Paraje lavianés zona del Sutu, POLA DE LAVIANA

(23 de Mayo de 2011)
Las tardes calurosas apetece ir dando un paseo por la orilla del Nalón. Inicias el recorrido por la Senda Fluvial en el Sutu y te diriges hasta el Puente La Sota, e incluso, puedes seguir por la desembocadura del rio Tiraña o bajo el Puente Colgante del Pozu Carrio (donde hoy día, aun transitan los trenes de carbón). De vez en cuando te paras a charlar con algún conocido y, un rato después, reinicias la marcha, con parsimonio y sin ninguna prisa. Este paraje, parece de ensueño. ¡La Primavera en Laviana es formidable!
Estimada Belén. Es emocionante leer tus historias de Laviana, tanto del pueblin de Muñera, como las de la Pola... ¡lo expresas con tanto sentimiento, que es enternecedor!

Me gusta que recuerdes, también, la zona del Sutu como playa fluvial - ¡claro los granos de arena de esta playa son muy gordos (regodones y morrillos) al lao de los de las finas arenas de la playa de San Lorenzo de Gijón, jajajajaja-

Espero que la recuperación de la fractura de muñeca vaya bien... ¡seguro que si!
Recibe...
Me trae muchos recueros, pues cuando ya no se iba a la cuaña, iba a tomar el sol aquí, pues me quedaba al lado de casa, llevaba mi toalla y eso sí la radio y era la mujer más feliz que habia, luego ya me casé y tuve a mi hija y la llevaba a banarse y jugar ahí debajo del puente, Xana allí coincidí algún sabado con Esther y los niños, se iba desde Arturo León por un caminin que habia casas de planta bala con huerta, vivia Maribel y los de Gamonal, que ese chico era amigo o al menos està en una foto...
Las tardes calurosas apetece ir dando un paseo por la orilla del Nalón. Inicias el recorrido por la Senda Fluvial en el Sutu y te diriges hasta el Puente La Sota, e incluso, puedes seguir por la desembocadura del rio Tiraña o bajo el Puente Colgante del Pozu Carrio (donde hoy día, aun transitan los trenes de carbón). De vez en cuando te paras a charlar con algún conocido y, un rato después, reinicias la marcha, con parsimonio y sin ninguna prisa. Este paraje, parece de ensueño. ¡La Primavera en Laviana...