La hora del regreso, IBERO

(Julio de 2011)
Una cálida tarde de julio, atravesé el pequeño puente, y me quedé contemplando la campiña de Ibero... de pronto, escuché un tintinear de cencerros. Al voltear la mirada hacia el puentecito, veo con asombro un rebaño de ovejas y cabras que, adueñándose de él, regresaban al establo custodiadas por dos perros pastores...

Para tus viajes y vacaciones, haz turismo por los pueblos de España. ¿Quieres buscar hoteles?

Reserva tu hotel en Navarra