GIJON (Asturias)

Palacio de Revillagigedo
Foto enviada por Juan Antonio

Con la repetición se aprende. Los ojos sirven para ver, pero el cerebro para discernir y apreciar los matices.