CUENCA


Dinosaurios caminando por los pantanos del exterior del MUPA
Quizás el espacio más conocido de la ciudad de Cuenca, tanto por su singularidad medieval como por su configuración imposible. Sobre la hoz del río Huécar, las casas exhiben sus balconadas y fachadas, desafiando el precipicio al que se agarran.
Puente de hierro sobre el río Huecar
Puede que no sea uno de los más bonitos, pero forma parte y permite disfrutar y contemplar uno de los más bellos paisajes que tenemos en España, la Hoz del Huecar en Cuenca. El actual, de estructura de hierro, fue inaugurado en 1903 y fue construido para sustituir al anterior, que se derrumbó y del que se aprovechó el arranque de sillería para apoyar los pilares del actual.
EZEQUIEL JIMENO - ASESOR EXPERTO EN PANGEAAURORA VASCO CAMPOS
TAGSQUÉ HACER ENVIAJES EN ESPAÑAVIAJES PANGEAVIAJESVIAJARCUENCA

TIEMPO DE LECTURA5 min
27/01/2017 05:00 - ACTUALIZADO: 02/02/2017 14:21

Cuenca luce con honor ser una de las pocas ciudades de España catalogadas como Patrimonio de la Humanidad. Si bien es cierto que a lo largo y ancho de la geografía española se distribuye un amplio catálogo de monumentos con este título, tan solo 15 localidades pueden presumir de haber recibido tan merecido nombramiento internacional. Sus famosas casas colgadas han contribuido a tal reconocimiento, pues desde siempre han sido un enclave inevitablemente ligado a la historia de la ciudad.

Para conocer todos los encantos de Cuenca —los más populares y también los menos nombrados—, se puede contratar una ruta guiada por la ciudad que domina el risco sobre el que se alza su mapa. En ella, no puede faltar la alusión a las casas colgadas, presente para la vista que esta localidad castellanomanchega regala a los visitantes que pasean por sus calles. Ejemplo de la arquitectura tradicional conquense, los balcones de madera de estas edificaciones parecen caer al vacío desde el precipicio natural sobre el que se levantan.

En la actualidad, las casas colgadas datadas a finales del siglo XV son morada del Museo Español de Arte Abstracto. Con la compra de la entrada al museo, se permite el acceso a las casas colgadas, en cuyas paredes interiores penden obras del pintor Fernando Zóbel —este artista también da nombre a la estación de tren de la ciudad—. A principios del siglo XX, el ayuntamiento conquense compró las últimas tres casas colgadas que aún se mantenían en pie para evitar su destrucción, pues el paso de los siglos había hecho mella sobre sus muros y corrían el riesgo de perderse para siempre.

Puente de San Pablo, el parador y más
Entre los puntos que tampoco faltarán en el recorrido guiado por la parte medieval del callejero de Cuenca aparecen la Plaza Mayor y su famosa catedral gótica de Santa María y San Julián, fechada en el siglo XIII. La visita no incluye el acceso al interior del templo, pero la explicación del guía frente a su fachada le servirá para hacerse una idea de la importancia de esta iglesia en el contexto de la región. Como curiosidad, si tiene tiempo a lo largo de la jornada para entrar en la catedral, no deje de buscar la decoración con motivos asiáticos que 'esconden' dos de las puertas de madera de la sacristía.

A tan solo cinco minutos a pie, aparecerá ante usted otro de los grandes iconos de la ciudad. Junto a las casas colgadas, el puente de San Pablo es uno de los puntos más reconocidos de Cuenca y, de hecho, aún son muchos los que recuerdan la fotografía que se tomaron los actuales Reyes de España durante su viaje de luna de miel por territorio español. Levantado sobre el río Huécar a principios del siglo XX, recuerda las obras 'eiffelianas' por su diseño en hierro —aunque este viaducto también incluye madera entre sus materiales de construcción

Aunque actualmente el puente de San Pablo está compuesto por vigas de troncos y metal, en origen se levantó en piedra para comunicar la ciudad con el convento cuya advocación se dedicó al mismo santo que lleva su nombre. En este monasterio se ubica a día de hoy el parador, pero aunque las celdas de los antiguos monjes han sido sustituidas por las habitaciones del hotel, aún es posible disfrutar de su precioso claustro —que mantiene algunos confesionarios en los laterales— y se puede asistir a misa en la iglesia del convento.
Ruta entre las casas colgadas de Cuenca y su famoso puente de San Pablo

Un paseo por ese curioso paisaje le hará darse cuenta de lo excepcional que es esta ciudad

Cuenca luce con honor ser una de las pocas ciudades de España catalogadas como Patrimonio de la Humanidad. Si bien es cierto que a lo largo y ancho de la geografía española se distribuye un amplio catálogo de monumentos con este título, tan solo 15 localidades pueden presumir de haber recibido tan merecido nombramiento internacional. Sus famosas casas colgadas han contribuido a tal reconocimiento, pues desde siempre han sido un enclave inevitablemente ligado a la historia de la ciudad.
Bonita foto y bonito paisaje. Hace años que no entro en la página. Ya ni me acuerdo y creo que soy el que más mensajes escribió en Castillo de Locubín. Saludos desde Sabadell
Buenos días, gracias por tu comentario sobre la foto. En cuanto a entrar en los foros, es cuestión de ponerse. Por otra parte, y como no te identificas, no sé si serás "Mellado", si eres tú, en el foro de el Castillo de Locubín, no escribes desde el 22 de enero de 2017, y sí, el máximo colaborador con mensajes en Castillo de Locubín, es Mellado con 1.707. Saludos.
Bonita foto y bonito paisaje. Hace años que no entro en la página. Ya ni me acuerdo y creo que soy el que más mensajes escribió en Castillo de Locubín. Saludos desde Sabadell
Puente desde donde se tiene una visión distinta de esta ciudad.
Casas colgadas, no colgantes como dicen los viajeros que llegan a la ciudad.
Río Huécar

Descripción

Nace en los municipios de conquenses de Buenache de la Sierra y Palomera. A su paso por la ciudad de Cuenca y prácticamente a lo largo de todo su curso ha formado la hoz del Huécar, garganta de unos cien metros de profundidad sobre la que se sitúan las Casas Colgadas.

A principios del siglo XX provocó varios desbordamientos, por lo que a mediados del mismo se procedió a encauzar su último kilómetro, ya que es el que discurre dentro de la ciudad de Cuenca. Su última gran crecida tuvo lugar en 1972, inundando las huertas cercanas a la capital. Desde el invierno de 1994 a 1995, cuando se tuvo que activar la alerta por posible desbordamiento de sus aguas, no ha vuelto a amenazar con sobrepasar dicho cauce, llegando incluso a producirse un acusado estiaje en los meses de verano. Es por esto que, para mantener con agua su recorrido urbano, se haya utilizado un túnel excavado en roca caliza y que cruza bajo el casco histórico de la ciudad para trasvasar agua desde el río Júcar, al cual la devuelve en su desembocadura un kilómetro más adelante. El túnel vierte las aguas mediante una cascada artificial situada bajo las Casas Colgadas. En 2009 permaneció seco, exceptuando el tramo mantenido artificialmente, desde finales de primavera hasta los últimos días del año. En 2010 se mantuvo con agua durante todo el verano, algo que no sucedía desde hacía más de un lustro.
Huécar

Río Huécar

Ubicación geográfica
Cuenca Río Júcar

Desembocadura Río Júcar

Coordenadas 40°05′00″N 2°08′00″O:

40°05′00″N 2°08′00″O (mapa)

Ubicación administrativa
País España

División Castilla-La Mancha
Provincia de Cuenca

[editar datos en Wikidata]

El río Huécar es un corto río del este de España de unos 15 kilómetros de longitud, afluente del Júcar. Su cuenca se extiende por la provincia española de Cuenca, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.
Avenida (hidrología)

Una avenida (conocida en algunos lugares también como crecida —de un río, arroyo, etc.—, creciente, riada o aguas altas) es la elevación del nivel de un curso de agua significativamente mayor que el flujo medio de este. Durante la crecida, el caudal de un curso de agua aumenta en tales proporciones que el lecho del río puede resultar insuficiente para contenerlo. Entonces el agua lo desborda e invade el lecho mayor, también llamado llanura aluvial.

Avenidas excepcionales
Son causadas por precipitaciones intensas sobre toda la cuenca o parte de esta. Son difícilmente previsibles, para ello se requiere de una red de monitoreo operada en tiempo real. Generalmente causan daños a las poblaciones y a la infraestructura económica. Se pueden tomar medidas de protección civil y mantenimiento preventivo de las infraestructuras.
SEMANA SANTA DE CUENCA

Casas Colgadas nazarenas para anunciar la Semana Santa de Cuenca

Las Noticias. 24/1/2020

El cartel se ha presentado este viernes con la presencia de su autor, Antonio Díaz Arnido, y del pregonero de este año, el sacerdote y periodista Antonio Pelayo

24/1/2020 · Las Noticias

Fórmula magistral de sentimiento nazareno la que inyectaron este viernes al corazón de la Cuenca nazarena el cartelista, pregonero y autor del vídeo promocional de la Semana Santa conquense de este año 2020.
CULTURA • SOCIEDAD
Gisela Ortega
El nacimiento, belén o pesebre

En 1465, en el Renacimiento, se fundó en París la primera empresa fabricante de figuras para los nacimientos. En Alcorcón, España, en 1471, se creó la segunda factoría, que tenía influencia de Inglaterra. El tercero en elaborar imágenes fue la República de Siena en 1475, de estilo renacentista. Portugal, en 1479, fue el cuarto país en producir dichas esculturas

El pesebre representa por lo general a Jesús, María y José, en un establo granero o cueva, donde nació el niño. La tradición los acompaña de una mula y un buey, según el relato de los Evangelios apócrifos y del texto del libro del profeta Isaías y del Habacuc.

Puede incluir además, representaciones de los pastores reunidos para adorar al recién nacido, de los tres Reyes Magos con sus ofrendas, de ángeles y de la estrella de Belén. Pero en muchos países tienen una tradición propia de escenas del nacimiento.

Generalmente el Nacimiento se coloca unos días antes de la Navidad, y en muchos lugares del mundo se conserva hasta el 2 de febrero, fecha de la presentación de Jesús en el Templo.
Historia de los puentes

Artículo principal: Historia de los puentes

La necesidad humana de cruzar pequeños arroyos y ríos fue el comienzo de la historia de los puentes. Hasta el día de hoy, la técnica ha pasado desde una simple losa hasta grandes puentes colgantes que miden varios kilómetros y que cruzan bahías. Los puentes se han convertido a lo largo de la historia no solo en un elemento muy básico para una sociedad, sino en símbolo de su capacidad tecnológica.