RIOTURBIO (Asturias)

RIOTURBIO: Un cura se presenta todos los días "casualmente" a...

Un cura se presenta todos los días "casualmente" a la una de la tarde en casa de Jaimito.

Siempre dice: " ¡Ummmm! ¡Qué bien huele! ¿Qué tienen para comer?"

"Pues mire padre, hoy tenemos cocido. ¡Quédese!"

"Bueno hija, no puedo rechazar la oferta..."

Y así un día tras otro. Un día por el olor de la fabada, otro por el olor de la paella..., el caso es que siempre se quedaba a comer. Hasta que un día el niño de la familia, Jaimito, le pregunta:

"Oiga, padre. ¿A qué distancia está el cielo? ¿Muy lejos?"

"Sí hijo. Imagínate que si tirásemos una piedra desde el cielo hasta la tierra tardaría unos quinientos centillones de años en llegar hasta nosotros."

A lo que replica Jaimito:

"Eso será porque es una piedra, que si lo que tiramos es un cura a la una menos cuarto, seguro que a la una en punto está aquí para comer..."