BIELVA (Cantabria)

Medias, o Cintas del Cristo

Miguel, éstas son las famosas medias, o cintas (la botella no entra) que tradicionalmente se venden en la fiestas del Cristo y se bendicen pasándolas por las llagas de la estatua del Cristo de Bielva. Son cintas de varios colores que la gente compra para cumplir con buenos deseos, o adornar con ellas alguna petición cumplida, o pendiente. Por ejemplo, éstas de la foto tienen su particular y emotiva historia.
Las Cintas estaban en Santander en casa de mi hermana Cionina y mi cuñado Pano y Pano las enlazo a ésta botella de dos litros de coñac marca Soberano y las situó en un lugar privilegiado de su salón con la promesa de abrir la botella con la llegada de su primer hijo/hija. Las cintas y la botella allí permanecieron durante varios años, más de los deseados, hasta que pudo hacerse realidad su promesa, porque durante varios años vivieron una experiencia dura, sometiendo a los sentimiento por encima de su resistencia, desconociendo hasta donde el ser humano puede aguantar cuando la vida te pone a prueba, hasta que felizmente en el año 1987 mi sobrina Maria (la que por aquí ha escrito algún mensaje) vino al mundo para quedarse, diciendo: “aquí estoy yo” y desafiando al fatídico pasado para crecer como la espuma sana y fuerte hasta convertirse en una guapa, alta e inteligente moza, con la cabeza muy bien amueblada que ha terminado éste año su carrera de Psicología, disculpar, entiendo que se me note mi orgullo de presumir de sobrina. Recuerdo que en su bautizo, que fue muy esperado y emociónate por toda la familia, se abrió la botella de la foto con las medias, o cintas del Cristo y servidor para celebrar el regalo que a mí hermana y cuñado le había hecho la naturaleza con la vida de María cogí tal borrachera, que no recuerdo otra más gorda, hasta el punto que al día siguiente con la resaca regrese de Santander a Madrid y tarde más de 16 horas, cuando lo habitual son 4, máx. 5 horas, imaginaros como estaba, parando cada poco y a velocidad de “pisa-huevos”. Mi mujer Concha con mi hija Inés de un año, todavía no había nacido mi segundo hijo Rubén, estoicamente aguantaron con gran paciencia mi situación, insisto, no recuerdo otra igual, pero mereció la pena y lo volvería a repetir, sólo por compartir la explosión de satisfacción que toda la familia teníamos después del duro pasado. Así pues, ya ves, Miguel, ésta es la historia de las Cintas del Cristo abrazadas en la botella de coñac Soberano.
(1987)
Medias, o Cintas del Cristo de Bielva (1987)

Miguel, éstas son las famosas medias, o cintas (la botella no entra) que tradicionalmente se venden en la fiestas del Cristo y se bendicen pasándolas por las llagas de la estatua del Cristo de Bielva. Son cintas de varios colores que la gente compra para cumplir con buenos deseos, o adornar con ellas alguna petición cumplida, o pendiente. Por ejemplo, éstas de la foto tienen su particular y emotiva historia.
Las Cintas estaban en Santander en casa...

Para tus viajes y vacaciones, haz turismo por los pueblos de España. ¿Quieres buscar hoteles?

Reserva tu hotel en Cantabria