OVIEDO (Asturias)

OVIEDO: Tienes razón, Nacho. Son cosas imperdonables.

El derribo de este hermoso palacio nunca se lo perdonaré a la familia Herrero.

Tienes razón, Nacho. Son cosas imperdonables.