LENDEQUINTANA (Asturias)


A que parroquia pertenece Villar de San Pedro, porque antes almenos pertenecía a Doiras, y quiero saber a donde pertenece ahora. Gracias.
Villar de San Pedro es una aldea perteneciente a la parroquia de La Ronda, en el concejo asturiano de Boal, en España. Cuenta con una población de 18 habitantes y se encuentra a unos 500 m de altura sobre el nivel del mar.
Me gustaría saber si hay descendientes de los Fernández Sanjulián, vecinos de Romaelle, aunque muchos hayan perdido el Sanjulián y otros el Fernández, por línea paterna tengo ancestros naturales de Romaelle y he hecho investigaciones en los libros parroquiales de La Braña para hacer el árbol genealógico y me gustaría colaborar con otros igualmente descendientes de dicho apellido. Saludos.
A que parroquia pertenece Villar de San Pedro, porque antes almenos pertenecía a Doiras, y quiero saber a donde pertenece ahora. Gracias.
La gente de los castros

I

La gente de los castros
nos habla cuando el viento
presume de su historia.
Y sabes que los árboles del bosque
no dejan de cantar esas leyendas
de gentes aguerridas y valientes.
Tus ojos, que lo saben,
contemplan las escenas
que dicen los hayedos, si es que quieren
contarnos los sucesos de ese tiempo.

II

También los urogallos
nos dicen que los árboles
supieron de estos hechos.
Y el mar, furioso a veces, nos lo grita
en playas apartadas, bajo enormes
y viejos farallones olvidados.
En cambio, nuestros libros
ignoran que los héroes
tuvieron esos nombres que escuchamos
al viento y su lenguaje incomprensible.

III

Y tú, con tus ojuelos,
tus perlas de azabache,
descifras en la noche
milagros tan extraños como el alba,
que canta la derrota sin vergüenza,
sin eco de deshonra, sin deshonra,
de un pueblo que, aguerrido,
lanzándose a la lucha,
estaba condenado, sin embargo,
por más que demostrase su valía.

2019 © José Ramón Muñiz Álvarez
José Ramón Muñiz Álvarez
“BUSCANDO MIRUÉNDANOS”
(poemas)

“Los mares del Cantábrico”

I

Los mares del Cantábrico
nos hablan de leyendas,
de viejos balleneros,
de buques enemigos y piratas,
acaso de vikingos, de daneses
que luchan en los puertos contra todos,
con gentes que defienden,
con toda su bravura,
baluartes que se elevan hacia el cielo,
por eso en estos puertos escuchan las almenas.

II

Y son estos castillos
los dioses que combaten
al mar encabritado,
como hace tantos siglos, esas épocas
de fuego en cada espuma cuando embiste,
si quiere la embestida más violenta
la furia repentina
de noches tormentosas
que hablaron de galernas a los viejos,
si quedan esos viejos en muelles y espigones.

III

Y ves que siempre vive
la llama de los faros
en Navia y en la Veiga
que tiene en esas venas esa sangre
que quiere recordar a los albiones,
a celtas en los castros, a los castros
que miran al océano,
que quieren ese diálogo
con esas aguas bellas y calladas
que viven recitando las viejas tradiciones.

IV

Tus ojos, que no engañan
al brillo del poeta,
le dicen al poeta
que quieres revivir esas batallas
de astures y galaicos, enfrentándose
a todos los piratas que los siglos
trajeron en mareas
perdidas para siempre,
si no es en los legajos de la historia
que vuela con la brisa quizás hacia la nada.

V

Decir Puerto de Vega,
hablar de la aventura,
sentirse un Barbarroja
y amar, en esa Asturias, cada playa
parece conveniente, en este caso,
pues sabes que, detrás de la Losera,
llegando ya a Soirana,
está, con su misterio,
el grito silencioso de esa ínsula
que solo se oyó en tiempos lejanos como el Bronce.

VI

Y así, Puerto de Vega,
acaso Casariego,
Viavélez, si hace falta,
nos ven en la excursión que no termina,
disfrutan contemplando nuestros pasos,
igual que los turistas que se sienten
dichosos con los mares,
las olas, los cantiles
que saben ese idioma que emociona
a todo el que contempla las costas que prometen.

VII

Tus ojos y mis labios,
mis labios y tus ojos,
los dos en una playa,
fundidos en la dicha de la dicha,
hablando de Frejulfe y del Barayo,
gritando que, en Frejulfe y en Barayo,
las olas son más olas,
la brisa se hace viento
y el viento es forajido que pretende
de nuevo el abordaje de tiempos olvidados.

VIII

Y a ti Puerto de Vega
te lleva a esa aventura
que ofrece coronarte,
que quiere coronarte como reina
de un tiempo de sargazos y Caribe,
quizás en otros mares muy lejanos,
quizás en esos mares
rodados en películas
que vimos siendo niños cada sábado,
en tiempos en que un sábado tenía su belleza.

IX

Y siento que en Barayo
las olas se hacen grandes,
igual que en las arenas
calladas de Frejulfe, con sus tonos
mezclados del carbón y la pizarra,
mezclados con el brillo de tus ojos
en esas noches negras,
en esos ojos negros
y oscuros como noches ancestrales
que saben de chacales, de lobos en la noche.

X

Y digo que el Barayo
nos dice las verdades
de tiempos acabados
con su rumor de río hacia la playa,
contándonos secretos inauditos
en un lenguaje casi incomprensible,
pues pocos son los místicos
que escuchan a los ríos,
si no es que son los locos los que escuchan
el canto de los pájaros, el canto de los árboles…

“No quiero desnudarme”

I

No quiero desnudarme
delate de ese espejo
que llena la alborada
con una imagen triste de otro tiempo,
con una imagen llena de tristeza,
con la melancolía de un recuerdo
que llena nuestra vista
de todo lo perdido,
de todo lo que el tiempo, con su risa,
trocó en el abandono más cruel y doloroso.

II

No debo desnudarme
delante de ese espejo
que muerde la memoria,
que hiere con dureza con los filos
potentes de su brusca dentellada,
consciente de los puertos que quedaron
dormidos en la noche,
dejados sin un faro
que cante nombres bellos del entonces,
los nombres de los barcos que quedan a lo lejos.

III

No puedo desnudarme
y hablar de cada muelle
dejado en los ayeres
que lloran su crepúsculo, su ocaso
bordado de dolores y de angustias,
después de mil galernas, de mil gritos
perdidos en el aire,
dejados en el aire
por el dolor del tiempo que los borra
en nombre de un progreso que esconde la mentira.

2019 © José Ramón Muñiz Álvarez
LA CARIDAD DEL COBRE EN NAVELGAS (ASTURIAS)

- Ana Dolores García
- Navelgas es una pequeña ciudad del Concejo de Tineo, perdida en las verdes y apacibles tierras de las estribaciones de la Sierra de Tineo. Todo el concejo es famoso por la calidad de su ganado vacuno y por sus chacineras, que cubren el consumo de chorizos, choscos, jamón y morcillas de buena parte de España.

Navelgas además tiene una particular historia heredada de sus tiempos romanos: la búsqueda del oro. Todavía hoy en día no son pocos quienes dedican horas al ahora deporte del bateo del oro y se adentran en las aguas del río Navelgas para tratar de conseguir en sus bateas alguna que otra pepita.

Pero para cualquier cubano que logre llegar a esta remota ciudad, lo que más le asombra es encontrar en la vieja iglesia románica de San Juan una imagen de la Patrona de Cuba, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Y claro que, si pasamos por la zona, no dejamos de hacer una visita a nuestra "Cachita".

De dos páginas locales en la Web copio su origen e historia:

«Los primeros emigrantes de Navelgas que fueron a probar suerte al otro lado del Atlántico en busca de su propio "oro" trajeron consigo la imagen de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, a la vuelta a su patria tras el desastre del 98.

Desde aquel tiempo y hasta la Guerra Civil española la figura de la Virgen de La Caridad descansó en la iglesia parroquial de San Juan de Navelgas.

Cuentan los más viejos del lugar que al poco de comenzar la sublevación militar del 36, por la que España quedó dividida en dos bandos, todas las imágenes religiosas veneradas por los habitantes de la comarca fueron quemadas en la hoguera. Entre ellas estaban San Nicolás, San Antonio, San Roque, San Juan (patrón de Navelgas) y también la propia Virgen de La Caridad.

Al finalizar la guerra todas las imágenes fueron repuestas salvo la Virgen de La Caridad. El pueblo no estaba dispuesto a resignarse a su pérdida y los más devotos decidieron hacer una colecta para comprar una nueva. Los tiempos eran muy difíciles y las ideologías dispares, por lo que la iniciativa no tuvo éxito.

Fue entonces cuando Faustino Rodríguez, recién llegado de Cuba, decidió donar otra imagen de la Virgen de La Caridad. Ésta fue traída desde La Habana y colocada en el mismo lugar que ocupó años atrás la anterior. Desde aquel día la "nueva" Virgen de La Caridad permanece en la iglesia de San Juan al lado del patrón y expectante al paso del tiempo en Navelgas». (http://deromeria. mforos. com).

«El culto a la Virgen de la Caridad se estableció en Navelgas hace siglos. Las investigaciones de la familia Pérez (Casa La Torre, Miño), han aclarado que ya en 1655 existía el culto a la Virgen de la Caridad en Navelgas, posiblemente uno de los primeros lugares en el mundo fuera de la isla.

Hay constancia documental en los archivos históricos asturianos de que la Virgen de la Caridad de Navelgas tenía "casa de novenas" y en los testamentos se mandaban "celebrar misas a La Caridad". Esta imagen tenía "mayordomo" para su capilla y, sobre todo, ya se celebraba "la gran fiesta de La Caridad"». (María G-Castejón, www. pueblos-espana. org)

A pesar de ser San Juan el patrono de Navelgas, la fiesta principal del pueblo es la de la Caridad. La imagen de nuestra Patrona se encuentra en un altar lateral de la iglesia. Su fiesta la celebran siempre el último domingo de agosto al modo acostumbrado en los pueblos de España: Misa solemne. Y, desde luego, bailes y verbenas durante todo el fin de semana.

VUELVO A PONER LA HISTORIA DE LA CARIDAD DE NAVELGAS CACHITA PARA NOSOTROS LOS CUBANOS ESPERO ESTAR ESTE AÑO PARA LAS FIESTAS DE LA PATRONA YA QUE EN CUBA NO PUEDO ESTAR ESPERO LES AGRADE POR SI LA DESCCONOCIAN
Dentro de unos días estaré ahí, adoro Asturias, pues yo soy de Euskadi y me encanta Asturias
Mis saludos fraternales a todos..... Sigo en mi busqueda de antepasados que vivieron en Villayon. Mi abuelo Jesus manuel Rodriguez Rodriguez nacio en la Villa de Villayon en 1897, el vino a cuba a los 23 y algo de años Hijo de Juan Rodriguez Labrador y Maria Rodriguez Vecinos de Oneta. Tengo entendido que mi abuelo tenis dos hermanos que se casaron, tuvieron hijos y nietos residiendo en la actualidad en oneta y zonas limitrofes alguien pudiera ayudarme? Se lo agradeceria infinitamente
Efectivamente, en Villayon, aparecen varias personas con el apellido Rodriguez. No puedo decirle si son de su familia o no. Si me envia su correo, le doy los datos y puede contactar con ellos y saber algo mas. Saludos.
Esto es en Arbon.
Hola, he encontrado el certificado de defuncion de mi bisabuelo y en el certificado aparece como Arsenio Suarez Braña, natural de Oviedo, fallecio con la edad de 65 años en el 1959 por lo que nacio entre los años 1893 y 1894, hijo de Jose y Laura, quisiera ver si me pueden ayudar en encontrar el certificado de nacimiento de mi bisabuelo en toda la provincia de Oviedo, estaria muy agradecida por la ayuda. En espera de su respuesta. Atentamente
Gissell Viamonte
Mis padres son los dos de El Vallín, mi abuela era Maria Encarnación Ardura Príncipe, así que supongo que será alguna descendiente,,, tal vez.
Buenos días, que yo sepa existe un Vallin en la montaña de Luarca y dos lugares en Castropol que también se llaman Vallin o Valin.
Saludos. Yo soy Francisco Rodriguez-Ema y vivo en Puerto Rico. Mi papá es Rafael Rodríguez-Ema, nació en 1914 en San Juan, Puerto Rico, hermano de Joaquin.
Siempre me han dicho que mi familia viene de Pola de Allande de una casa de una tal señora Ema.... pero no se.
Hóla, si existe la casa en Abaniella, pero no vive nadie de su familia. Saludos.
belarmino rodriguez feito
jose antonio rodriguez fernandez
jose rodriguez gonzalez
jorge rodriguez gurdiel
javier rodriguez lopez
hilda rodriguez lozano
manuel rodriguez mata
manuel rodriguez menendez
jose manuel rodriguez perez
felicidad rodriguez rodriguez
Saludos. Yo soy Francisco Rodriguez-Ema y vivo en Puerto Rico. Mi papá es Rafael Rodríguez-Ema, nació en 1914 en San Juan, Puerto Rico, hermano de Joaquin.
Siempre me han dicho que mi familia viene de Pola de Allande de una casa de una tal señora Ema.... pero no se.
es seguro que tu bisabuelo y el mío Juan Domingo Príncipe Jaquete fueran primos hermanos, yo he seguido la línea de los Príncipe y su padre era Hermenegildo Príncipe Principe y el padre de Hermenegildo fue Agustin Príncipe que se casó con Juana Principe. Como desconozco el nombre de los hijos e hijas que tuvieron no puedo establecer la línea directa con Manuel Parrondo Príncipe, pero si buscas el certificado de nacimiento de tu abuelo podremos conocer la línea que nos une. Un abrazo y si en algo ... (ver texto completo)
Mis padres son los dos de El Vallín, mi abuela era Maria Encarnación Ardura Príncipe, así que supongo que será alguna descendiente,,, tal vez.
hola alguien tiene referencia o datos de un caserio diaz, este fue arrendado en los años 1887,1903 y 1906 por juan diaz fernandez probablemente mi tatarabuelo de berducedo, esto esta mencionado en el libro la casa gomez de berducedo y el consejo de allende. cinco siglos de historia de manuel lopez y lopez este dato me lo acerco una amiga lectora, mi bisabuelo se llamaba rafael diaz fernandez. gracias