catedrático de la Universidad Pública de Navarra y académico de número de la Real Academia de la Lengua Vasca, realizó su tesis doctoral sobre el euskara de Ujué, Eslaba, Lerga, Gallipienzo, Ayesa, Sada, Leache, Moriones y Ezprogui a través de la toponimia (Eslaba aldeko euskararen azterketa toponimiaren bidez, Bilbao: Euskaltzaindia 1994)
El acento y la entonación característica al hablar de los ujuetarras, que aún conservan en nuestros días las personas mayores, pero ya han perdido los jóvenes, hacía que las gentes de los pueblos de alrededor los reconocieran, sin ningún lugar a dudas, con simplemente comenzar una conversación.
Autor/es: Francisco Javier Zubiaur Carreño
Título: Estelas discoideas de la villa de Ujué (Navarra)
Publicación: Cuadernos de etnología y etnografía de Navarra, nº 30 (1978), pags. 493-520

Puedes ver la publicación de Zubiaur sobre las estelas discoideas de Ujué, en:
Los romeros de Ujué
Arrastran cadenas y pesadas cruces,
van entunicados y embozados van;
si alguno, del peso, se cae de bruces
se levanta y sigue con mayor afán.
A la meta en lo alto el fervor los guía,
los mueve el robusto motor de la Fe,
! qué ejemplo de ascesis es la Romería
de Nuestra Señora, la Virgen de Ujué ¡
La cuesta serpea hostil y empinada, ... (ver texto completo)
Versos encontrados en http://iberogmail. blogspot. com. es/2011/09/los-romeros-de-ujue . html
Los romeros de Ujué
Arrastran cadenas y pesadas cruces,
van entunicados y embozados van;
si alguno, del peso, se cae de bruces
se levanta y sigue con mayor afán.
A la meta en lo alto el fervor los guía,
los mueve el robusto motor de la Fe,
! qué ejemplo de ascesis es la Romería
de Nuestra Señora, la Virgen de Ujué ¡
La cuesta serpea hostil y empinada,
cánticos y rezos con el jadear
forman una orquesta bien acompasada
de un rito mariano multisecular.
Romeros trepando por sendas serranas,
como otro Rocío cuando muere Abril,
pero sin jipíos y sin sevillanas,
más tosco y austero, más hondo y viril.
Cuando llegan ríen y hasta llora alguno
de gozo, tras leguas de duro bregar;
el frío laicismo del siglo veintiuno
su fuego cristiano no puede apagar.
Bendiga la Virgen a esta estirpe antigua
subiendo un Calvario rumbo a su Tabor;
aunque uno no crea, uno se santigua
por puro respeto de tanto fervor.

Juan José Erburu