GIJON (Asturias)

Las olas rompen en el espigón