RIOSA (Asturias)

Vuelta Ciclista a España 2013

Y nos disponemos a adentrarnos en los infernales 7 últimos kms del Angliru.

Si para los católicos existe Roma; para los peregrinos, Santiago de Compostela; para los futboleros, las más diversas catedrales del fútbol (Maracaná, Wembley o el Bernabéu), existe para los cicloturistas (o ciclistas) españoles, un lugar de culto al que, al menos una vez en la vida, han de subir, un puerto mítico a la misma altura que los Tourmalet, Mortirolo, Gavia o Mont Ventoux. Se llama Angliru y está en el mismísimo corazón de Asturias, en el concejo de Riosa. El coloso, que prácticamente nació con el nuevo siglo, no es ni mucho menos el puerto más duro del mundo, aunque su aureola contribuyó al nacimiento de un nuevo tipo de ciclismo, de carretera al menos: el de las subidas extremas, el de aquellas que sobrepasan el 20% de inclinación. Todo lo demás parece no estar a la altura, parece no ser lo suficientemente duro. El Angliru cambió incluso las bicicletas, puesto que los desarrollos anteriores a su aparición no eran válidos (prácticamente) para ascenderlo. Apareció el triple plato en la bici de carretera, apareció el plato de 34 dientes (para aquellos reacios a llevar tres platos), aparecieron las coronas que antes parecían reservadas exclusivamente para las bicicletas de montaña, surgieron competidores en Italia (Zoncolan o Plan de Corones)
(14 de Septiembre de 2013)