LAS PALMAS DE GRAN CANARIA (Las Palmas)

Ermita de San Antonio Abad. Según la tradición, en este lugar rezó Colón en 1492
Foto enviada por maoa

Por lo que yo tengo entendido salió de La Gomera.
Según el Diario de viaje de la Casa de Colón:
“Lunes, 6 de agosto: Saltó o desencajose el gobernario a la carabela Pinta, donde iba Martín Alonso Pinzón, a lo que se creyó y sospechó por industria de un Gómez Rascón y Cristóbal Quintero, cuya era la carabela, porque le pesaba ir en aquel viaje; y dice el Almirante que antes de que partiese habían hallado en ciertos reveses y grisquetas como dicen, a los dichos. Viose allí el Almirante en gran turbación por no poder ayudar a la dicha carabela sin su peligro, y dice que alguna pena perdía con saber que Martín Alonso Pinzón era persona esforzada y de buen ingenio. En fin, anduvieron entre día y noche veintinueve leguas". “Martes, 7 de agosto: Tornose a saltar el gobernalle a la Pinta, y adobáronlo y anduvieron en demanda de la isla del Lanzarote, que es una de las islas de Canarias, y anduvieron entre día y noche veinticinco leguas.”

Había que cambiar el plan. Colón se desvió hacia las islas de Lanzarote y Fuerteventura y tras dejar La Pinta en Gran Canaria siguió hacia La Gomera: “Hasta el domingo en la noche no pudo el Almirante tomar la Gomera, y Martín Alonso quedose en aquella costa de Gran Canaria por mandado del Almirante, porque no podía navegar. Después tornó el Almirante a Gran Canaria, y adobaron muy bien la Pinta con mucho trabajo y diligencias del Almirante, de Martín Alonso y de los demás; y al cabo vinieron a La Gomera. Vieron salir gran fuego de la sierra de la isla de Tenerife, que es muy alta en gran manera. Hicieron la Pinta redonda, porque era latina; tornó a La Gomera domingo a dos de septiembre con la Pinta adobada.”
¿Las Palmas de Gran Canaria o Gando?

Es uno de los misterios de este primer viaje. Colón estuvo en Gran Canaria donde hemos visto que “adobó” el timón de la Pinta y la convirtió en redonda, esto es, la aparejó con velamen cuadrado. Lo que no se sabe es donde recaló. Algunos aseguran que el Almirante aprovechó su estancia en la isla para visitar al gobernador que residía en Las Palmas de Gran Canaria. Otros dicen que la carabela fondeó y permaneció en la bahía de Gando. Los textos históricos no arrojan luz sobre este asunto. Lo que sí está claro es que Gran Canaria es, al igual que La Gomera, isla colombina, ya que jugó un papel importantísimo en tres de los cuatro viajes que Colón realizó a tierras americanas.
Pero sin lugar a dudas, fue La Gomera el centro de operaciones canaria de su primera expedición transatlántica. En La Gomera recargó sus toneles de agua salobre en el celebérrimo pozo de la aguada de San Sebastián de La Gomera. En La Gomera cargó quesos, carne, madera y todo lo necesario para afrontar con garantías a travesía oceánica. En la isla permaneció casi un mes, una demora que las malas lenguas siempre han vinculado a los posibles amoríos del Almirante con Beatriz de Bobadilla, señora feudal de la isla. “Finalmente se hizo a la vela de la dicha isla de la Gomera con sus tres carabelas jueves a seis días de septiembre”. El 12 de octubre de 1492, tocarían, por primera vez, las costas americanas.