SALAMANCA


Iglesia de San Martín
La dulce danza de la locura que nos embauca en las profundidades de la noche será nuestra fortuna y nuestra maldición, nos amaremos siempre que suene, porque en realidad, digan lo que sigan, sin locura nunca hubo amor.

Felicidades..... (0 e) Feliz Verano y Felices Fiestasssss
Lo amigos son la familia que se escoge..... Aprecio al amigo que me tiene en su agenda para recordarme, pero estimo mucho más ese amigo que no necesita de una libreta para no olvidarme.
Felicidades..... (^ ^),,,,, Feliz verano
Muy bonito
La belleza de está capilla también está en su bóveda.
Vista magnifica desde las torres de Clerecia, en Salamanca
"Si sientes que algo te escarabajea dentro, pidiéndote libertad, abre el chorro y déjalo correr tal y como brote".
Miguel de Unamuno
Catedral Vieja de Santa María de la Sede; el templo románico no fue un edificio nuevo, sino que se levantó sobre otro ya existente. Se trata de un edificio de planta de cruz latina con tres naves, marcado el crucero y cabecera constituida por tres ábsides semicirculares. El ábside mayor posee tres paños separados por semicolumnas adosadas que rematan con capiteles vegetales a la altura de la cornisa, cada paño posee una ventana de medio punto. La recorre una imposta y la cornisa está apoyada en canecillos. Las ventanas están abocinadas y se decoran con billetes y tacos cilíndricos, las chambranas también son abilletadas y los capiteles son vegetales y figurativos. El ábside de la epístola tiene una distribución similar a la de la capilla de mayor, aunque sólo tiene un vano con roscas lisas y chambrana abilletada. El ábside del evangelio corresponde con la capilla de San Lorenzo del primitivo edificio, se abre al exterior por medio de una ventana románica carente de ornamentación escultórica. Al interior observamos dos impostas con decoración de flores inscritas en círculos. Hay una puerta de medio punto, hoy día cegada, con arquivolta decorada con ovas que comunicaba este ábside con la capilla mayor. En la capilla de San Nicolás, brazo derecho del presbiterio, apreciamos otra imposta con flores inscritas en círculos que se prologa por toda la nave del crucero y la nave lateral meridional. Frente al brazo meridional del crucero, hay una ventana cegada con arquivolta decorada con cilindros, igual que otras del brazo sur y el oeste, y la Puerta de Acre rematada con arco de medio punto. La torre del cimborrio, más conocida como la torre del Gallo, tiene planta cuadrangular al exterior con dos niveles, y flanqueda por torrecillas angulares circulares, en las que se abren ventanas rasgadas; y por lucernarios con triple ventana y rematados con un frontón triangular. El cimborrio tiene ocho paños de escamas pétreas. Al interior, apoya en pechinas triangulares cóncavas que culminan en una cornisa sobre la que descansa el tambor semicircular de dos pisos, articulados ambos con vanos de medio punto en el primer piso y polilobulados los del superior; alternan los vanos ciegos con los abiertos para iluminar el interior. Todos los arcos poseen sus columnas con capiteles vegetales. Del primitivo claustro románico, quedan varios arcosolios en cada una de las pandas y algunos capiteles, después de las restauraciones y reformas que éste ha sufrido. La capilla de Talavera fue la primitiva sala capitular, hoy capilla funeraria particular; de planta poligonal se cubre con bóveda esquifada octogonal que apoya sobre trompas y se refuerza con nervaduras que descansan en columnas que descansan en ménsulas, se iluminaba por medio de vanos, cegados hoy en día, que se dustribuyen por el tambor. Al exterior posee una cornisa sostenida por canecillos de nacela. (321) web local (Círculo Románico)
No se trata de la estatua de Fray Luis de León (la de este agustino se encuentra en el patios de escuelas, frente a la fachada rica de la Universidad); ésta es la dedicada al Padre Cámara, que fue obispo de Salamanca. Saludos.
Obra de Claudio Coello situada en el segundo cuerto del maravilloso retablo que remata la cabecera de la iglesia del convento de San Esteban. El autor del referido retablo fue José Benito de Churriguera.
Siete picones o almenas han llegado hasta nosotros de la antigua cerca medieval. Esto y algún retazo más nos queda de las antiguas cercas o murallas de las que dispuso la ciudad a lo largo de los siglos. Algunas fueron defensivas, y, otras, como la que representas estos restos de la fotogrfía, servían para que nadie entrara o saliera de la ciudad sin pagar impuestos por el derecho a comerciar con distintas mercancias en el interior del burgo. En las desaparecidas puertas de acceso, se ubicaba la "oficina" fielato donde se pagaba el portaje.
En este emblemático lugar del edificio histórico de la Universidad se realizan múltiples actos a lo largo del año. Desde inauguraciones y clausura de cursos, pasando por visitas reales o de presidentes de gobierno, siguiendo por actos de envestidura de Doctor Honoris Causa, como congresos o firmas de actos protocolarios de relevancia internacional. Es un lugar histórico vivo y útil, no solo para la contemplación o visita del turista.
Este claustro de San Esteban es conocido por el nombre de claustro de las Procesiones o de los Reyes. Procesionar, se procesiona por el de tarde en tarde y ese nombre no está mal; pero el nombre de los reyes, que al parecer se lo dieron los franceses que ocuparon el convento durante la Guerra de la Independencia por los medallones como el de la foto, no es correcto. Los franceses le dieron ese nombre por considerar a los personajes retratados como reyes de Israel; pero, en realidad, lo que representan son a los profetas, tan y como se recoge en inscripciones en los propios medallones. Por lo tanto, debería llamarse de claustro de los Profetas.
La fachada data de 1529 y pertenece al estilo plateresco, siendo considerada la obra maestra del plateresco español.
La cadena colgada sobre la puerta, los entendidos y estudiosos del asunto, aseguran que significa que en ese lugar ha pernoctado en alguna ocasión un monarca.
Torre del gallo, en estilo románico, llamada así popularmente, ya que este animal aparece en la veleta que la corona.