POZON (Asturias)


Últimos mensajes de la zona:
muy interesante. Feliccidades.
Juzgado de Paz y Registro Civil de Allande

Ayuntamiento de Allande
C/ Donato Fernández, 2 Primera planta

Pola de Allande

CP: 33880
Correo electrónico: juzgado@allande. es
... (ver texto completo)
Gracias Josefi....
Solicito Partida de nacimiento de mi abuelo Claudio Sol... nació en agosto de 1881 en Pola De Allande.. gracias a quien pueda ayudarme
Juzgado de Paz y Registro Civil de Allande

Ayuntamiento de Allande
C/ Donato Fernández, 2 Primera planta

Pola de Allande

CP: 33880
Correo electrónico: juzgado@allande. es

Teléfono: 985807004
Hola Carmen, a mi también me gustaria contactar contigo: ctsan@hotmail. com
Igual me quiero contactar con vosotros. Jmmerazhdz@gmail. com
Hola, yo también soy Meraz. Mi nombre es Manuel. Solo que mi familia paterna, proceden del estado de Veracruz, Mexico. Me gustaría contactarme con mis orígenes en España. Saludos.
Solicito Partida de nacimiento de mi abuelo Claudio Sol... nació en agosto de 1881 en Pola De Allande.. gracias a quien pueda ayudarme
José Ramón Muñiz Álvarez
“TRES SONETOS PARA MARÍA DEL CARMEN ÁLVAREZ
MENÉNDEZ”
-poesía-

No siempre la mañana despierta alegremente, llevando por el cielo los brillos que relumbran en la altura, sus luces, sus colores encendidos. Por eso los paraguas llenaban los rincones, las calles y las plazas, en cuanto amenazaba alguna nube, llegada de Galicia o de los mares.
Entonces, los pesqueros llegaban muy temprano, los puertos se llenaban y Asturias era lluvia con la lluvia y el sol que se refleja en cada brizna: pensad en esos campos, pensad en esos prados mojados por la lluvia, manchados por la llama de un sol bello, heridos por la llama de un sol bello.
No siempre la mañana despierta alegremente. Y el caso es que la aurora por fin quiso la paz con los mortales y el sol cobró el dominio sobre el cielo. La gente ya bajaba, con un paso sereno, por más que era temprano: “Señores, el bocarte está barato”, decían desde el barco los más mozos…
Pero esta es una historia distinta a la que quiero venir a referiros: no siempre las historias de pesqueros enganchan a la gente que me escucha. Y en estos filandones no sobra hablar de cosas que puedan sugeriros matices muy curiosos de la vida, leyendas tan extrañas como el mundo.
Por eso los pesqueros, los cuentos de galernas e historias semejantes serán cosa que cuente en otro tiempo, que no es prudente, en fin, entretenerse. Dejadme que os presente sucesos muy distintos al mar de las Asturias, que, al cabo, siempre son interesantes, mas no como el suceso que os reservo.
Hablemos de deshielos, de escarchas en los valles, del alba que se admira desde los hospitales en invierno, sabiendo comprender tanta tristeza. Hablemos de los sueños que son melancolía, que saben a penurias, mirando cómo parten los que quieres, sabiendo que ya parten los que quieres.
Hablemos del espíritu que, roto, se deshace, fluyendo con las lágrimas, hablando con la lluvia, si es que llueve; hablando de la nieve, si es que nieva. Hablemos mismamente del mar en el enero que mira viejas playas calladas, escuchando las espumas serenas de las olas que se agotan.
O estemos en silencio, si acaso sospechamos que curan las heridas las voces del silencio en navidades, cuando nos llegan vientos de borrasca. O estemos en silencio si es cierto que pensamos que pueden los silencios ser forma de respeto por la gente que ya no habita el tiempo que nos toca.
Pensemos en la vida, pensemos en la muerte, tal vez ese momento que viene sin decirlo, sin avisos, robándonos las cosas que tenemos, robándonos la hacienda, la risa y las tristezas, los odios, los amores que hicieron que la vida se tejiera con tintes diferentes a otras vidas.
Sepamos entendernos, sepamos comprendernos: si acaso el desconcierto nos llena cada día de existencia, si acaso la mañana nos lo dice, tal vez el desconcierto que llena la existencia no es otro que los miedos que borra la poesía que se escribe con ganas de afrontar estos temores.

Soneto I

La voz que trajo entonces la alborada
manchaba el brillo claro en las alturas,
hablándonos del sol, de sus diabluras,
jugando a reflejarse en la nevada.

Y oyeron al cristal donde la helada
las horas de silencio tan oscuras
que pudo descorrer con llamas puras
el eco en que quebró la madrugada.

Y quiso la mañana, con apuro,
volar el cielo azul, cruzar el cielo,
su magia, su color, su principado.

Y llanto, soledad y desconsuelo
nacieron de mi pecho en un conjuro
que, triste, pronunció desesperado.

Soneto II

Y todo se hizo hablar con ese viento
que quiere la blancura en cada prado,
si juega con el aire despistado
el sol en ese cielo ceniciento.

Y todo se hizo hablar del desaliento
que quieren el enero y el nublado,
sabiendo que es un mar enajenado
el mar en que se mira el firmamento.

Y quise contener el odio al día,
llorando, sin lamentos, silencioso,
quejándome sin voz al pecho mío.

Y vino a ser la luz melancolía,
querella del bostezo perezoso
que le arrancó la vida con el frío.

Soneto III

No pudo estar ausente la hermosura
que saben pronunciar en el paisaje
la escarcha y la belleza, ese coraje
que mezcla con la aurora la negrura.

La luz del sol, perdiendo su bravura,
quedando atrás, tardando en ese viaje,
sinónimo de vida, le hizo ultraje
al alma que volaba hacia la altura:

Quedó la voz de aquella sombra fría
que se hizo de la estancia soberana,
eterna gobernante de su suerte:

el beso silencioso donde el día
quería cautivar a la mañana
le dijo la palabra de la muerte.

No siempre la mañana despierta alegremente, llevando por el cielo los brillos que relumbran en la altura, sus luces, sus colores encendidos. Por eso los paraguas llenaban los rincones, las calles y las plazas, en cuanto amenazaba alguna nube, llegada de Galicia o de los mares.
Entonces, los pesqueros llegaban muy temprano, los puertos se llenaban y Asturias era lluvia con la lluvia y el sol que se refleja en cada brizna: pensad en esos campos, pensad en esos prados mojados por la lluvia, manchados por la llama de un sol bello, heridos por la llama de un sol bello.
No siempre la mañana despierta alegremente. Y el caso es que la aurora por fin quiso la paz con los mortales y el sol cobró el dominio sobre el cielo. La gente ya bajaba, con un paso sereno, por más que era temprano: “Señores, el bocarte está barato”, decían desde el barco los más mozos…
Pero esta es una historia distinta a la que quise contaros esta noche: pensad que las historias que os refiero no deben repetir sus elementos. Y huyendo de aburriros, tal vez no hablar de mares, de puertos alejados, hablar de alguna cosa diferente, pudiera pareceros saludable.
Dejemos, como un barco que viaja a la deriva, los nombres de los puertos: Candás, Gijón y Navia, Cudillero, tal vez Ribadesella, acaso Lastres. Dejemos de momento que sueñe cada costa callada en las Asturias, que duerma ya Viavélez, o que en Tapia la noche caiga lenta en playas grises.

2019 © José Ramón Muñiz Álvarez
LA CARIDAD DEL COBRE EN NAVELGAS (ASTURIAS)

- Ana Dolores García
- Navelgas es una pequeña ciudad del Concejo de Tineo, perdida en las verdes y apacibles tierras de las estribaciones de la Sierra de Tineo. Todo el concejo es famoso por la calidad de su ganado vacuno y por sus chacineras, que cubren el consumo de chorizos, choscos, jamón y morcillas de buena parte de España.

Navelgas además tiene una particular historia heredada de sus tiempos romanos: la búsqueda del oro. Todavía hoy en día no son pocos quienes dedican horas al ahora deporte del bateo del oro y se adentran en las aguas del río Navelgas para tratar de conseguir en sus bateas alguna que otra pepita.

Pero para cualquier cubano que logre llegar a esta remota ciudad, lo que más le asombra es encontrar en la vieja iglesia románica de San Juan una imagen de la Patrona de Cuba, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Y claro que, si pasamos por la zona, no dejamos de hacer una visita a nuestra "Cachita".

De dos páginas locales en la Web copio su origen e historia:

«Los primeros emigrantes de Navelgas que fueron a probar suerte al otro lado del Atlántico en busca de su propio "oro" trajeron consigo la imagen de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, a la vuelta a su patria tras el desastre del 98.

Desde aquel tiempo y hasta la Guerra Civil española la figura de la Virgen de La Caridad descansó en la iglesia parroquial de San Juan de Navelgas.

Cuentan los más viejos del lugar que al poco de comenzar la sublevación militar del 36, por la que España quedó dividida en dos bandos, todas las imágenes religiosas veneradas por los habitantes de la comarca fueron quemadas en la hoguera. Entre ellas estaban San Nicolás, San Antonio, San Roque, San Juan (patrón de Navelgas) y también la propia Virgen de La Caridad.

Al finalizar la guerra todas las imágenes fueron repuestas salvo la Virgen de La Caridad. El pueblo no estaba dispuesto a resignarse a su pérdida y los más devotos decidieron hacer una colecta para comprar una nueva. Los tiempos eran muy difíciles y las ideologías dispares, por lo que la iniciativa no tuvo éxito.

Fue entonces cuando Faustino Rodríguez, recién llegado de Cuba, decidió donar otra imagen de la Virgen de La Caridad. Ésta fue traída desde La Habana y colocada en el mismo lugar que ocupó años atrás la anterior. Desde aquel día la "nueva" Virgen de La Caridad permanece en la iglesia de San Juan al lado del patrón y expectante al paso del tiempo en Navelgas». (http://deromeria. mforos. com).

«El culto a la Virgen de la Caridad se estableció en Navelgas hace siglos. Las investigaciones de la familia Pérez (Casa La Torre, Miño), han aclarado que ya en 1655 existía el culto a la Virgen de la Caridad en Navelgas, posiblemente uno de los primeros lugares en el mundo fuera de la isla.

Hay constancia documental en los archivos históricos asturianos de que la Virgen de la Caridad de Navelgas tenía "casa de novenas" y en los testamentos se mandaban "celebrar misas a La Caridad". Esta imagen tenía "mayordomo" para su capilla y, sobre todo, ya se celebraba "la gran fiesta de La Caridad"». (María G-Castejón, www. pueblos-espana. org)

A pesar de ser San Juan el patrono de Navelgas, la fiesta principal del pueblo es la de la Caridad. La imagen de nuestra Patrona se encuentra en un altar lateral de la iglesia. Su fiesta la celebran siempre el último domingo de agosto al modo acostumbrado en los pueblos de España: Misa solemne. Y, desde luego, bailes y verbenas durante todo el fin de semana.

VUELVO A PONER LA HISTORIA DE LA CARIDAD DE NAVELGAS CACHITA PARA NOSOTROS LOS CUBANOS ESPERO ESTAR ESTE AÑO PARA LAS FIESTAS DE LA PATRONA YA QUE EN CUBA NO PUEDO ESTAR ESPERO LES AGRADE POR SI LA DESCCONOCIAN
Dentro de unos días estaré ahí, adoro Asturias, pues yo soy de Euskadi y me encanta Asturias
Mis saludos fraternales a todos..... Sigo en mi busqueda de antepasados que vivieron en Villayon. Mi abuelo Jesus manuel Rodriguez Rodriguez nacio en la Villa de Villayon en 1897, el vino a cuba a los 23 y algo de años Hijo de Juan Rodriguez Labrador y Maria Rodriguez Vecinos de Oneta. Tengo entendido que mi abuelo tenis dos hermanos que se casaron, tuvieron hijos y nietos residiendo en la actualidad en oneta y zonas limitrofes alguien pudiera ayudarme? Se lo agradeceria infinitamente
Efectivamente, en Villayon, aparecen varias personas con el apellido Rodriguez. No puedo decirle si son de su familia o no. Si me envia su correo, le doy los datos y puede contactar con ellos y saber algo mas. Saludos.
Josefi te tienen que estar bien agradecidos pero veo que algunas personas se creen que eres alguna oficina y no solo piden si no que exigen.

Gracias por lo que haces pero muchos podían hacerse la labor ellos mismos. Saludos y feliz verano.
Gracias, sí tienes razon, no piensa que esto es gratuito y voluntario. Hay cosas que igual que yo hago, pueden hacer, pero son algun@s muy comodos, pero una tambien aprende y se cansa. Mucha suerte.
Es cierto, yo hace ya 8 años que ayudo y la gente no colabora o muy poco. Aqui estoy para lo que pueda. Un saludo.
Josefi te tienen que estar bien agradecidos pero veo que algunas personas se creen que eres alguna oficina y no solo piden si no que exigen.

Gracias por lo que haces pero muchos podían hacerse la labor ellos mismos. Saludos y feliz verano.
Siglos de pólvora

Las Fiestas de El Carmen y La Magdalena de Cangas del Narcea (Asturias) son desde hace décadas un referente pirotécnico de ámbito nacional. Entre los días 14 y 22 Julio en la Villa de Cangas sólo se percibe un olor, el de la pólvora. La tradición pirotécnica en Cangas y la devoción por la pólvora de los cangueses se puede apreciar en cualquier momento del año. Cualquier celebración sirve para poder, como aquí se dice, “tirar unos voladores”.

Esta devoción es llevada al extremo durante las Fiestas, las cuales no se podrían concebir sin la existencia de las Peñas de la Pólvora, que a su vez se agrupan en la Federación de Peñas de la Pólvora. Las 39 peñas existentes, a parte de organizar diversas actividades tradicionales y culturales durante las fiestas, cada una contribuye a su tirada pirotécnica.

Tiradas conjuntas de peñas, individuales, tirada de voladores a mano, piro musical, bomba, fuegos artificiales…es lo que se van a encontrar los asistentes a estas fiestas. Más de 15 tiradas pirotécnicas hacen que a nadie le resulte indiferente.

El punto álgido de las Fiestas tiene lugar el 16 de julio a las 20:00 horas, cuando la Virgen de El Carmen, impecable e imponente gracias a laAsociación de Bienhechoras Nuestra Señora de El Carmen, se despide de Santa María Magdalena y es llevada en procesión hasta lo alto del Puente Romano. Una vez allí el Presidente de la Sociedad de Artesanos ordena que comience la mayor oración que se puede hacer a una Virgen, LA DESCARGA. Más de 80.000 voladores tirados por 800 tiradores y apurridores en un tiempo aproximado de 6 minutos. La Sociedad de Artesanos, compuesta por la gente de Cangas, es la encargada de llevar a cabo tal desafío, hecho que lo hace único. Este disparo centenario cuenta además con un Dispositivo de Seguridad que fue reconocido como el más seguro de España, tomándolo como referencia en otras ciudades del país.

En resumen, tradición, devoción, fiesta... y mucha pólvora.
Esto es en Arbon.
hola.. mi nombre es lidia soledad merás y estoy tratando de conectarme con familiares de mi bisabuelo ignacio merás... se que era de asturias... a quien lea este mensaje le pido me ayude a reconstruir mi arbol genealogico... saludos desde argentina...
Soy Luisa Díaz Merás. Nací en 1918. Mi abuelo se llamaba Antonio Merás y su padre procedía del pueblo Merás en Asturias. No sé si serás pariente mío