OVIEDO (Asturias)

Altamirano

Casa Manolo fue en sus tiempos la mejor sidrería de la ciudad, punto de reunión de cazadores, pescadores, colombófilos, canaricultores, futboleros... También se daban unas estupendas peleas de gallos. Un recuerdo para Ángel.