POLA DE LAVIANA (Asturias)

La huerta de Ferrera
Foto enviada por julian robles
Belén: Me alegra que te guste esta foto. Yo no me canso de mirarla. Y cada vez que lo hago veo a mi padre trazando las líneas de las eras para que luego mi madre las cavara con el palote (él ya no podía en los últimos años porque estaba afogau de la silicosis y la bronquitis). Y qué esmero ponían al sembrar el cebollín, las lechugas, las coliflores, los tomates.... que luego vendían en la propia huerta o en la plaza (hay también una foto de mi madre en esta página) a gentes de todo el concejo y de ... (ver texto completo)
lO QUE ES HABLAR, BUENO EN ESTE CASO COMUNICAR, AL FINAL CASI NOS CONOCEMOS, INTENTÉ VER LA FOTO DE TU MADRE PERO NO LA ENCUENTRO, PERO SI ME ACUERDO DE IR ABUSCAR LAS FLORES, Y YA SÉ DONDE ESTAN LAS HUERTAS, TENIAIS UNA VERJA MUY BONITA, COMO ME ALEGRA REVIVIR TODO ESTO, ME DÁ MUCHA PENA DE LO DE TU PADRE DE LA SILICOSIS, YA ERA BIEN MALA LA MINA, PARA QUE ADEMÁS LES DEJARA ESA ENFERMEDAD QUE ES MUY MALA DE LLEVAR PUES AHOGARSE, SE SUFRE MUCHO Y TE MERMA LA VIDA, QUE RAZÓN TIENES EN DECIR QUE CUANTO SE SACRIFICARON, PARA QUE LOS HIJOS VIVIERAN BIEN, PROGRESARAN Y NO LES FALTARA DE NADA, mi padre murió en el 80 y madre en el 84, juanmaria en el 64 y mary en el 95, yo a juan maria era pequeña y lo veo en la esquina de la casa de riera en la caja de ahorros a darnos un beso cuando pasabanos para la escuela, la ropa que llevaba, los tebeos que le gustan leer que los canbiaba en el quiosco de enfrente en la plaza de la pontona, sole se llamaba la señora, y me daba las vultas pa chuches pa mí, de mis padres ni te cuento, y de mi hermana mary que fué como mi segunda madre, era la mayor y casi me sacaba 12 años, como no voy a querer a laviana, y al otero si tengo allí cuatro, que era lo que más queria, un beso grande y sigue mirando esa huerta tan preciosa que te lleva a ellos que tanto nos quisieron.
ferrera, veo la foto tan guapa que puso tete de la huerta de tus padres en nuestra querida avenida, no sé bie cual era, verás yo te digo por orden de memoria a ver si doy con ella era al lado del raspiñu, doña emilia la maestra tenia terreno, que ahora está el chalet de esther la maestra, luego habia otra que mi madre por los difuntos le compraba crisantemos para juan maria, otra que veia yo trabar a martina que iba conmigo a clase, ahora está el chalet de una señora, ya tuvo que morir, que trabajaba ... (ver texto completo)
Belén: Me alegra que te guste esta foto. Yo no me canso de mirarla. Y cada vez que lo hago veo a mi padre trazando las líneas de las eras para que luego mi madre las cavara con el palote (él ya no podía en los últimos años porque estaba afogau de la silicosis y la bronquitis). Y qué esmero ponían al sembrar el cebollín, las lechugas, las coliflores, los tomates.... que luego vendían en la propia huerta o en la plaza (hay también una foto de mi madre en esta página) a gentes de todo el concejo y de concejos vecinos.

Esta foto es de la huerta de los herederos de Estebanín Arrieta, el padre de la tu amiga Mari Carmen. También tenían otra un poco más a la derecha; aquella en la que tu madre iba a buscar las flores de los difuntos y que la mía preparaba el día anterior con tanto esmero.

Acabo de subir otras dos fotos de esta misma huerta y de la otra, de cuando la llevaba sólo mi madre porque mi padre ya había fallecido unos meses antes. Espero que te gusten.
Transcribo aquí lo que decía Lizca en otra discusión:

"Siento mucho lo de tú madre. Recuerdo cuanto trabajaba y lo bonita que tenía la huertina de La Avenida, la verdad que llamaba la atención. En fin que vamos a hacer, la vida es así, no queda mas remedio que asumirlo. Un abrazo".

Ciertamente esta imagen de Tete refleja el esmero y el entusiasmo que tanto mi padre como mi madre dedicaban a la huerta, que llamaba la atención de los que pasaban por la Avenida y se detenían a contemplarla. Hoy, ... (ver texto completo)
ferrera, veo la foto tan guapa que puso tete de la huerta de tus padres en nuestra querida avenida, no sé bie cual era, verás yo te digo por orden de memoria a ver si doy con ella era al lado del raspiñu, doña emilia la maestra tenia terreno, que ahora está el chalet de esther la maestra, luego habia otra que mi madre por los difuntos le compraba crisantemos para juan maria, otra que veia yo trabar a martina que iba conmigo a clase, ahora está el chalet de una señora, ya tuvo que morir, que trabajaba en el ayuntamiento y vivia encima del banco herrero, y luego creo que estaba la de mi amiga mari carmen arrieta, esto es memoria de muchos años, ya me dirás, a mí me encantan las plantas, planté rosales, tengo hortensias, hiedras, dalias, ygual sin mentir tengo 500 tiestos más la parte de jardín de rosales, pequeños tienen un año, y adelfas, me gustan mucho las plantas, mi padre cuando viviamos en muñera le dejaron un trozin de huerta y plantaba para nosotros, y que rico sabe todo lo de casa, les patates, repollos, berza, tomate, fréjoles, guisantes, yo siempre voy a comprar al mercado a los que traen de sus huertas, porque tiene otro sabor, pero dá mucho trabajo y deja muy poco dinero es muy sacrificado, seguro qu a pesar de eso tus padres eran felices en esa huerta tan preciosa y sitio inmejorable, recuerdos y animo. belén
Hola amigo Ferrera. Me alegro de que estés otra vez por este foro.
Dices bien del gran esfuerzo que tus padres dedicaron a esta huerta tan ejemplar en todo el concejo; pues fueron unos innovadores en cuanto a la producción de planteles, que después eran muy apreciados por todos los agricultores del valle.
En cuanto a Xuan; tan entusiasta por todo lo que se organizaba en Laviana, como con el Descenso Folklorico del Nalón (auténtico impulsor del mismo) y les fiestes del Otero.
Nacimos el mismu añu ... (ver texto completo)
Transcribo aquí lo que decía Lizca en otra discusión:

"Siento mucho lo de tú madre. Recuerdo cuanto trabajaba y lo bonita que tenía la huertina de La Avenida, la verdad que llamaba la atención. En fin que vamos a hacer, la vida es así, no queda mas remedio que asumirlo. Un abrazo".

Ciertamente esta imagen de Tete refleja el esmero y el entusiasmo que tanto mi padre como mi madre dedicaban a la huerta, que llamaba la atención de los que pasaban por la Avenida y se detenían a contemplarla. Hoy, lamentablemente, da pena pasar por ese lugar.
Me alegro de que te gusten las fotos de estos rinconinos de Laviana. A veces nos olvidamos de que también existen y nos perdemos el disfrute de sus encantos.

Por el pueblín me acerco de cuando en cuando, aunque menos de lo que debería y me gustaría, pero cuando lo hago procuro empaparme bien de su ambiente y lo recorro de arriba abajo para ver las novedades.

Saludos para ti y para todos los miembros de este foro.
Hola Jose. Me gustan mucho les fotos que colgaste en esti foro; sobre todo les de la Ferrera y la Sierra (a veces pasamos mucho tiempo sin visitar los lugares más queridos de nuestro concejo). Ya veo que tu sueles visitar el tu pueblín en alguna ocasión y eso está bien; seguro que te prestará bastante esa excursión.
Un saludu amigu.
Hola amigo Ferrera. Me alegro de que estés otra vez por este foro.
Dices bien del gran esfuerzo que tus padres dedicaron a esta huerta tan ejemplar en todo el concejo; pues fueron unos innovadores en cuanto a la producción de planteles, que después eran muy apreciados por todos los agricultores del valle.
En cuanto a Xuan; tan entusiasta por todo lo que se organizaba en Laviana, como con el Descenso Folklorico del Nalón (auténtico impulsor del mismo) y les fiestes del Otero.
Nacimos el mismu añu y fuimos juntos a la escuela, criandonos a la vez en Fontoria. ¿Cuantos crios había entonces eh? y ya ves, ahora estamos esparcios por toda España e incluso en paises extranjeros.
Un abrazu amigu Ferrera.
Amigo Tete:

Hacía mucho que no venía por aquí y hoy me he encontrado una página totalmente renovada, con muchas más fotos y, sobre todo, con mucha participación activa de nuevos amigos.

Hoy he vuelto a emocionarme al ver a mi hermano Xuan (q. e. d) bajando a la Virgen del Otero, a mi madre delante de casa de Carlos en la plaza del Ayuntamiento vendiendo los productos de la huerta, hoy tristemente abandonada, a la que tanto ella como mi padre (q. e. d.) dedicaron tantos esfuerzos durante tantos años.

Gracias por todo. Recibe un fuerte abrazo desde Madrid.