CUDILLERO (Asturias)

CUDILLERO: CUANDO LA MAR SE ENFURECE...

CUANDO LA MAR SE ENFURECE

Las olas vienen bramando
entre nubarrones negros,
el paisaje está clamando
no dar paso a los infiernos.

Cuando la mar se enfurece
con sus brisas pendencieras,
es el miedo el que se crece
al no conocer barreras,

El Cantábrico enloquece
en las madrugadas serias,
al tiempo que me parece
que puede arrastrar miserias.

Olas gigantes terribles
que marcan las tempestades,
parecen inasumibles
pero son puras verdades.

Cudillero de refugio
entre laderas brillantes,
colores con artilugio
para gestos arrogantes.

Los marineros de siempre
llevan marcada su ruta,
y en su mirada se siente
el mar con su fuerza bruta.

Cudillero de pasiones
entre frases marineras,
sus olas dan sensaciones
de sentirse aventureras.

Estas olas y estos puertos
que saben mucho de amarras,
tienen miedo a ciertos muertos
donde la mar soltó garras.

Cudillero marca pausas
entre vaivenes erguidos,
el mar conoce sus causas
con sus marinos perdidos.
G X Cantalapiedra.