OVIEDO (Asturias)

Jardines de Llamaquique
Foto enviada por Nacho

Toda esta zona de Llamaquique actual, yo recuerdo cuando era chaval que se
llamaba "El Campo de Maniobras". Seguramente por ejercicios militares que,
en tiempos, se hacían por alli. Hay que considerar que todo eran terrenos
libres.
Y ahí se ponian tambien las barracas, o los caballitos cómo tambien los
llamábamos de pequeños.
De forma que cuando llegaban las fiestas de San Mateo era de obligado
cumplimiento la visita al Campo de Maniobras.
Gozábamos con los caballitos, con los puestos donde ... (ver texto completo)
Hace muchos años que vivo en Madrid. Pero recuerdo en mi infancia y
posterior juventud en Oviedo que, llegada la temporada operistica, el
Excmo. Ayuntamiento entonces patrocinador de este evento musical, regalaba
una serie de entradas a los señores invidentes de la ONCE.
No sé si seguirá esta costumbre.
Pero era muy acertada ésa medida municipal porque al ser personas que
tienen más agudizado el sentido del oido al carecer del sentido de la
vista, captaban con mucha facilidad los resgistros musicales y eran
unos verdaderos eruditos a la hora de emitir opiniones sobre las
distintas óperas representadas.
La temporada del Bell Canto tenía su imagen social muy acentuada, y
la época de mas apogeo era con ocasión de las fiestas de San Mateo,
en el mes de septiembre.
¿Alguien me puede informar si se sigue esta generosa costumbre para
con los señores invidentes? Gracias.
Saludos.
Toda esta zona de Llamaquique actual, yo recuerdo cuando era chaval que se
llamaba "El Campo de Maniobras". Seguramente por ejercicios militares que,
en tiempos, se hacían por alli. Hay que considerar que todo eran terrenos
libres.
Y ahí se ponian tambien las barracas, o los caballitos cómo tambien los
llamábamos de pequeños.
De forma que cuando llegaban las fiestas de San Mateo era de obligado
cumplimiento la visita al Campo de Maniobras.
Gozábamos con los caballitos, con los puestos donde vendian coco, otros
chocolate con churros y el famoso algodón de azúcar que fué toda una
novedad.
Estoy hablando de los años l955/60.
Las costumbres, y Oviedo, cambiaron mucho desde entonces, pero ésa
fotografía de nuestra niñez permanece en nuestro subconsciente cómo
imagenes de nuestra precaria edad en un tiempo muy diferente.
Igual que el famoso tango: Nostalgía.
Saludos.