Casa típica con parra, MUNILLA

Munilla también conocido como Munilla de Hoz de Arreba es un pequeño, recóndito y añejo lugar situado al norte de la provincia de Burgos, en la sierra del mismo nombre, en una hondonada rodeado de una estructura caliza, a orillas del arroyo Pisa, en la comarca de Las Merindades.
El nombre de Munilla podría tratarse de un antropónimo con el significado de “heredad de Muño o Munio”.
La primera noticia de Munilla es del siglo XIV y se encuentra en el Becerro de las Behetrías, donde se le llama Momiella de Riba. En el siglo XVIII estaba bajo la jurisdicción del marqués de Cilleruelo.
Munilla fue un lugar difícil para vivir debido a su situación y condiciones geográficas y el fenómeno de la emigración de la segunda mitad del siglo hizo mella en la población.
Las casas del pueblo corresponden a la factura típica de las viviendas de esta comarca, con fachadas de mampostería, sillarejo y balconada de madera.
Destaca entre el caserío la iglesia de San Miguel Arcángel, precioso templo de base románica que fue transformándose con el tiempo. De una sola nave dividida en tres tramos. Destacar su ábside semicircular con canecillos labrados con motivos antropomórficos y animales, y su torre campanario rectangular. En el interior se aprecian los restos de pinturas de estilo gótico.
A las afueras del pueblo en la parte más alta de un cerro existe una necrópolis, formada por varias sepulturas excavadas en roca, son antropomórficas de adultos orientadas este oeste. Por la tipología de las mismas podrían datar entre los siglos XI y XII.
Munilla tuvo una importante tradición cantera, fue lugar de canteros que protegieron su oficio con el habla de una jerga especial.
Munilla es un recondito lugar con un hermoso decorado natural, en la confluencia de los valles de Zamanzas, Manzanedo y Valdebezana y que guarda viejos caminos como el desfiladero de Las Palancas.

¿Has encontrado el cheque regalo?
Comprar online por Amazon >>