Desde el Otero, POLA DE LAVIANA