LUQUIN (Navarra)

Habitantes: 132  Altitud: 607 m. 
Hoy amanece en LUQUIN a las 07:24 y anochece a las 18:23
Nº fotos: 26  Nº mensajes: 16  Visitas / día: 22 

Información general sobre LUQUIN:

Situación:

54 km de Pamplona.

Monumentos:

La parroquia de San Martín de Luquin, a pesar de su apariencia barroca es un edificio de origen medieval. Al exterior, el edificio muestra muros de sillería, en los que se advierten las diversas etapas constructivas, distinguiéndose el sillar medieval en los muros de la nave, aunque una cornisa barroca da uniformidad a todo el conjunto.
Enriquece la volumetría del templo la torre que emerge en el tramo de los pies, fábrica del siglo XIII en sillería, que forma un prisma de planta rectangular con cuerpo de campanas abierto por varios arcos de media punto -algunos cegados en la actualidad, sobre línea de matacanes.
Su remate fue arreglado en época barroca con una cornisa y cuatro pirámides de bolas, las cuales montan encima de las esquinas Delante de la torre, por el lado de la Epístola, se encuentra instalada una monumental portada barroca de la primera mitad del siglo XVIII, cuya tipología deriva del portal de la basílica de Mendía en la vecina localidad de Arróniz, que labró en torno a 1702 el cantero Francisco de Ibarra, a quien podría adjudicarse esta obra de Luquin; ello no resulta aventurado teniendo en cuenta que en ese lugar está documentado su trabajo, en la basílica de Nuestra Señora de los Remedios y Milagro.

La portada parroquial, concebida como un gran retablo, es una aparatosa máquina de piedra con un cuerpo de exquisitas proporciones cuadradas, formado por parejas de columnas exentas de capitel compuesto y fuste acanalado que montan en altos pedestales de frentes cajeados.
En doble cornisa se eleva un ático provisto de pilastras cajeadas y potentes machones extremos, que otorgan un gran vigor arquitectónico al proyecto; frontón curvo roto y envuelto en volutas centrado por pirámide con bola culmina la estructura y unos aletones envolutados la encuadran, para así facilitar el tránsito de los cuerpos.
Entre las columnas del primer cuerpo se abre una puerta adintelada con baquetón mixtilíneo, muy semejante a la de una casa de la calle San Antón de los Arcos, que también parece obra de Francisco de Ibarra.
Sobre la puerta se halla instalado un óvalo con el emblema de San Pedro, dentro de un ostentoso enmarque de follajes y timbrado por corona abierta que sostienen dos ángeles.
Su tosquedad desdice del empaque arquitectónico del conjunto. En el ático queda una hornacina de media punto bajo venera, la cual alberga una estatua de San Martín, titular del templo.
La portada tiene un adecuado enmarque urbanístico en una lonja delantera a la que se accede por una escalinata de peldaños curvos y contracurvos, inspirada en los diseños arquitectónicos de Sebastiano Serlio.

Está situada en el término del Campo de Luquin o Campo de Abajo. Vino a sustituior en el año 1879 a la antíguamente se le llamaba de San Esteban Promártir y así viene referenciada en diversos textos. En los documentos de Irache se la cita con ocasión de una arrendación de las tierras que el monasterio tenía en los términos de Luquin y Urbiola. dicha arrendación está firmada en favor de D. Braulio Ayúcar y D. Martín López y lleva fecha de 28 de Enero de 1816. En el año 1844 fué reedificada. De su antigüedad no nos cabe duda de observar una petición de permiso del Archivo Diocesano que así reza: "los vecinos y concejo de Luquin piden licencia para continuar haciendo procesión que han acostumbrado el segundo día de Pentecostés a la ermita dista más de una legua del lugar y fué suspendida por ello. Los vecios dicen que la procesión tiene más de 500 años. Se concede el permiso." Sin duda los labradores quisieron que su patrón vigilase el grueso de la plantación de cereal que crecía en ese término. Se le rinde culto todos los años en la romería que el pueblo lleva a cabo el Sábado mas cercano a la festividad, el 15 de Mayo. la ermita en sí es una construcción moderna de planta rectangular con cubierta plana, edificada en sillarejo rebocado. Se abre por el lado derecho a través de un arco de medio punto, sobre el que monta una sencilla espadaña de ladrillo con un solo arco y que alojaba aquel pequeño campanillo... Salvo un pequeño retablo muy retocado, en interior carece de valor artístico. Expuesto a saqueos y hurtos constantes, sería de inconscientes permitir la permanencia en al ermita de cualquier imagen aún siendo escaso su valor.

Fiestas:

Las fiestas patronales de Luquin se celebran el fin de semana más cercano al Día de la Virgen, el 8 de Septiembre, en honor de las Vírgenes de Los Remedios y de Los Milagros.

Costumbres:

Escudos y Blasones de Luquin.

En Luquin son muchas las casas que los ostentan, los escudos empiezan a usarse en la época de los cruzados y de los torneos, quizás antes. Pero fue hacia el siglo X cuando se toman como señal de honor y de nobleza, trascendiendo a la posteridad y pasando de padres a hijos.

Bajando de la iglesia parroquial se localiza una casa con dos escudos cuartelados, con dos lobos pasantes en cada uno de sus cuarteles más orla de aspas. Uno es de comienzos del s. XVII y el otro de finales de la misma centuria. En la carretera, el n.º l3 es un edificio del s. XVIII con dos cuerpos y ático de sillarejo; centra el primero de ellos una puerta adintelada y sobre ella monta blasón barroco, fechable a comienzos del s. XVIII, con mascarón inferior, niños tenantes y yelmo por timbre.

En la casa n.° 20 se emplaza un escudo rococó de la segunda mitad del s. XVIII provisto de yelmo en el timbre. Prosiguiendo por la crta. se localiza un blasón circular de finales del s. XVIII con busto barbado inferior, trofeos y yelmo por timbre entre figuras de niños, de gran belleza. En las afueras se conserva un edificio adornado con dos blasones, uno de ellos de comienzos del s. XVII con cartelas de cueros recortados y cuatro cuarteles. El segundo, de finales del s. XVII, aparece con cartela de cueros retorcidos con decoración de estilizados follajes y presenta cuatro cuarteles cada uno con lobo pasante más bordura de aspas. No lejos se emplaza la casa-palacio de los Azcona, monumental inmueble barroco de hacia 1700, unido por un lateral a una construcción del s. XVII. Forma el conjunto un gran bloque de marcada horizontalidad, compuesto por dos cuerpos y ático de sillería. Culmina el edificio un rico alero de madera con ménsulas talladas en volutas y hojarasca. Preside la fachada un ostentoso escudo, también de hacia 1700, con rica bordura de follajes, incluyendo mascarón inferior montado por niño y entre otros dos niños, leones y yelmo por timbre con dos niños sedentes en sus extremos. Junto a este blasón se localiza otro del s. XVII con cartela de cueros retorcidos y yelmo por timbre. La casa cuenta con otros dos escudos del s. XVI.

El n.° 7 tiene un pequeño blasón de comienzos del s. XVII con cartela de cueros retorcidos y con jabalí rampante dentro de su campo.

En la calle de la Fuente, el N.° 10 luce un escudo barroco de finales del s. XVII acompañado de mascarón inferior, niños tenantes y yelmo en el timbre. Frente a él se localiza otro escudo del s. XVIII con cinco bandas terciadas en orla de estrellas. En la misma calle se localiza otro escudo barroco, de finales del s. XVII, con enmarque enriquecido por mascarón inferior, niños tenantes y yelmo. Un escudo semejante y de idéntica cronología queda en las proximidades de la basílica de la Virgen de los Remedios. Junto a este templo se levanta una casa del s. XVI con dos cuerpos desarrollados en altura más ático. En su primer cuerpo se abre un portalón de medio punto, cuya clave ostenta pequeño escudo con cinco bandas terciadas y orla de roeles. Sobre este portalón hay adosado otro blasón de campo cuartelado con animal y faja repetidos alternativamente [Ref. C. M. N., M. de Estella].

Historia:

Probablemente Luquin existe como pueblo desde el año 921, cuando los reyes de Navarra, en concreto los Sanchos, tenían su sede en el Castillo de Monjardín. Luquin se vio invadido por los moros de Abderraman III de Córdoba. Venía este gran guerrero desde África, alistando tropas por todo el trayecto, a luchar contra el rey Sancho y su hijo don García. Y según cuenta el P. Moret en sus annales: " fue en el término llamado entonces val de Junquera, entre Muez y Salinas de Oro, donde se dio el encuentro y se llevó a cabo el combate entre navarros y moros. No lograron la total victoria, pero detuvieron a las huestes enemigas, que se vieron obligadas a refugiarse en las montañas.

Abderramán III había entrado por el Oeste, pasando por la merindad de Estella y conquistando a la vez varios castillos y plazas fuertes. Uno de ellos, al parecer el de San Esteban de Monjardín.

El rey Sancho no resignado a la pérdida, reunió sus tropas, antes de partir arengó a los suyos en el monasterio de Irache y se ofreció a María, prometiendo donación de cuanto conquistase. Según su promesa. Uno de los pueblos entregados en posesión al abad del monasterio, perteneciente entonces a los benedictinos fue Luquin.

Si quiere agregar o modificar información general, pulse sobre el siguiente enlace: actualizar información de LUQUIN

¡Haz turismo, ven de vacaciones a LUQUIN y disfruta de tu viaje!. ¿Quieres reservar un hotel?

Busca hoteles en Navarra