LASTRES (Asturias)

LASTRES: Hola, Secundino! Qué tal por Avilés? Yo dando guerra,...

Me estuvo dando vueltas por la cabeza, de donde vendría esa tírria que existe entre Colunga y Lastres, yo creia que era cosa de ahora, pero la cosa trae historia, mirando unos libros encuentro que, en cierta ocasión visitó el Obispo de Oviedo (Juan Manrique de Lara) Colunga, para Confirmar, se disputaban sus Iglesias para administrar el Sacramento.
Con este motivo, en los festejos organizados, se cantó:
Don Juan Manrique de Lara,
primo del Conde de Luna,
aunque rabien los de Lastres
ha de confirmar en Colunga.
Pero el Obispo, visitó Lastres, y los de Colunga no le perdonaron tal desaire, y a su regreso a Colunga, le saludan así:
Ilustrísimo señor
¿cómo le fué por el Puerto?
Estäbamos esperando
cuando tocaban a muerto.
De aquella enemistad es muestra este cantar, de los de Colunga:
Vale más una morena
de la Villa de Colunga
que una tripera de lastres
con toda su hermosura.
A lo que respondieron los de Lastres, con este otro:
Vale más un marinero
con los zapatos de lona,
que veinticinco aldeanos
con la montera picona.
Esto data de los años 1700/1800, pero la cosa, me parece que sigue igual.
Un saludo a la Capital, y tambien a la Parroquia, que siempre fué mas renombrada que aquella.

Hola, Secundino! No, ahora ya no hay eses rencilles entre Llastres y Colunga (bueno, siempre quedará alguien), eso era cuando mis padres eren jóvenes. Ahora, los llastrinos sobre quien vamos es sobre el alcalde y sus "adláteres", que diría el periodista J. Mª García, porque todo lo quieren para allá.- Sobre la historia que cuentes no se lo que habrá de mentira y cuantu de verdad pero, yo voy a contate algo que fue verídicu: Cuando los actuales Reyes eren Príncipes y vinieron de visita a Lastres, tuvo que ir la Guardia Civil a casa del alcalde a buscar a su Sra. porque se negaba a venir a Lastres a dar el ramu a la Dña. Sofía y a acompañalos en la visita al pueblu. Te juro que fue verdad!
Saludos!

Violeta, ¿Aún vives?

Hola, Secundino! Si, manín, sigo viva. A mí no hay quien me mate... aunque much@s lo desearíen.- Es que como sigues mandándome los sms a Colunga, pues no me doy cuenta.- Sobre lo que poníes en el anterior: si se puede envidiar la tristeza, la miseria y les enfermedades, entonces sí que me tienen envidia en el pueblu. Pero sería triste, no?.- Y lo de insinuáseme alguien (éso me pareció entender en tu comentario), no creo que se le ocurra a nadie. Físicamente no merezco la pena, pero es que emocionálmente no se lo permitiría a nadie. Yo sigo con mi marido, aunque no esté presente, y con él moriré.
Y hablando de esos amigos que teníes en Torrevieja... "nombraste la soga en la casa del ahorcau"!. Si la "señora" se llama Belén y el "señor" también fumaba puros, el es el peor tipejo que me puedes nombrar.- Fue el patrón (armador) de la embarcación en la que anduvo Jose Mari. Fueron amigos de pandilla desde jóvenes, hasta que se casaron. Y en les tres embarcaciones que tuvo, el "Pedrito", en todes tuvo a Jose Mari con él.- Pero cuando pasó lo que pasó, aunque no tienen obligación de hacelo, siempre que fallece un pescador siguen dando el quiñón (el sueldu del pescador) a la viuda hasta que ésta empieza a cobrar la pensión, y sobretodo habiendo criatures como nosotros teníamos. Pues bien, cuando tocó cobrar el sábado que J. Mari ya no estaba, al preguntar uno de los compañeros si había contau con él, pa danos el quiñón, ¿sábes que contestó esi malnacidu?, pues: "pa qué?, no vos preocupéis por ellos porque van a vivir bastante mejor que vosotros" (Ojalá J. Mari lo hubiera podíu ver, pa que se diera cuenta que tantu trabajar íben a pagailo como lo hicieron.) Éso dijo ese buen "señor".- A cualquier pescador que puedas conocer de Avilés, si preguntes por Jose Mari el de Lastres, el que llevó la vida mientres faenaben a la altura de Luarca, que íba en la embarcación del "Chanín" (así se conoce al "Pedrito" aqui), atrévome a asegurate que todos te dirán lo buena gente que era y lo trabajador. Todo dios lo quería y pa muestra fue los dos días que estuvimos en el Tanatorio y cómo estaba la iglesia y los alrededores el día que lu enterramos. (Hoy en día téngolu en casa porque lu incineré después de unos años.)
Después, encima, cuando J. Mari se encontró mal, con los síntomas tan claros de infarto que tenía, en vez de exigir que fuera el HELIMER a buscalu, salió una mísera zódiak con un médicu, estando como estaben a dos hores de tierra. Si va el helicóptero, hoy está presente con nosotros. No me lo quita nadie de la cabeza.
Y otra cosa más de esi indivíduo: cuando se íba a jubilar, decía que no quería ver más la mar, ni en almanaques. Pues bien, vienen en abril de Torrevieja y pasa el día enteru en la mar (tien una canoa) jorobando los calamares que podía pescar algún paisano del pueblu, de los boteros, los que viven de ello. Y la Sra. trabaja en tou lo que puede, hasta a pañar manzana va. Y en noviembre marchen otra vez hasta marzo-abril.- Ves que pequeñu ye el mundu?
Un saludo, Secundino!

Hoy volví a leer tu mensaje del día 16 pasado, es sobrecogedor, parece que lo tienes grabado a fuego, con rencor, con desprecio, con la humillante sensación de impotencia, pero al mismo tiempo veo que lo recuerdas con nostalgia y amor, despúes de todo, es muy gratificante verte acompañada y apoyada aquellos dias de tanto dolor, por todos aquellos que sin duda te aprecian, y los que te aman, como tus hijos.
Iba enviarte una foto, pero tu Email, viroco09@hotmail. com, no responde.
¿será otro?
Como siempre, un saludo.

Hola, Secundino! Qué tal por Avilés? Yo dando guerra, como de costumbre, pero bien.- Si, mi dirección de correo electró. es el que trae aquí, no se porqué no responderá.- Hasta hace dos días tuvimos el pueblo con el cartel de "no hay billetes", pero ahora ya sólo quedamos los de la nieve y los visitantes cotidianos y la verdad que da pena. Es que a mí me gusta ver gente por las calles, alegra mucho el pueblo. Pero bueno, como el tiempo vuela, en nada ya tendremos un nuevo verano a la puerta.- No me tengas por una persona resentida, Secundino, sólo me muestro asi cuando salen temas que me duelen, o los que en su día me hicieron daño. Me limito a vivir el día a día (nunca pienso en el mañana, me limito a vivir segundo a segundo), por y para mis hijos y éso ya es bastante. Ahora mismo llego del aeropuerto de buscar a la mayor que estuvo julio y agosto en el "Castell de Peralada" -Girona- haciendo prácticas para sus estudios de Hostelería, y me hizo pasar dos meses agobiada porque nunca antes habíamos estado tanto tiempo separadas. Ahora, todo lo que sea para su bien, lo doy por bien empleado.
Saludos, Secundino!
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Sin duda, eres una mujer misteriosa, anduve fisgueando el Listín de teléfonos de Colunga y solo encontré una persona con los apellidos Roza Covian, y no eres tú.
En realidad el verano Asturiano está caducando, eso en cuanto al turista, pero seguro que vamos a tener dias muy buenos y agradables,! ya verás ¡.
No se porqué, pero me alegra mucho que los esfuerzos que haces en favor de tus hijos lo veas reflejado en esa hija que pronto la verás triunfando en esta vida de de sorpresas y sobresaltos. La vocación es muy importante en esa difícil tarea.
Un saludo para tí, y mucha suerte para ella.